¿Tiene el CBD beneficios para el TDAH?

Publicado el:

¿Alguna vez has tenido uno de esos días en los que todo parece un poco más difícil? Pierdes las llaves, luego la cartera. Estás de mal humor, inquieto y constantemente distraído en el trabajo o el colegio. Aunque son experiencias que muchos de nosotros compartimos, para las personas con TDAH, pueden ser una lucha diaria.

¿Podría el CBD ayudar con el TDAH? Hasta ahora, contamos con muy poca o ninguna investigación sobre el tema. Sin embargo, los estudios han analizado el potencial terapéutico del CBD para ciertos síntomas asociados con este trastorno. Los resultados son preliminares, pero sugieren vías prometedoras para investigaciones futuras. Adentrémonos en los detalles.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH significa Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. El Instituto Nacional de Salud Mental lo define como un "trastorno cerebral marcado por un patrón continuo de falta de atención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o el desarrollo".

Aunque se desconocen las causas exactas del TDAH, podría estar influenciado por una combinación de factores de riesgo genéticos y ambientales. A nivel estructural, las personas con TDAH pueden mostrar diferencias importantes en ciertas áreas del cerebro. Varios estudios también sugieren que la desregulación del neurotransmisor dopamina probablemente influye.

Hay tres tipos principales de TDAH: subtipo inatento, subtipo impulsivo o hiperactivo y subtipo combinado. Aunque son ligeramente diferentes, los tres pueden afectar la calidad de vida de forma negativa.

Síntomas del TDAH

El TDAH se caracteriza por múltiples problemas con el funcionamiento ejecutivo. Las personas con TDAH suelen tener problemas para concentrarse y luchan con la regulación emocional.

El TDAH de tipo desatento a veces se denomina TDA (trastorno por déficit de atención), ya que la hiperactividad no está presente. Esta variante es más común en mujeres y niñas. Los síntomas incluyen:

- Dificultad para concentrarse y facilidad para distraerse
- Lucha por mantener el orden
- Despiste
- Perder cosas con frecuencia
- Mala gestión del tiempo

El TDAH hiperactivo es más común en niños y hombres. Los síntomas incluyen:

- Inquietud y nerviosismo
- Mal control de los impulsos
- Hablar excesivamente e interrumpir a los demás
- Energía nerviosa
- Sensación de peligro reducida

Las personas con TDAH de tipo combinado muestran síntomas tanto de tipo desatento como hiperactivo.

El TDAH suele causar problemas en el colegio y el trabajo. El trastorno puede obstaculizar los objetivos profesionales y afectar de forma negativa las relaciones personales. Esto puede dar como resultado una autoestima baja y depresión. De hecho, el TDAH suele aparecer junto a otros trastornos. Entre las comorbilidades comunes se incluyen trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad, trastornos por consumo de sustancias y problemas de aprendizaje. Los efectos de algunas de estas enfermedades pueden empeorar los síntomas del TDAH, lo que lleva a un círculo vicioso y desmoralizador.

Diagnóstico y tratamiento

El TDAH se suele diagnosticar en la infancia y los síntomas pueden aparecer ya en edad preescolar. A pesar de ello, muchas personas no son diagnosticadas hasta la edad adulta. El diagnóstico tardío del TDAH es más común en el subtipo desatento, ya que la falta de hiperactividad puede hacer que los síntomas no sean tan evidentes.

El TDAH generalmente se trata con medicamentos estimulantes como el metilfenidato (Ritalin, Concerta) y las anfetaminas (Adderall, Dexedrine, Vyvanse). Muchas personas con TDAH indican un efecto paradójicamente calmante con los estimulantes. Sin embargo, el mecanismo de tratamiento exacto no está claro. Dado que aumentan la dopamina, los medicamentos estimulantes pueden abordar la desregulación dopaminérgica que se cree que está relacionada con el TDAH.

Por desgracia, estas sustancias son potencialmente adictivas. También pueden tener efectos secundarios adversos. Los pacientes pueden experimentar insomnio, tensión muscular y ansiedad, además de efectos secundarios poco frecuentes pero graves como la presión arterial alta.

Beneficios del CBD para el TDAH

Aunque no se ha realizado ninguna investigación primaria sobre el CBD y el TDAH, la investigación secundaria indica que el CBD podría ser útil para aliviar ciertos síntomas asociados con el trastorno. También podría ayudar a disminuir los efectos secundarios de la medicación estándar para el TDAH, como el insomnio.

Recuerda: debes hablar siempre con tu médico antes de comenzar un tratamiento nuevo o combinar CBD con otros medicamentos.

El papel del sistema endocannabinoide

Muchos adultos con TDAH se automedican con cannabis. Un estudio relacionado investigó los efectos resultantes sobre el rendimiento cognitivo y la regulación emocional. Los investigadores descubrieron que los adultos con TDAH "podrían representar un subgrupo de individuos que experimentan una reducción de los síntomas y no presentan deterioro cognitivo después del consumo de cannabinoides". Esto indica que las personas con TDAH podrían responder de manera diferente a los cannabinoides.

El estudio no fue concluyente y se centró en el cannabis de plantas enteras en lugar del CBD en concreto. Sin embargo, plantea preguntas sobre una posible relación entre el TDAH y el sistema endocannabinoide (SEC). Un segundo estudio, publicado en 2013, también tocó este tema. Respaldaba de forma indirecta un vínculo entre los receptores endocannabinoides y el control regulador asociado con el TDAH.

¿Qué es el sistema endocannabinoide? El SEC es un sistema regulador compuesto por receptores celulares y neurotransmisores conocidos como endocannabinoides. Se extiende por todo el cuerpo, incluido el cerebro, y se ha demostrado que modula muchos procesos biológicos. El CBD interactúa con el SEC a través de múltiples mecanismos. Si se confirma un vínculo entre el SEC y el TDAH, el CBD podría ser un área fructífera para la investigación de tratamientos naturales para el trastorno.

TDAH y ansiedad

Alrededor del 50% de los adultos y el 30% de los niños con TDAH también sufren de ansiedad. La ansiedad puede exacerbar ciertos síntomas del TDAH en sí, como la inquietud y la dificultad para concentrarse. Los problemas de atención y la impulsividad pueden hacer que la interacción social sea un desafío, lo que lleva al estrés y a una mala imagen de uno mismo. Las personas que padecen TDAH y trastornos sociales o de ansiedad generalizados pueden sentirse abrumados, acribillados por una tormenta perfecta de síntomas.

El CBD podría proporcionar un refugio contra la tormenta. Un estudio de 2015 descubrió que los sujetos con trastorno de ansiedad social (SAD) demuestran un aumento en la autoevaluación negativa cuando hablan en público. Sin embargo, este aumento se eliminó prácticamente al suministrar CBD.

Otro estudio mostró que el CBD fue seguro y efectivo para tratar la ansiedad de una niña de 10 años con trastorno de estrés postraumático. Dado que el TDAH suele aparecer a una edad temprana, es notable que este estudio presentase la administración pediátrica de CBD. De hecho, es uno de los únicos estudios que lo hacen. Si tienes un hijo con TDAH, asegúrate de consultar a un profesional médico antes de decidir que le vas a administrar CBD.

TDAH y falta de sueño

Muchas personas con TDAH luchan por dormir bien durante la noche. Un estudio descubrió que el 67% de los sujetos sufrían algún tipo de insomnio. Se desconoce la naturaleza exacta de este vínculo, pero existen muchos factores que podrían contribuir a las noches sin descanso.

Por un lado, el insomnio es un efecto secundario común de muchos medicamentos estimulantes. Las personas con TDAH también podrían tener problemas para calmar su mente por la noche. Dado que el insomnio exacerba los síntomas del TDAH, esto podría conducir a un círculo vicioso.

El CBD se muestra como promesa para ayudar a dormir. El mismo estudio que analizó la ansiedad en un paciente joven con TEPT también observó mejoras en la calidad del sueño. Esto está respaldado por la investigación adicional que establece un vínculo entre el CBD, la ansiedad y el sueño.

Paradójicamente, el CBD también podría combatir la somnolencia excesiva durante el día. Esto podría convertirlo en una opción interesante para las personas con TDAH que sufren trastornos del sueño y cansancio durante el día.

TDAH, impulsividad y trastorno por consumo de sustancias

Muchos adultos con TDAH son más susceptibles al trastorno por consumo de sustancias. Esto puede hacer que los profesionales sanitarios sean reacios a recetar medicamentos estimulantes que conlleven un riesgo de adicción. El trastorno por consumo de sustancias es una enfermedad de recaída constante. Se caracteriza por "susceptibilidad al estrés, ansiedad elevada y deterioro del control de los impulsos". En concreto, estos síntomas comparten elementos comunes con ciertos tipos de TDAH. Las dos enfermedades también han sido relacionadas con la dopamina.

Los estudios han demostrado que el CBD "modula en gran medida" el sistema mesolímbico de dopamina. El CBD también se ha mostrado prometedor como un tratamiento para la adicción, reduciendo la atracción a las drogas y la impulsividad en modelos animales. Aunque el vínculo con el TDAH todavía no se ha establecido concretamente, esto podría suponer un área interesante para investigaciones científicas futuras.

CBD y TDAH: vías para investigaciones futuras

El TDAH es un trastorno complicado que todavía no se comprende del todo. Los investigadores han estudiado una serie de posibles causas genéticas y ambientales, pero hay pocas conclusiones contundentes. La dopamina parece desempeñar un papel, pero sus mecanismos de influencia exactos no están claros y es probable que haya otros factores presentes.

Parte del problema es que el TDAH se presenta como un conjunto de síntomas diverso y a menudo variable, y muchos de estos síntomas imitan a otros trastornos. Se complica todavía más por el hecho de que el TDAH se presenta junto con depresión, ansiedad, trastorno por consumo de sustancias y otras enfermedades que se superponen en términos de presentación.

Por otro lado, el CBD cada vez es más popular como tratamiento en potencia para una gran variedad de enfermedades. Aunque la investigación que apoya su potencial terapéutico es en gran medida preliminar, es igualmente prometedora. La diversidad de los efectos del CBD probablemente se deba a su interacción con el sistema endocannabinoide, que parece desempeñar un papel regulador en muchas funciones biológicas diferentes.

El CBD y el TDAH parecen compartir un nivel de complejidad en lo que respecta a sus mecanismos de acción. Los posibles beneficios del CBD parecen superponerse con muchos síntomas del TDAH (y sus enfermedades comórbidas).

Aunque ningún estudio se ha centrado en el CBD como tratamiento para el TDAH, ambos están siendo cada vez más analizados por la comunidad científica. Esperamos realmente que surjan nuevos descubrimientos en el futuro. Si tienes problemas de ansiedad, insomnio, impulsividad u otros síntomas frustrantes asociados con el TDAH, habla con tu médico sobre la posibilidad de probar el aceite de CBD.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?