¿Es el CBD beneficioso para la adicción?

Publicado el:

EL CBD, EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE Y LA ADICCIÓN

El sistema endocannabinoide (SEC) fue descubierto hace apenas treinta años, por lo que los estudios sobre su funcionamiento aún están en sus inicios. Aunque está desapareciendo lentamente, la prohibición de la planta del cannabis ha puesto serios obstáculos a la investigación clínica. El cannabis es la única fuente de fitocannabinoides, por lo que la obtención de este material de estudio ha sido hasta ahora un proceso vetado y frustrante.

Los estudios clínicos sobre los efectos del CBD son más fáciles de llevar a cabo, ya que este compuesto también se puede obtener del cáñamo orgánico. El cáñamo tiene unos niveles de THC muy bajos, y se puede cultivar sin todos los problemas que rodean a la marihuana.

El sistema endocannabinoide es de gran interés para la ciencia médica. Se ha descubierto que es uno de los sistemas principales en el mantenimiento de la homeostasis. Se sabe que los receptores cannabinoides existen en varias zonas del cuerpo. El cerebro, el sistema nervioso, el sistema inmune y los músculos lisos del intestino, contienen receptores CB1 o CB2.

Los receptores CB1 se encuentran en el cerebro y el sistema nervioso en altas concentraciones. Se ha comprobado que el sistema endocannabinoide está implicado en la neurogénesis del hipocampo y la inducción de la depresión sináptica. Los receptores CB2 se encuentran en mayor abundancia en el sistema inmunológico y el intestino. Los endocannabinoides están involucrados en la respuesta inmunitaria, la respuesta al estrés, la regulación del apetito y la termorregulación.

Existen pruebas de que el CBD podría afectar positivamente a otros receptores. Los receptores de serotonina y proteínas G también se activan con el CBD. Son unos compuestos que causan sensación de bienestar. De forma parecida, se cree que también se producen otras interacciones positivas en zonas del cuerpo en las que no hay (que se sepa) receptores cannabinoides presentes.

EL CBD COMO TRATAMIENTO PARA LA ADICCIÓN

El conjunto de investigaciones sobre el CBD en relación con la adicción es muy limitado. Sin embargo, los resultados positivos obtenidos en los primeros estudios deberían impulsar otras investigaciones. Las pruebas procedentes de ensayos con roedores indican que el uso del CBD tiene beneficios para la lucha contra la adicción a numerosas sustancias.

TABACO

La nicotina es un estimulante psicoactivo y adictivo presente en el tabaco. Es aún más adictivo cuando se somete al proceso industrial con el que se crean los cigarrillos actuales. Unos ensayos aleatorios con voluntarios humanos demostraron una reducción del 40% en el consumo de tabaco por parte de sujetos que utilizaron un inhalador de CBD. Los sujetos que usaron un inhalador placebo no redujeron su consumo de cigarrillos durante el mismo período de tiempo.

Los mecanismos enzimáticos del cerebro que atenúan los síntomas de abstinencia de la nicotina se ven afectados por el SEC. Investigaciones tempranas indican que estos mecanismos dependen de los receptores CB1. El CBD facilita la producción de enzimas, unos agentes muy prometedores para el tratamiento de la adicción a la nicotina en los seres humanos.

OPIODIES

La adicción a los opioides se ha convertido en una enorme lacra en el mundo occidental, y ha alcanzado un punto crítico en muchos estados norteamericanos. Gran parte de Europa y Australia también se enfrenta a una epidemia similar. Muchas personas adictas a los analgésicos opiáceos a menudo recurren a la heroína y a otros opioides ilegales para alimentar su adicción.

En el complejo mundo de las ciencias biológicas, unos ensayos de laboratorio recientes con roedores muestran que los cannabinoides afectan a la forma en la que el organismo reacciona ante los opioides. En primer lugar, mitigan el efecto de los opioides sobre los receptores del cerebro.

En segundo lugar, hay una menor inclinación a la recaída después de la fase de abstinencia. La función motora no se ve afectada, y el comportamiento de búsqueda de opioides resulta inhibido hasta durante dos semanas. Los beneficios de varias de estas pruebas resultaron ampliados al combinarse con el THC.

THC

Hay muy poca literatura sobre los efectos del CBD sobre la dependencia al THC. Existen pruebas anecdóticas de que el CBD alivia la sensación de ansiedad producida por la abstinencia de la marihuana. También hay evidencias que indican que el CBD tiene efectos beneficiosos después de la fase de abstinencia, y que ayuda a prevenir las recaídas.

La marihuana rica en CBD puede modificar los efectos del THC. Muchos pacientes consumen cannabis rico en CBD por numerosas razones. Principalmente, por sus propiedades terapéuticas. Además, el CBD inhibe el "subidón" del THC, reduciendo las posibilidades de sentir ansiedad como efecto secundario.

ALCOHOL

El alcohol puede ser muy agradable, pero a largo plazo, se revela como una toxina que afecta de forma negativa a un gran número de funciones corporales. Los excesos alcohólicos y el alcoholismo crónico pueden tener repercusiones graves sobre el hipocampo y la corteza entorrinal en particular. Los problemas cognoscitivos y de comportamiento causados por el abuso del alcohol podrían contribuir a la tasa de recaída crónica de los alcohólicos.

Se ha demostrado que el CBD reduce el estrés oxidativo y la toxicidad del glutamato, y actúa como un neuroprotector. Estas cualidades neuroprotectoras inhiben la degradación del hipocampo y la corteza entorrinal durante borracheras de etanol en estudios con roedores. La modificación de la conducta es el primer paso para el tratamiento del alcoholismo.

En ensayos con humanos, se analizó el CBD para evaluar su efecto sobre la toxicidad del alcohol. Se proporcionó alcohol a los sujetos en pruebas doble ciego. Aunque la sensación de "estar borracho" continuó siendo la misma, se produjeron menos daños en el cerebro.

EN GENERAL

El CBD ejerce su efecto sobre varios sistemas del cuerpo. Afecta a diversos sistemas neuronales relacionados con los trastornos adictivos. Tiene propiedades antiinflamatorias y reduce el estrés oxidativo en todo el organismo. Hasta el momento, no se ha producido ningún efecto secundario negativo debido a la administración de CBD.

El cannabidiol (y en realidad, los cannabinoides en general) es un compuesto seguro para el ser humano y los animales. Es sumamente importante para aplicaciones terapéuticas. Se trata de un compuesto fácilmente accesible que afecta a uno de los principales sistemas que regulan el cuerpo humano.

La ciencia sigue investigando la naturaleza del sistema endocannabinoide. Parece que el CBD, y toda la familia de los cannabinoides, van a desempeñar un papel muy importante en el cuidado de la salud del ser humano en un futuro cercano.


Cibdol