Una descripción completa de los cannabinoides

Publicado el:

Los cannabinoides en pocas palabras

A primera vista, la palabra ”cannabinoide“ es muy parecida a ”cannabis“. Y por una buena razón; la planta de cannabis está repleta de un tipo de cannabinoide llamado fitocannabinoides. Sin embargo, el término cannabinoide en realidad se refiere a una clase de sustancias químicas que actúan sobre los receptores cannabinoides. Aun así, los cannabinoides no son exclusivos del cannabis. Para liarlo más aún, hay does tipos distintos de cannabinoides, según el origen. El principio básico de los cannabinoides se puede resumir a continuación:

Los cannabinoides son compuestos químicos. Deben su nombre a la forma en que catalizan diversas respuestas biológicas de los receptores cannabinoides. Y aunque los cannabinoides están muy presentes en el cannabis, también se encuentran en otras plantas, los producen internamente animales y humanos, e incluso se pueden sintetizar en laboratorios.

Puede que te sorprendas al saber que los cannabinoides están presentes en mamíferos, aves, peces, reptiles y en los antropoides de toda la vida (es decir, nosotros, los humanos). Se estima que los receptores cannabinoides han existido en estas criaturas durante más de 500 millones de años, cuando la evolución permitió la transición de la vida en el océano a la tierra. Si los primeros animales que caminaban por la tierra evolucionaron para tener receptores cannabinoides, es muy probable que fueran vitales para su supervivencia. Al fin y al cabo, el Eón Fanerozoico (hace 530 millones de años) fue un período de tiempo basado en el espíritu de "la ley del más fuerte".

Existen tres categorías de cannabinoides

Las tres categorías de cannabinoides son endocannabinoides, fitocannabinoides y cannabinoides sintéticos. Los endocannabinoides se encuentran en animales y humanos, los fitocannabinoides en las plantas y los cannabinoides sintéticos se sintetizan artificialmente en un laboratorio.

Endocannabinoides

endocannabinoides

Los endocannabinoides son producidos por nuestro cuerpo y no fueron descubiertos hasta 1988. A pesar de su reciente descubrimiento, desde entonces se han identificado varios endocannabinoides. Los dos más destacados que conocemos son la anandamida (AEA) y el 2-araquidonoilglicerol (2-AG).

En esencia, la AEA provoca una respuesta biológica similar al fitocannabinoide THC y se libera durante actividades placenteras. El 2-AG es lo opuesto, comparte más similitudes en sus efectos sobre el cuerpo con el CBD, otro fitocannabinoide. Hay cinco endocannabinoides, con un sexto actualmente en investigación. Según vaya creciendo nuestra comprensión sobre los cannabinoides y sobre nuestro sistema endocannabinoide, conseguiremos entenderlo mejor, sin ninguna duda.

Fitocannabinoides

Fitocannabinoides

El cannabis es responsable de haber hecho famosos a los fitocannabinoides. Aunque esta especie es la que contiene la mayor concentración de estos compuestos químicos, hay otros cientos de plantas que también producen fitocannabinoides. Para ayudar a que la descomposición de los fitocannabinoides sea más fácil de entender, la siguiente imagen es una representación visual de cómo se forman. Cuando los cannabinoides se exponen al calor o la luz, su estructura molecular cambia con el tiempo.

Comenzando en la parte superior, tenemos ácido cannabigerólico o CBGA, la molécula principal de todos los demás cannabinoides. A medida que las plantas crecen, el CBGA se convierte en THCA, CBDA y CBCA. Incluso en su forma cruda, estos cannabinoides tienen el potencial de desencadenar una respuesta de los receptores cannabinoides. Sin embargo, solo una vez que han sido sometidos a calor, se elimina el grupo carboxilo extra y los cannabinoides se convierten en compuestos completamente activos. Se crea una nueva variación cannabinoide más concentrada.

En la siguiente categoría, tenemos THC, CBD, CBC y CBG. El THC y el CBD son los fitocannabinoides más conocidos debido a su abundancia y sus efectos sobre los receptores cannabinoides. En los seres humanos, el THC tiene efectos secundarios psicoactivos, mientras que el CBD no. La diferencia en las reacciones se debe a la afinidad de unión del THC con los receptores CB1, de los que el CBD es un claro antagonista.

Cannabinoides sintéticos

Cannabinoides

Los cannabinoides normales, incluso en dosis más grandes, pueden ser procesados por el cuerpo de forma natural sin efectos duraderos. Sin embargo, los cannabinoides sintéticos se han diseñado específicamente para actuar sobre el receptor CB1. Debido a su extrema concentración, los cannabinoides sintetizados en laboratorio son muy peligrosos. La lista de efectos secundarios es extensa y el impacto en el cuerpo es demasiado fuerte para que el organismo pueda controlarlo, sobre todo si se consumen con frecuencia.

Es importante tener en cuenta que, aunque todos los cannabinoides funcionan al desencadenar respuestas de nuestros receptores cannabinoides, los endocannabinoides y fitocannabinoides se han desarrollado de manera natural como parte de la evolución. Los cannabinoides sintéticos no lo han hecho y deben evitarse por completo.

Dependiendo del contexto, ”cannabinoide“ puede referirse a cualquiera de las tres categorías que hemos enumerado. Los cannabinoides no tienen que ser complicados o aburridos; han sido parte de la evolución de nuestro sistema endocannabinoide durante millones de años. Cuanto más investiguemos, más rico y emocionante será el mundo de los cannabinoides y sus receptores.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?