¿Cuánto CBD debes tomar?

¿Cuánto CBD debes tomar?

¿No sabes cuánto CBD tomar ni qué concentración elegir? No te preocupes, con todas las opciones disponibles, es normal hacerse un lio, y por eso precisamente hemos creado esta guía. Sigue leyendo para descubrir lo que hay que saber sobre la dosificación del CBD.

Dosificación del CBD: ¿Por dónde empezar?

Aunque es cierto que la cantidad de CBD que debes tomar depende de varios factores (que explicaremos en breve), hay dos principios fundamentales que deberás tener en cuenta para empezar.

Una marca de confianza

El primero es elegir una marca de CBD en la que puedas confiar. Es imprescindible saber qué estás tomando exactamente, y que la concentración anunciada coincida con lo que hay en el frasco. La elaboración de productos de CBD no es sencilla, por lo que deberás tener la seguridad de que tus aceites, cápsulas y suplementos de CBD no lleven aditivos ni sustancias químicas no deseadas.

Afortunadamente, todos los productos de Cibdol se someten a unos análisis muy rigurosos, y los resultados se publican en internet y están a disposición del público. Antes de probar el CBD, podrás leer un desglose detallado del contenido de cada lote de aceite de CBD, en el que se incluye la concentración exacta del propio cannabinoide.

Empieza con poco y ve despacio

Tanto si eres nuevo/a en el tema del CBD como si quieres probar diferentes productos, el segundo principio fundamental es "empezar con poco e ir despacio".

El potencial del CBD radica en su capacidad para trabajar en armonía con el cuerpo, favoreciendo un estado de equilibrio. En este caso, el equilibrio no se consigue atiborrando al organismo de CBD, independientemente de los beneficios que pueda proporcionar este compuesto. En su lugar, se trata de un enfoque parecido al de otros suplementos o vitaminas, con una filosofía de "menos es más".

Para beneficiarte realmente del CBD, tendrás que escuchar a tu cuerpo y adaptar la concentración y/o frecuencia en consecuencia.

¿Qué factores influyen en la dosificación del CBD?

Una vez cubiertos los principios básicos, es el momento de pasar a los factores que influyen en la cantidad de CBD que debes tomar. Ten en cuenta que estos factores son importantes pero no decisivos, así que tómatelos como directrices en lugar de normas.

Sexo

Aunque la investigación todavía se encuentra en las fases preliminares, los primeros resultados indican que existe una posible diferencia en cómo afecta el CBD a cada sexo. Se cree que las diferencias hormonales y conductuales entre hombres y mujeres contribuyen al efecto general del CBD.

El resumen general es que los cannabinoides podrían ejercer un efecto fisiológico más profundo en los hombres (consumo de alimentos y equilibrio energético), y afectar más a la conducta en las mujeres (tensión y trastornos del estado de ánimo). Estos hallazgos son preliminares, por lo que es esencial que descubras lo que funciona en tu caso y no descartes el CBD si no perteneces a las categorías mencionadas anteriormente.

Altura y peso

La forma más sencilla de explicar cómo influyen la altura y el peso en la dosificación del CBD es esta: cuanto más peses, más CBD tendrás que consumir para poder sentir su efecto.

El CBD funciona interactuando con una red de receptores (sistema endocannabinoide) que se extiende de la cabeza a los pies. Sin embargo, para poder interactuar, el compuesto deberá viajar primero a través del cuerpo. Se cree que la tasa y eficacia con la que el cuerpo absorbe y metaboliza el CBD difiere en individuos con más peso y personas más ligeras.

Además de esta directriz, hay que tener en cuenta los demás factores de nuestra lista, pero, en general, cuanto mayor sea tu altura o peso, más alta deberá ser la concentración o dosis.

Edad

Para que nuestro cuerpo pueda utilizar el CBD, o cualquier otro cannabinoide, primero necesita descomponerlo. Nuestro metabolismo desempeña un papel fundamental en este proceso, ayudando a separar el CBD en partes más pequeñas para que viajen con mayor facilidad a través del cuerpo.

Aunque nuestro metabolismo se puede ralentizar por muchos motivos, la edad es un factor clave. En lo que respecta al CBD, es posible que a mayor edad, tengas que esperar más tiempo para sentir sus efectos; así que asegúrate de darle a tu cuerpo el tiempo que necesite. En el extremo opuesto de la escala, cuanto más joven seas, más rápido será tu metabolismo, por lo que es posible que necesites consumir CBD con más frecuencia.

Experiencia con el CBD

El último factor esencial que hay que tener en cuenta a la hora de decidir cuánto CBD vas a tomar, es tu experiencia previa. Si nunca ha probado el CBD, te aconsejamos que empieces tomando una fórmula de baja concentración, una o dos veces al día.

