¿Tiene el CBD propiedades neuroprotectoras?

Publicado el:

Aspectos fundamentales de las neuronas

Cuando estudiamos el funcionamiento interno del cuerpo humano, se abre ante nosotros todo un mundo de mecanismos sofisticados. A pesar de que a menudo damos por hecho la capacidad de movernos, pensar y sentir, nada de esto sería posible sin las neuronas. Una neurona se define como "una célula eléctricamente excitable que se comunica con otras células por medio de unas conexiones especializadas llamadas sinapsis". Las sinapsis pueden parecer complicadas, pero simplemente son unas estructuras que permiten que una célula nerviosa envíe una señal eléctrica o química a otra célula del mismo tipo.

Una "acción" puede ser tan sencilla como hacer clic en el enlace a este artículo. En una fracción de segundo, tu cuerpo habrá enviado y recibido miles de señales (gracias a las neuronas) para facilitar esa acción. Ahora, imagina que las neuronas sufren daños o empiezan a degradarse, y te será más fácil comprender cómo algo tan sencillo como usar el ratón de un ordenador puede transformarse en un reto, y en el peor de los casos, en algo imposible.

Lamentablemente, la inflamación y el estrés oxidativo pueden destruir o dañar gravemente las neuronas y su capacidad para procesar señales eléctricas. La enfermedad de Huntington, el Alzheimer y el Parkinson son tres ejemplos de un fallo en las neuronas que causa daños a la memoria, la función motora, etc. Estos trastornos, entre muchos otros, comparten un atributo común: son neurodegenerativos. No solo es fundamental proteger las neuronas, también lo es conseguir que el organismo desarrolle otras nuevas para sustituir a las que están dañadas.

ARTÍCULO RELACIONADO:

Funcionamiento del CBD

Podrías estar preguntándote qué papel desempeña el CBD en el desarrollo y la protección de nuevas neuronas, y no serías el único. Es un tema que sigue siendo objeto de un análisis minucioso por parte de los investigadores. Para empezar, podemos echar un vistazo al sistema endocannabinoide (SEC) y al efecto que tiene el CBD sobre su producción de endocannabinoides.

La interacción del CBD con el SEC difiere de la de otros cannabinoides principales. En lugar de unirse directamente a los receptores CB repartidos por todo el cuerpo, este compuesto prefiere un enfoque más indirecto. Pero eso no quiere decir que no afecte en absoluto a los receptores CB1 y CB2.

En su lugar, se cree que el CBD desempeña una función supervisora en el mantenimiento del SEC, garantizando que este sistema regulatorio funcione lo mejor posible (el estado ideal de la homeostasis). Un informe publicado en Transitional Psychology explica cómo el CBD promueve la producción de anandamida (AEA) bloqueando las enzimas inhibidoras. Endocannabinoides como la AEA son los que, según los científicos, podrían influir de forma directa en la señalización celular en trastornos como la enfermedad de Parkinson o el Alzheimer.

¿Qué más dice la ciencia sobre el CBD y la neuroprotección?

Ya hemos mencionado que uno de los principales mecanismos implicados en el fallo de las neuronas es el estrés oxidativo. El estrés oxidativo se produce cuando hay un desequilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes. En un estudio publicado en la revista Journal of Neurochemistry, los investigadores analizaron el efecto del CBD sobre el estrés oxidativo, reproduciendo este escenario con células cultivadas.

Los resultados fueron favorables, ya que el CBD demostró tener una "combinación de efectos neuroprotectores, antioxidantes y antiapoptóticos". Sin embargo, es importante señalar que si bien los estudios in vitro (fuera de un organismo vivo) son útiles para establecer las interacciones base, no pueden imitar la complejidad de los experimentos realizados con roedores ni los ensayos clínicos a gran escala.

Otro factor importante que contribuye a la neurodegeneración es la inflamación. Aunque un nivel bajo de inflamación es una parte necesaria de la respuesta inmunológica, la inflamación crónica daña a las células o las destruye por completo. El CBD ha demostrado tener la capacidad de reducir la acumulación de citocinas proinflamatorias - unos mensajeros que contribuyen de forma excesiva a la respuesta inflamatoria.

¿La conclusión final? Se necesita más investigación.

Ya sea por la influencia del CBD sobre los endocannabinoides o por su efecto sobre el estrés oxidativo y la inflamación, los científicos están de acuerdo en que el CBD tiene potencial neuroprotector. El reto, sin embargo, es precisar exactamente cómo tiene lugar esta influencia, y sus correspondientes aplicaciones. Por desgracia, con cada nueva posible interacción que se descubre, se crean más variables, y analizar y entender cada una de ellas requiere mucho tiempo.

La conclusión es que, independientemente de lo sugestivos que puedan ser los resultados, se necesitan muchos más estudios para poder llegar a un consenso claro. En algún lugar entre el CBD, el SEC, los receptores CB y los endocannabinoides, podría encontrarse la respuesta a multitud de dudas científicas.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?