¿Qué son los endocannabinoides?
¿Qué son los endocannabinoides?

Los endocannabinoides son unas moléculas de señalización que produce el cuerpo para modular el sistema endocannabinoide (SEC). "Endo" deriva del griego antiguo ἔνδον (éndon) y significa "dentro"; mientras que "cannabinoide" hace referencia a las moléculas capaces de unirse a los receptores cannabinoides.

Los cannabinoides también se encuentran en otros lugares de la naturaleza. Los fitocannabinoides, como el THC y el CBD, son cannabinoides producidos por el cannabis y otras hierbas. Los fitocannabinoides tienen una estructura molecular similar a la de nuestros propios endocannabinoides, por lo que pueden unirse y/o influir en los receptores cannabinoides.

De momento, los investigadores han identificado dos endocannabinoides clave:

• Anandamida (AEA)
• 2-araquidonilglicerol (2-AG)

A través de su acción sobre los receptores cannabinoides, ambas moléculas influyen en factores como el estado de ánimo, el sueño, el apetito, la memoria y el aprendizaje. Sin embargo, cada uno de los endocannabinoides estimula el SEC en grados diferentes.

Las investigaciones han demostrado que la AEA es un agonista de baja eficacia del receptor CB1 y del receptor CB2. Esto significa que la molécula solo produce una respuesta parcial en estos receptores. Por otro lado, los estudios muestran que el 2-AG es un agonista completo de los receptores CB1 y CB2. Este endocannabinoide se une a ambos receptores con gran eficacia, aumentando la activación de estos.

Tanto la AEA como el 2-AG son mensajeros de señalización retrógrada. Estos endocannabinoides actúan de forma inversa a la mayoría de formas de transmisión del sistema nervioso (que viajan de una neurona presináptica a una postsináptica).

Los endocannabinoides se sintetizan en las neuronas postsinápticas, se liberan en la hendidura sináptica y se unen a sus sitios objetivo en la neurona presináptica. Esto les permite producir sus efectos, al inhibir la liberación de otros neurotransmisores.

Este mecanismo de acción de “retroceso” es la base del efecto homeostático de los endocannabinoides: su capacidad para ayudar al cuerpo a mantener el equilibrio fisiológico. Si la célula postsináptica detecta una fluctuación que no favorece la homeostasis – en forma de una barrera de ciertos neurotransmisores –, puede destinar endocannabinoides para inhibir una activación excesiva y reforzar la homeostasis.

Ambos cannabinoides actúan en receptores fuera del SEC. Por ejemplo, la AEA también se une a los receptores TRPV1, que intervienen en el dolor y la inflamación.

El 2-AG juega un rol importante en el cerebro, el hígado y los pulmones. En estas zonas, este endocannabinoide proporciona una fuente importante de ácido araquidónico, que se utiliza en la síntesis de prostaglandinas. Estas sustancias desempeñan un papel importante en la inflamación, el flujo sanguíneo y la coagulación de la sangre.

¿Qué son los endocannabinoides?

¿Cómo se producen los endocannabinoides?

La síntesis de endocannabinoides se produce – bajo demanda – en las membranas de las neuronas postsinápticas. Esto provoca que destaquen entre otros neurotransmisores, como la serotonina, que permanecen en vesículas sinápticas hasta que se necesitan.

Tanto la AEA como el 2-AG derivan de moléculas grasas. La AEA procede del precursor N-araquidonil-fosfatidiletanolamina, conocido simplemente como NAPE, mientras que el 2-AG proviene de fosfolípidos que contienen 2-araquidonil (PIP).

Una vez se unen a receptores compatibles, ambos endocannabinoides se descomponen rápidamente a través de enzimas específicas. La enzima del ácido graso amida hidrolasa (FAAH) degrada la AEA. Sin embargo, la enzima COX-2 (inductora de la inflamación) también puede degradar la AEA a través de la oxidación.

El rol del 2-AG finaliza mediante tres enzimas diferentes: MGL, αβ-hidrolasas y COX-2.

Conclusión

Los endocannabinoides desempeñan funciones vitales en el SEC y el cuerpo humano en general. Su capacidad para atravesar la hendidura sináptica les permite controlar la liberación de neurotransmisores y mantener la homeostasis. Estas moléculas están estrechamente implicadas en muchos procesos fisiológicos importantes, incluyendo el apetito, el estado de ánimo y el sueño. Las investigaciones continúan para esclarecer las amplias funciones de los endocannabinoides en la fisiología humana.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: