¿Se absorben los cannabinoides a través de la piel?

Los cannabinoides están acaparando mucho interés en el mundo de la ciencia. La planta de marihuana tiene decenas de estas moléculas, y muchas de ellas están dando unos resultados muy prometedores en estudios con animales y seres humanos.

Los cannabinoides suelen consumirse por vía oral, sublingual, o inhalarse con un vaporizador. Sin embargo, los cannabinoides como el CBD también se pueden encontrar en una gran variedad de productos cosméticos, como cremas, lociones y pomadas. Pero ¿cómo influyen en la piel? ¿Atraviesan esta barrera protectora, o solo ejercen sus efectos de manera superficial?

¿Atraviesan la piel los cannabinoides?

Tras aplicar sobre la piel un producto con cannabinoides, mucha gente cree que estas sustancias penetran en el flujo sanguíneo. Pero, ¿qué hay de cierto en esta suposición? En realidad, depende del caso. El CBD y otros cannabinoides se pueden aplicar sobre la piel de dos formas distintas: tópica y transdérmica.

Las aplicaciones tópicas hacen referencia a las cremas, las pomadas y otros productos diseñados para ser absorbidos por la epidermis, la capa más superficial de la piel. Estos productos ejercen su efecto sobre la propia piel, y no transportan los cannabinoides a los vasos sanguíneos de las capas interiores.

En contraposición, los productos transdérmicos suministran el CBD de forma que penetra a través de las barreras superiores de la piel y pasa al torrente sanguíneo. Estudios con animales han demostrado que el CBD administrado como gel transdérmico llega al torrente sanguíneo y aumenta el nivel plasmático de los cannabinoides.

Pero la aplicación transdérmica del CBD no es solo cuestión de masajear la piel con la crema. Se necesitan varios compuestos adyuvantes para obtener un gel hidroalcohólico que sea capaz de atravesar la epidermis. El THC también parece penetrar la piel a través de rutas lipofílicas, como se muestra en un artículo de 1998 que describe la aplicación transdérmica del delta-8-THC (una forma más estable del delta-9-THC), para mantener el suministro de este cannabinoide en el torrente sanguíneo durante un periodo de 24 horas.

Aunque los estudios sobre los cannabinoides transdérmicos son escasos, este método de administración podría servir como una forma de evitar el aparato digestivo y suministrar los cannabinoides directamente al torrente sanguíneo. Este método de administración se asemeja a la ruta de la ingesta sublingual. Existen numerosas patentes de aplicaciones transdérmicas de cannabinoides, y las empresas ofrecen productos con distintas proporciones de THC, CBD, CBN y THCA.

¿Cómo interactúan los cannabinoides con la piel?

Aunque la administración transdérmica consigue introducir los cannabinoides en el flujo sanguíneo, los productos tópicos ofrecen una ventaja. La piel, al igual que muchas otras zonas del cuerpo, tiene receptores cannabinoides. El sistema endocannabinoide (SEC) desempeña una función reguladora del organismo y ayuda a diversos sistemas biológicos a mantener la homeostasis. Y la piel no es ninguna excepción.

Un estudio publicado en la revista Trends in Pharmacological Sciences afirma que el sistema endocannabinoide de la piel desempeña un papel fundamental en varios procesos esenciales. Los cannabinoides externos tienen una estructura similar a la de los que produce el cuerpo, y también se unen a los mismos receptores.

Cannabinoides y problemas dermatológicos

Varios estudios han analizado los efectos de los cannabinoides sobre enfermedades dermatológicas comunes. Por ejemplo, una investigación publicada en el Journal of Dermatological Science analizó los efectos de esta familia de moléculas sobre la hiperproliferación de queratinocitos, que está asociada con una piel roja y escamosa.

Estos síntomas tan molestos aparecen cuando el sistema inmunitario ataca por error a las células sanas de la piel, un problema de regulación homeostática. Esto produce una rápida acumulación de células cutáneas en la superficie de la piel. El estudio comprobó que el THC, CBN, CBD y CBG inhiben la producción de queratinocitos y ayudan a restablecer el equilibrio de la piel. Dicho esto, se necesitan más estudios que confirmen estos hallazgos.

Los investigadores también analizaron cómo afectan los cannabinoides a la sobreproducción de sebo. Cuando esta sustancia aceitosa se acumula en los poros de la piel, puede dar lugar a la formación de bacterias que causan manchas rojas. Una investigación publicada en The Journal of Clinical Investigation estudió los efectos del CBD sobre los sebocitos humanos, unas células que producen exceso de sebo. Los investigadores descubrieron que los cannabinoides pueden ayudar a estas células a comportarse de forma normal, actuando sobre los receptores TRPV4 y A2A.

Conclusión: los cannabinoides y la piel

Aunque esta investigación se encuentra en sus etapas iniciales, está claro que los cannabinoides producen unos efectos interesantes sobre la piel. El descubrimiento del SEC en el órgano más grande plantea muchos interrogantes sobre la(s) función(es) de los cannabinoides en la investigación dermatológica.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: