¿Cómo se hace el aceite de CBD?

Publicado el:

El CBD está siendo noticia por su gran abanico de posibilidades, y al tratarse de una gran promesa está siendo respaldado por una serie de estudios científicos que cada vez son más abundantes. Aunque muchos artículos hablan sobre los usos y beneficios del aceite de CBD, la mayoría de las personas tienen dudas sobre una pregunta clave: ¿Cómo se produce el aceite de CBD?

Permítenos aclararte el proceso: desde el cultivo de las plantas, hasta la cosecha y la extracción. Incluso iremos más allá de lo básico, adoptando medidas adicionales que ayudan a conseguir que el aceite sea más puro y potente. Se trata de pasos que muchas empresas no incluyen, pero en Cibdol consideramos que son cruciales para obtener el producto de la mejor calidad. Prepárate, aquí tienes los principios básicos de la producción del aceite de CBD.

Cultivo y cosecha de cáñamo

Todo comienza con un cultivo adecuado del cáñamo. Las semillas de cáñamo industrial se seleccionan cuidadosamente por su abundancia natural de CBD y contenido reducido de THC. En Cibdol, realizamos pruebas al suelo antes de cultivarlo, para estar seguros de que no haya signos de contaminación. Después, se siembran las semillas y las plantas de cáñamo crecen durante 120 días.

Hacia el final del período de floración, las plantas se cosechan. Se cortan cerca de la raíz, se eliminan las semillas y las hojas, y el tallo se deja secar. Los tallos se empapan, para ablandar la fibra, en un proceso conocido como "retracción". Después viene la "decorticación", la fibra se separa del tallo manualmente para su posterior procesamiento. Ahora podemos pasar a la extracción del CBD.

Métodos de extracción de CBD

Existen tres métodos principales para extraer CBD: con un aceite de grado alimenticio (como el aceite de oliva), con disolventes líquidos o con extracción con CO₂ supercrítico. La extracción con disolvente líquido es el método industrial más común. Sin embargo, por razones de calidad y precisión, Cibdol utiliza el CO₂ supercrítico. Vamos a ver los pros y los contras de cada método.

Extracción con aceite

Utilizar aceites para extraer CBD es uno de los métodos más sencillos. Es popular entre los productores caseros. El proceso comienza con el uso de calor para descarboxilar la materia prima vegetal y activar así los cannabinoides, como el CBD. El siguiente paso es agregar aceite de oliva al cannabis, calentando la mezcla a 100°C durante 1-2 horas en total. Esto hace que el aceite de oliva se evapore, dejando un aceite de CBD altamente concentrado.

Pros

Este método es muy económico y seguro de ejecutar. Además, no requiere un equipo demasiado especial, por lo que es accesible para quien realiza extracciones caseras.

Contras

En relación con el esfuerzo que requiere, este método de extracción produce muy poco producto final. El aceite resultante es altamente perecedero: debe almacenarse en un lugar fresco y seco y utilizarse con relativa rapidez para que no se deteriore.

Extracción con disolvente líquido

La extracción con disolvente líquido suele realizarse con etanol, propano o butano. La materia vegetal se hierve con uno de estos disolventes para extraer los compuestos deseados (en este caso, el CBD). La solución se filtra y el disolvente restante se purga por calor/vacío, dejando un concentrado rico en CBD.

Pros

El equipo que se necesita para la extracción con disolvente líquido no es excesivamente complicado o especializado, y aun así produce un aceite altamente concentrado. También es un proceso bastante simple.

Contras

El aspecto negativo es que este método requiere más energía que el CO₂ o la extracción con aceite. Tampoco es tan preciso como el CO₂ a la hora de seleccionar qué compuestos se quieren extraer (como el CBD), lo que suele dar como resultado productos no tan conseguidos. Trabajar con disolventes potentes a temperaturas elevadas también puede ser peligroso y presentar riesgos en potencia para el medio ambiente.

Extracción con CO₂ supercrítico

Este es el método de extracción que usamos en Cibdol, ya que consideramos que produce el aceite de la mejor calidad. La extracción con CO₂ supercrítico también es un método popular fuera de la industria del cáñamo/CBD; se suele utilizar en los sectores de cosmética y farmacia.

A su presión y temperatura "críticas", el CO₂ adquiere un estado entre líquido y gas, que le permite exhibir los rasgos de ambos estados. La extracción con CO₂ supercrítico utiliza CO₂ como un "solvente verde" para extraer CBD. El CO₂ debe alcanzar la presión y temperatura óptimas para que pueda producirse la extracción. Esto requiere precisión y un conocimiento especializado, ya que cada compuesto se aísla a una temperatura diferente.

En los sistemas de extracción a nivel industrial, hay tres componentes: el recipiente de extracción, el acumulador y el separador. El recipiente de extracción se llena con cannabis molido y el acumulador bombea CO₂ líquido al recipiente. Esto crea una mezcla de CO₂ y cannabinoides. El separador luego coge la mezcla, elimina el CO₂ y aísla el extracto de CBD.

Pros

La extracción con CO₂ es un método seguro tanto para las personas como para el medio ambiente. No requiere ningún producto químico tóxico, y emplea un sistema de circuito cerrado con la posibilidad de reciclar el CO₂. Dado que la extracción con CO₂ funciona a temperaturas más bajas que los disolventes líquidos, conserva mejor el perfil de terpenos de la planta de cáñamo, lo que da como resultado un aceite más rico y beneficioso.

Contras

Este método es muy caro debido al equipo necesario. Dado que requiere conocimiento especializado, es esencial contar con un químico profesional y experimentado. Ambas cosas hacen que la extracción con CO₂ no sea apta para hacerlo de forma casera.

Vamos más allá

Los métodos de extracción anteriores pueden producir un aceite de CBD decente por sí mismos, y muchas compañías lo dejan así. Sin embargo, existen medidas adicionales que se pueden tomar para obtener un producto final realmente excelente. Aquí tienes algunos pasos adicionales importantes que Cibdol añade al proceso de producción. Es nuestra forma de ir más allá para producir el producto de la mejor calidad.

Descarboxilación del CBD

Cuando se trata del cannabis, la descarboxilación es el proceso de emplear calor para convertir los ácidos cannabinoides en cannabinoides activos. Cuando se aplica calor a temperaturas específicas y durante periodos de tiempo precisos, se elimina un grupo carboxilo de los ácidos cannabinoides. Se libera dióxido de carbono, y lo que queda es un cannabinoide activo. Por ejemplo, cuando el ácido cannabinoide CBDA se descarboxila, se convierte en CBD.

La descarboxilación del aceite de CBD a escala comercial es un proceso complejo que implica delicadeza y experiencia. Para hacerlo de forma segura, debe hacerse en un laboratorio, bajo la guía de expertos, utilizando equipos especialmente diseñados para ello. Dicho esto, si se realiza correctamente, la descarboxilación ayuda a garantizar que el aceite de CBD alcance la máxima potencia (para que puedas obtener el máximo beneficio).

Purificación

En Cibdol, purificamos nuestro aceite de CBD utilizando un sistema de filtración especializado. Este proceso elimina las grasas no deseadas, la clorofila y los productos químicos. El aceite de CBD no purificado o "crudo" es de color más oscuro. Puede tener una concentración inconsistente y un olor fuerte. El aceite purificado es de color más claro, tiene un aroma discreto y natural, una gran potencia y una consistencia pura y líquida.

Además de nuestro sistema de filtración, probamos nuestros aceites exhaustivamente para asegurarnos de que estén libres de contaminantes artificiales, aditivos o vida microbiana nociva. Además, las pruebas de terceros aseguran que nuestros productos son tan puros como garantizamos.

Enriquecido con terpenos

Los terpenos son compuestos aromáticos que se encuentran en el cannabis. Cada uno de ellos tiene propiedades únicas, algunas de las cuales muestran potencial terapéutico. Por ejemplo, hay estudios que han descubierto que el terpeno mirceno, que tiene un aroma terroso, puede aliviar el dolor, la inflamación y el estado de ánimo deprimido.

El proceso de extracción del CBD de la planta de cáñamo puede provocar cierta pérdida de terpenos. Por esta razón, Cibdol añade un paso de enriquecimiento de terpenos a nuestro modelo de producción de aceite de CBD. Retenemos la cantidad máxima de terpenos mediante el uso de un proceso de destilación de vapor patentado. Esto ayuda a preservar mayor cantidad de los beneficios holísticos que tiene la planta de cáñamo.

Aceite de CBD de calidad dorada

El aceite de CBD de Cibdol se elabora en laboratorios suizos, utilizando equipos de vanguardia, ingredientes crudos de primera calidad y los métodos científicos más recientes. Nos gusta ser transparentes en nuestro proceso y disfrutar educando a los consumidores sobre todos los aspectos del aceite de CBD. Desde el cultivo a la purificación, hasta llegar a tu puerta, estamos comprometidos con la calidad en cada una de las etapas. Esto incluye tomar medidas adicionales que llevan los estándares a un nivel superior.

Regístrate y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?