¿Es el CBD la clave para una vida sana y feliz?

Publicado el:

La presencia del cannabidiol (CBD) en el sector nutracéutico y de "vida saludable" ha ganado impulso en los últimos años. Los estudios clínicos preliminares y una amplia serie de investigaciones científicas alentadoras están corroborando varias pruebas anecdóticas. El cannabinoide no psicoactivo tiene una serie de virtudes para mejorar la salud de mente y cuerpo.

EL PODER DEL CBD

Si te consideras a ti mismo en forma y sano, ¿hay sitio en tu botiquín para el CBD? Lo habrá cuando empieces a ver los beneficios potenciales del consumo regular de CBD, como las ventajas para tu corazón, piel y bienestar mental.

Ninguna otra sustancia presenta el mismo número de beneficios, así que ¿es el CBD la clave para una vida sana y feliz? Para entender cómo cualquiera puede usar el CBD con un efecto positivo, empezaremos por una explicación de este cannabinoide y de nuestro sistema endocannabinoide.

CÓMO FUNCIONA EL CBD

El cannabinoide CBD es un compuesto que puede desencadenar respuestas en nuestro sistema endocannabinoide a través de los receptores CB1 y CB2 localizados en todo el cuerpo. Aunque el cáñamo es un organismo complejo formado por cientos de distintos compuestos, el hecho de proporcionar cannabinoides y propiedades que mejoran nuestra salud, ha llamado la atención de científicos, grupos de vida saludable y lo más importante, del público en general.

Presente en todos los mamíferos, el sistema endocannabinoide regula y controla cientos de procesos en todo el cuerpo. Los cannabinoides se unen a estos receptores o influyen en ellos, provocando una amplia variedad de respuestas.

Curiosamente, el CBD tiene una baja afinidad por los receptores CB1 y CB2, es decir, no se une a ellos de la misma forma que el THC al CB1, que son como una llave y una cerradura. Sin embargo, el CBD estimula el sistema endocannabinoide, provocando la liberación de 2-AG, un endocannabinoide natural producido por el cuerpo. El CBD detiene la actividad de la amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH), que a su vez ralentiza el deterioro de otro endocannabinoide esencial, la anandamida.

CBD Y SALUD

La influencia del CBD en el sistema endocannabinoide está muy extendida, afectando en última instancia a todo tipo de sistemas en el cuerpo.

METABOLISMO

La Organización Mundial de la Salud estima que en 2016 más de 1.900 millones de adultos mayores de 18 años tenían sobrepeso. Cerca de 650 millones serían clasificados como obesos. Estas estadísticas son alarmantes, y aunque la dieta y el ejercicio regular juegan un papel clave en el control del peso, cada persona es diferente y también lo es su metabolismo.

El metabolismo consiste en descomponer moléculas para obtener energía. Aquellos con un metabolismo alto pueden descomponer las moléculas de los alimentos a un ritmo más rápido que los que tienen un metabolismo lento. Es decir, que cualquier producto que ayude al metabolismo podría ser utilizado como una herramienta de pérdida de peso. Un estudio realizado por científicos coreanos descubrió que el CBD estimulaba las proteínas y genes responsables de la descomposición de la grasa. El CBD además mostró capacidad de ayudar en el "oscurecimiento" de las células grasas. Las células grasas blancas tienen vínculos con varias enfermedades potencialmente graves, mientras las células de grasa parda promueven la pérdida de peso mediante la quema de energía.

SALUD CARDÍACA

La importancia del corazón no necesita introducción alguna, y una de nuestras principales preocupaciones debe ser mantener este órgano en excelente forma. Afortunadamente, el CBD también puede ayudarnos a mantener nuestro corazón saludable. Nuestro sistema cardiovascular, una colección de venas y arterias que se dirigen hacia el corazón, necesitan vías limpias para que la sangre oxigenada se bombee a todo el cuerpo.

Una investigación de los usos del CBD como remedio terapéutico para el sistema cardiovascular por la School of Graduate Entry Medicine & Health descubrió que el CBD actuó directamente sobre las paredes aisladas de las arterias, reduciendo la tensión en los vasos sanguíneos. Las capacidades antiinflamatorias y antioxidantes del CBD también ayudaron a proteger contra el daño por reperfusión, que es el tejido dañado causado por la falta de oxígeno.

PIEL SALUDABLE

Nuestra piel es una barrera protectora contra infecciones, químicos nocivos y daño fisico. Por sí sola, la piel hace un excelente trabajo como armadura flexible multicapa. Sin embargo, si añadimos CBD, la capacidad defensiva de la piel puede verse mejorada. Enfermedades crónicas de la piel como psoriasis, eccema y acné empeoran con la inflamación.

El CBD está ganando terreno como antiinflamatorio, además de que reduce las molestias en zonas dañadas o en la piel irritada. Mientras se están llevando a cabo otros estudios para identificar el papel del CBD en la disminución de la acumulación bacterias (un factor clave en afecciones como el acné), queda claro que con una mayor comprensión de las propiedades antioxidantes del CBD, el excelente trabajo que nuestra piel ya realiza podría mejorarse todavía más.

LA FELICIDAD CON EL CBD

Todos los puntos anteriores tienen algo en común: benefician físicamente a nuestro cuerpo. Pero el bienestar mental también es importante. El estrés y la ansiedad pueden afectar de forma negativa en enfermedades como la presión arterial alta, diabetes y obesidad, además de en muchas otras. Cualquier reducción de nuestro nivel de estrés nos ayudará a tomar decisiones de forma más clara, racional y saludable.

Cuando un grupo de quince pacientes sanos de Inglaterra participaron en un estudio doble ciego aleatorio, los resultados fueron muy convincentes. Se utilizó CBD y un placebo, los pacientes a los que se les administró CBD experimentaron una tendencia hacia la disminución de la ansiedad. El CBD ayudó a suprimir la estimulación de varias respuestas químicas cuando los sujetos estaban procesando intensamente expresiones faciales de miedo. Los autores del estudio llegaron a la conclusión que la acción del CBD a nivel molecular no está clara, pero teorizaron sobre varias formas en las que la inclusión del cannabidiol podría reducir la sensación de ansiedad.

Por otro lado, al contribuir a una descomposición más lenta de la anandamida, hay razones para creer que el CBD también podría ser efectivo como una opción para mantener un buen estado de ánimo. Independientemente de si quieres tomar CBD desde un enfoque terapéutico para una enfermedad específica o como un medio para obtener un bienestar mayor, queda claro que los estudios preliminares muestran resultados sumamente alentadores.

Sin lugar a dudas, a medida que aumente la profundidad de la investigación, observaremos un número mayor de beneficios. El CBD no debe orientarse solo hacia el tratamiento de una enfermedad, tomarlo de forma diaria en sus diversas formas puede ayudar a reforzar la salud de mente y cuerpo.


Cibdol