Aunque los posibles efectos secundarios del CBD son muy leves, cada persona reacciona a este cannabinoide de una forma ligeramente distinta, por lo que es importante que valores cómo te sientes antes de lanzarte de cabeza a comprar un frasco de aceite de CBD de, por ejemplo, 3000mg o 4000mg.

Y lo mismo ocurre si ya llevas un tiempo tomando CBD. Empieza siempre con poco y ve aumentando la cantidad hasta llegar a la dosis deseada. Incluso algo tan sencillo como sustituir las cápsulas por un aislado en polvo, puede alterar considerablemente el efecto que tiene el CBD sobre tu bienestar; así que tómate tu tiempo.

Cómo elegir el producto de CBD adecuado

¿Cuánto CBD debes tomar?

Para elegir el producto de CBD más adecuado, no hay que fijarse tanto en cuál es el "mejor" como en qué producto se adapta mejor a tus necesidades. El aceite y las cápsulas de CBD contienen el mismo extracto de espectro completo, pero, con unos pocos cambios, los efectos de uno de estos productos pueden durar mucho más que los del otro.

Aceite de CBD

Los aceites de CBD vienen con diferentes concentraciones y distintos aceites portadores. Para muchas personas, la principal diferencia entre los aceites portadores es el sabor. El aceite de oliva es el que más se acerca al sabor auténtico del CBD, mientras que el aceite de semillas de cáñamo sabe mucho más a frutos secos, y el de semillas de comino negro está a medio camino entre los dos. Elegir el sabor que más te guste hará mucho más agradable tu camino hacia el bienestar.

Y en lo referente al efecto del aceite, dependerá de cómo lo consumas. El aceite de CBD que se toma por vía oral debe pasar por el aparato digestivo antes de poder circular por todo el cuerpo. Tendrás que esperar entre 30 y 60 minutos para sentir sus efectos, pero durarán mucho más tiempo.

Sin embargo, si pones el aceite de CBD bajo la lengua, sus efectos no solo serán más pronunciados, sino que también tendrán un comienzo más rápido. La contrapartida es que no duran tanto tiempo, por lo que deberás reflexionar sobre por qué quieres consumir aceite de CBD y si puedes tomar varias dosis a lo largo del día.

Cápsulas de gel con CBD

Las cápsulas de gel son lo que llamamos "el enfoque más simple": son fáciles de ingerir, se pueden consumir fuera de casa, y contienen dosis fijas de CBD. Mucha gente añade las cápsulas de CBD a su rutina diaria de suplementos para disfrutar de la máxima comodidad.

A pesar de la facilidad de consumo de las cápsulas de CBD, tardan un poco en surtir efecto. Al igual que el aceite de CBD que se toma por vía oral, las cápsulas deben atravesar el aparato digestivo antes de empezar a funcionar. Afortunadamente, los efectos de las cápsulas de CBD duran varias horas, por lo que es más fácil compaginarlas con el horario del trabajo o las actividades sociales.

CBD en polvo

El CBD en polvo (también conocido como CBD aislado o cristales de CBD) es una variedad de CBD altamente concentrada que es más adecuada para consumidores con experiencia. Los cristales de CBD se pueden añadir a alimentos o colocarse directamente bajo la lengua, pero la mayoría de los consumidores veteranos los suelen combinar con aceites caseros. No es la opción más práctica para el consumo diario, pero si estás intentando evitar el THC por completo, una fórmula con una concentración de CBD elevada es ideal.

¿Qué concentración de CBD es la mejor para ti?

Cuando hablamos de la potencia o concentración del CBD, nos referimos a los miligramos de CBD que contiene un producto determinado. Por ejemplo, nuestro aceite de CBD de 250mg (10ml) contiene 1,25mg por gota, mientras que el de 500mg contiene 2,5mg. A medida que aumentan los miligramos de CBD, también lo hace la potencia.

Una dosis diaria media de 3-4 gotas tres veces al día, equivale a unos 15mg de CBD (siempre basándonos en nuestro aceite de de CBD de 250mg). Para que te hagas una idea de las limitaciones, 160mg es la cantidad máxima diaria recomendada.

Esta tolerancia alta al CBD es la razón por la que recomendamos empezar con nuestro aceite de CBD de 500mg, ya que representa el término medio entre las concentraciones más fuertes y más suaves. Incluso con cuatro gotas tres veces al día, solo consumirás 30mg de CBD. Pero no subestimes este compuesto, ya que en algunos casos podría ser suficiente.

Es importante recalcar que las circunstancias de cada persona, y por lo tanto las dosis, pueden variar. Toma una dosis normal durante varios días para ver cómo te sientes, antes de aumentarla o reducirla en consecuencia.

