¿El CBD coloca?

Te puedes colocar con el CBD

A medida que aumenta el interés general por el CBD, cada vez hay más personas que sienten curiosidad por saber si coloca. Al fin y al cabo, procede de la misma familia que el THC, un compuesto famoso por sus efectos psicotrópicos. Sigue leyendo para averiguar si existe el riesgo de colocarse con CBD.

¿Te puedes colocar con el CBD?

La respuesta breve es no, el CBD no coloca. No produce los efectos psicotrópicos (el "subidón" o "colocón") del THC, a pesar de pertenecer a la misma familia de compuestos. Esto es debido a una diferencia en la estructura química entre el CBD y el THC, que impide que el primero afecte al cuerpo de una forma desagradable.

Dado que el CBD no coloca, los aceites y otros productos de CBD tampoco deberían hacerlo. Aunque, si su proceso de fabricación no cumple con los estándares requeridos, existe la posibilidad de que estos productos contengan unas concentraciones demasiado altas de THC. Para garantizar una experiencia segura y agradable con el CBD, lo mejor es limitarse a una marca de confianza como Cibdol.

CBD vs THC

Ya sabemos que el CBD no coloca debido a su estructura química, pero ¿en qué se diferencia su interacción con el cuerpo de la del THC?

THC

Antes de nada, vamos a echar un vistazo al THC. También conocido como tetrahidrocannabinol, el THC está prohibido en gran parte del mundo. Lamentablemente, cuando se consume THC, se produce un subidón, que es un estado caracterizado por la euforia, aumento del apetito, capacidad de reacción deteriorada, percepción alterada, etc.

Y decimos "lamentablemente" porque, desde el punto de vista del bienestar cotidiano, estos efectos hacen que la rutina sea más difícil. El efecto del THC se deriva de su afinidad con los receptores CB1 de zonas del cerebro relacionadas con el estado de ánimo, la motivación y el apetito.

Los receptores CB funcionan según un principio parecido al de la llave y la cerradura. Cuando la estructura química de un compuesto (la llave) se ajusta a un receptor (la cerradura), se produce una interacción. Y, en el caso que nos ocupa, el THC es la llave que desbloquea los cambios en nuestra psique. Este principio se aplica a muchos cannabinoides, pero no a todos.

CBD

Aunque acabamos de afirmar que los cannabinoides responden a este principio de "llave y cerradura", el CBD es en cierto modo un compuesto atípico, ya que tiene una afinidad muy baja con los receptores CB1 y CB2. De hecho, la estructura química del CBD impide que se una por completo a cualquiera de estos receptores.

En su lugar, el CBD trabaja en segundo plano reforzando todo el sistema endocannabinoide, mediante la regulación de varios sistemas de señalización. El CBD no solo es incapaz de colocarte, sino que además puede impedir parcialmente que el THC se una a los receptores CB1. En definitiva, independientemente de cuánto CBD consumas, nunca producirá los efectos secundarios psicotrópicos del THC.

Sin embargo, esto no significa que el CBD carezca de efectos importantes. Es posible que este compuesto no sea psicotrópico de la misma forma que el THC, pero está clasificado como psicoactivo.

¿Es el CBD psicoactivo?

Antes de ver cómo nos hace sentir el CBD, debemos explicar la diferencia entre psicotrópico y psicoactivo, ya que estos dos términos se suelen confundir.

• Psicotrópico hace referencia a una sustancia o droga que altera el comportamiento, el estado de ánimo o los pensamientos.
• Psicoactivo describe sustancias que pueden cambiar la forma en la que funciona nuestro cerebro.

Curiosamente, decenas de alimentos que consumimos a diario son psicoactivos, como las guindillas, el chocolate, el café o el azúcar. Aunque estos productos no afectan de manera drástica a nuestra percepción del tiempo, ni retrasan nuestras reacciones, causan unas alteraciones psicológicas sutiles.

Estos cambios en nuestra forma de pensar o sentir los convierten en psicoactivos, y lo mismo ocurre con el CBD. No produce efectos secundarios no deseados como el THC, pero ayuda a modular procesos como el sueño, el estado de ánimo o el apetito.

¿Cómo nos hace sentir el CBD?

CBD vs THC

Hemos mencionado el efecto del CBD sobre el sueño, el estado de ánimo y el apetito, pero ¿qué significa esto en nuestra vida diaria?

En términos más sencillos, puede significar lo siguiente:

• Un estado de ánimo equilibrado
• Mayor facilidad para conciliar el sueño
• Un apetito saludable
• Unas articulaciones flexibles (cremas con CBD)
• Un sistema inmunológico fuerte
• ¡Y mucho más!

El efecto exacto del CBD variará de una persona a otra, por lo que es fundamental probar el compuesto por uno mismo para comprobar qué se siente. Incluso unas cuantas gotas de CBD son suficientes para influir en el sistema endocannabinoide, así que consume el cannabidiol a tu propio ritmo.

Conclusión: el CBD no coloca

Independientemente de la cantidad que consumas, el CBD por sí solo no produce un subidón, ya que químicamente es imposible. Pero eso no significa que este compuesto no influya en cómo pensamos y nos sentimos. Las propiedades psicoactivas del CBD indican que puede suavizar los altibajos de la vida moderna, ayudando al cuerpo a conservar ese estado de equilibrio tan importante.

Siempre que adquieras tus productos de CBD de un productor de confianza (y preferiblemente analizados por terceros), no tendrás que preocuparte de que el THC vaya a arruinar tu experiencia de bienestar a base de cannabinoides. Tómate tu tiempo, acostúmbrate a sus efectos, y deja que este cannabinoide natural potencie tu bienestar cuando más lo necesites.

¿Quieres saber más sobre la interacción entre los receptores CB y los distintos cannabinoides? Consulta nuestra Enciclopedia del CBD para obtener más información. O, si prefieres probar directamente productos de CBD de calidad, visita la tienda de Cibdol.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: