Marihuana contra el dolor y la inflamación de la artritis?

Publicado el:

La artritis crónica es la causa más frecuente de discapacidad. No existe cura farmacológica y el número de personas afectadas por esta enfermedad es cada vez más alto. Los estudios de laboratorio y la experiencia personal de pacientes confirman que el THC y el CBD reducen la inflamación y el dolor cuando se aplican como tratamiento para la artritis, aunque hacen falta más pruebas clínicas.

¿QUÉ ES LA ARTRITIS?

La artritis es el dolor, hinchazón y rigidez de las articulaciones. Esta enfermedad suele comenzar en la edad madura, que es cuando una de cada diez personas desarrolla alguna forma de artritis. Las formas más comunes son la osteoartritis, la artritis reumatoide, la gota, el lupus, la fibromialgia y la artritis séptica. El dolor es un síntoma común de todos los tipos de artritis, y sólo unos pocos medicamentos pueden reducir esta afección crónica. Muchos pacientes se vuelven adictos a los opiáceos, con lo que se exponen a una vida en pésimas condiciones e incluso a la muerte. En los estados de EE.UU. donde la marihuana es legal, mucha gente se somete a terapias con cannabis en vez de tomar analgésicos, o para reducir el consumo de opiáceos. En estos estados, las muertes por consumo de opiáceos se han reducido en un 25 por ciento en unos pocos años.

CBD Y THC EN ENSAYOS CIENTÍFICOS COMO TRATAMIENTO PARA LA ARTRITIS

El cannabis no es un tratamiento nuevo para la artritis. Desde la antigua medicina china a la farmacopea oficial occidental hasta el prohibicionismo de finales de los años 30, los extractos de marihuana eran suministrados por el chamán o las farmacias estadounidenses y europeas para tratar todo tipo de dolores.

Unas recientes investigaciones indican que el THC, el CBD y todo el fitocomplejo del cannabis tienen un efecto terapéutico en el tratamiento del dolor crónico y la inflamación. Las pruebas de laboratorio y algunas pruebas clínicas demuestran que la acción antiinflamatoria de los cannabinoides puede retardar el avance de la artritis.

Según este estudio del 2007, nuestros nervios están llenos de receptores cannabinoides, y los receptores CB1 periféricos podrían ser un importante objetivo en el control del dolor de la osteoartritis. El sistema receptor cannabinoide también es el objetivo del tratamiento del dolor de la artritis reumatoide y la osteoartritis, según este estudio del 2008. Unos años más tarde, en el 2014, este otro estudio analizó la relación del sistema endocannabinoide con la modulación del dolor causado por la osteoartritis. En la actualidad, se están llevando a cabo muchas más investigaciones, mientras que en el frente clínico, el medicamento Sativex con base de cannabis presenta un "importante efecto analgésico en el tratamiento del dolor ocasionado por la artritis reumatoide y causa una importante disminución de la actividad de la enfermedad".

EL CANNABIDIOL NO ES PSICOTRÓPICO

El CBD está en el radar de la ciencia debido a su eficacia como agente antiartrítico sin los efectos psicotrópicos del THC. Uno de los primeros estudios sobre la acción del CBD sugirió la ingesta oral de CBD como posible sustancia antiartrítica, mientras que una investigación más reciente concluye que un cannabinoide sintético derivado del CBD podría ser un potencial nuevo fármaco para la artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias.

Los preparados tópicos con CBD también se están analizando por su potencial terapéutico sin efectos secundarios. La acción de los preparados topicos con cannabis sobre la artritis reumatoide fue analizada en ***una investigación del 2016 que indicó que la aplicación tópica del CBD alivia el dolor y la inflamación de la artritis en ratas sin causar efectos secundarios adversos. El receptor CB2 de CBD también regula la sensibilización central y las respuestas del dolor asociado con la osteoartritis de la articulación de la rodilla, según **esta investigación del 2013. Hay que recordar que los resultados de los ensayos con animales no se deben traducir necesariamente en ensayos clínicos de éxito con humanos.

UNA INVESTIGACIÓN DEL 2016


ESTA INVESTIGACIÓN DEL 2013

EL CANNABIS AYUDA A LA ARTRITIS MIENTRAS SE BUSCA UNA CURA

Todas las pruebas nos dicen que la actividad moduladora del sistema inmunitario por el THC y el CBD podría ayudar en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide. Se sabe que estos dos cannabinoides tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas, y que reducen la ansiedad y la depresión que suelen estar asociadas con enfermedades graves. Al menos en el laboratorio, y en la experiencia de (muchos) pacientes, los derivados del cannabis alivian los síntomas de la artritis y los efectos adversos de los analgésicos.

Aparte de algún que otro avance reciente en la investigación clínica "oficial", la falta de datos estructurados sobre la eficacia del cannabis como tratamiento alternativo para la artritis, la osteoartritis y la artritis reumatoide, impide que el personal sanitario proporcione protocolos específicos de tratamiento. Al mismo tiempo, hay disponible una amplia gama de productos cannabinoide fiables diseñados para la salud humana que, más allá de las estadísticas, son efectivos. Dicho esto, los efectos de la fitoterapia sobre el dolor crónico, y las terapias de reducción del dolor en general, pueden variar enormemente dependiendo del trastorno específico del paciente.

Los comestibles, aceites y extractos de marihuana pueden ayudar a aliviar diferentes dolores de las articulaciones. Los bálsamos y los preparados tópicos con cannabis permiten al paciente centrarse en el área dolorida. Se dice que estos preparados proporcionan alivio de forma casi instantánea. Estos prometedores resultados están impulsando la investigación de nuevas terapias a base de cannabinoides, que se espera combatan la artritis. Hacen falta más pruebas y protocolos de tratamiento para ayudar a los pacientes a obtener lo mejor de lo que ya están experimentando con la automedicación a base de marihuana.


Cibdol