Para ayudarte a calcular la cantidad (mg) de CBD que debes tomar, utiliza lo siguiente como guía:

Gotas

• Aceite de CBD de 250mg: 1,25mg de CBD por gota
• Aceite de CBD de 500mg: 2,5mg de CBD por gota
• Aceite de CBD de 1000mg: 5mg de CBD por gota

• Aceite de CBD de 1500mg: 7,5mg de CBD por gota
• Aceite de CBD de 2000mg: 10mg de CBD por gota

• Aceite de CBD de 2500mg: 12,5mg de CBD por gota
• Aceite de CBD de 3000mg: 15mg de CBD por gota
• Aceite de CBD de 4000mg: 20mg de CBD por gota

Cápsulas

• Cápsulas de CBD de 250mg: 4,1mg de CBD por cápsula
• Cápsulas de CBD de 500mg: 8,3mg de CBD por cápsula
• Cápsulas de CBD de 1000mg: 16,6mg de CBD por cápsula

• Cápsulas de CBD de 1500mg: 25mg de CBD por cápsula
• Cápsulas de CBD de 2000mg: 33,3mg de CBD por cápsula
• Cápsulas de CBD de 2500mg: 41,6mg de CBD por cápsula

• Cápsulas de CBD de 3000mg: 50mg de CBD por cápsula
• Cápsulas de CBD de 4000mg: 66,6mg de CBD por cápsula

¿Cuándo debes tomar CBD y con qué frecuencia?

Si es la primera vez que tomas CBD, es buena idea dividir en dos la dosis recomendada e ir aumentándola poco a poco durante varios días. Una vez que sepas cómo responde tu cuerpo, podrás seguir aumentándola o mantenerla.

Estas directrices también se pueden usar si ya tienes experiencia. Cada vez que quieras cambiar la concentración, el método de consumo o el producto, aumenta la dosis lentamente y haz un seguimiento de cuánto CBD estás tomando con la ayuda de las indicaciones anteriores.

Respecto a cuántas veces debes tomar CBD al día, dependerá del motivo por el que lo consumes y lo fácil que te resulta tomarlo. Si consumes CBD para favorecer tu bienestar general, te recomendamos dividir la dosis diaria ideal en tres partes. Este enfoque proporciona un aporte constante de CBD.

Sin embargo, es posible que en ciertas situaciones necesites el efecto del CBD de forma inmediata. En estos casos, pon unas gotas de aceite de CBD bajo la lengua a lo largo de todo el día según sea necesario.

Experimenta con la dosis y la frecuencia hasta que encuentres una rutina que no solo sea fácil de seguir, sino que también te proporcione el máximo beneficio.

Comparación de Cibdol con otras marcas de CBD

Cuando ya sabes qué dosis es la más adecuada para empezar, la siguiente duda más habitual es: "¿en qué se diferencian nuestras recomendaciones de las de otras marcas?".

Lo cierto es que es una pregunta casi imposible de responder. La cantidad ideal de CBD no solo varía según la persona, sino que además hay que tener en cuenta el método de extracción que utiliza la empresa, sus técnicas de producción, y la pureza del producto final. Todos estos aspectos influyen en el CBD y afectan de forma directa a la cantidad que se debe consumir.

Aunque no podemos responder por otras marcas, sí podemos destacar los factores que nosotros consideramos a la hora de producir nuestro aceite de CBD. Unos equipos de última generación, una extracción con CO₂ altamente especializada y un personal experto, garantizan una producción segura y sin problemas desde la semilla al envase. El resultado es una gama de productos que contienen CBD sin adulterar, analizados de forma independiente por laboratorios acreditados.

Cómo calcular la dosis diaria de CBD más adecuada

Hemos cubierto mucho terreno, y aunque la dosificación del CBD puede parecer un tema complejo, la principal premisa es: escucha a tu cuerpo.

Si tuviéramos que ofrecer otro consejo rápido, sería: prueba nuestra calculadora de CBD.

Nuestra calculadora de dosis de CBD proporciona una cantidad diaria recomendada a partir de parámetros como altura, peso, sexo y experiencia previa con el CBD. Además, también recomienda el producto que mejor coincida con la información proporcionada.

Aun así, tendrás que seguir ajustando tu experiencia de bienestar por tu cuenta, pero nuestras directrices ofrecen un buen punto de partida tanto si eres un consumidor de CBD novato, como intermedio o avanzado.

Si quieres echar primero un vistazo a todos los aceites, cápsulas, suplementos y cremas de CBD que ofrecemos, visita la tienda de Cibdol. O si todavía está intentando regular tu camino hacia el bienestar, en nuestra Enciclopedia del CBD encontrarás las respuestas a las preguntas más habituales

¿Qué producto necesito?
As Seen On: