4 formas diferentes de consumir aceite de CBD

Publicado el:

Se trata de una pregunta que nos hacen a menudo. Tomar aceite de CBD puede ser tan simple como poner la cantidad requerida bajo la lengua. Pero, para mucha gente, el intenso sabor amargo del aceite resulta demasiado penetrante.

Por suerte, existen muchas formas de ingerir aceite de CBD. En este artículo, vamos a explicar algunos métodos de consumo alternativos, como tomar nuestras cápsulas de gel, mezclarlo con diferentes lociones tópicas o usarlo para preparar alimentos y bebidas.

4 FORMAS DIFERENTES DE CONSUMIR CBD

1. CÁPSULAS DE GEL

Las cápsulas de gel contienen todo lo bueno de nuestro aceite de CBD en una cápsula sin sabor y fácil de tragar. Tienen la misma potencia de nuestros aceites de CBD dorados (4% o 10%) y pueden tomarse por vía oral, como cualquier otra cápsula.

Lo mejor de todo es que nuestras cápsulas están hechas con un gel insípido, siendo ideales para quienes no disfrutan el sabor amargo de los aceites de CBD normales. Cada una de nuestras cápsulas contiene 6.4mg de CBD puro, con lo cual también facilitan extremadamente la dosificación.

A diferencia del aceite corriente que se ingiere mediante gotas bajo la lengua, estas cápsulas se absorben a través del aparato digestivo. Por lo tanto, su absorción es ligeramente más lenta y tardan hasta 30 minutos en hacer efecto.

2. MEZCLAR ACEITE DE CBD CON CREMAS/LOCIONES CORRIENTES

El CBD es un potente antioxidante y antiinflamatorio, y puede ser excelente para la piel. No es mala idea mezclar un poco de aceite de CBD con tu crema corporal habitual. Para ello, simplemente añade tu dosis requerida de CBD (sugerimos unas 9-12 gotas diarias) a tu crema o loción. Mezcla bien y aplica sobre la piel.

Ten en cuenta que las cremas muy grasas dificultan que el CBD sea absorbido por la piel. Así pues, es recomendable hacer una prueba: coger únicamente un poco de crema, mezclarla con el aceite y aplicarla a una zona pequeña de la piel. La crema debería ser absorbida rápidamente por la piel y también debería mezclarse bien con el aceite.

Si este no es el caso, intenta mezclar el aceite con otra crema que tenga un menor contenido de grasa. O también puedes echar un vistazo a nuestro surtido de cremas con CBD, para empezar a nutrir tu piel con los beneficios del CBD cuanto antes.

3. MEZCLAR ACEITE DE CBD CON BATIDOS Y OTRAS BEBIDAS

Esta es una opción excelente para aquellas personas a quienes no les gusta el sabor del aceite de CBD y que además tienen dificultades para tragar cápsulas o pastillas. Cuando prepares batidos de yogur o fruta, batidos de proteínas, u otras bebidas, simplemente tienes que añadir unas gotas con la dosis necesaria.

Normalmente, las dosis de CBD solo son unas pocas gotas, así que no tendrás que preocuparte de que el aceite altere el sabor de la bebida lo más mínimo. Recomendamos enormemente los batidos con CBD para gente ocupada, que siempre está de aquí para allá. Y si no tienes tiempo de preparar las bebidas en casa, siempre puedes comprar un batido y añadir unas gotas. ¡Más fácil imposible!

4. HAZ TUS PROPIOS COMESTIBLES CON CBD

Los comestibles son otra gran forma de enmascarar el sabor del aceite de CBD. Este aceite es extremadamente versátil y puede añadirse a todos tus platos favoritos. Lo único que tienes que hacer es calentar brevemente el aceite con un poco de grasa comestible, como mantequilla o aceite (puedes usar de coco, oliva o girasol).

A continuación, tienes una sencilla receta para hacer brownies con CBD en casa. Esto es lo que necesitas:

225g chocolate de buena calidad
¾ taza (170g) de mantequilla
1¼ tazas (280g) de azúcar
2 huevos
2 cucharaditas de vainilla
¾ taza (90g) de harina
¼ taza (30g) de cacao en polvo
1 cucharadita de sal
Aceite de CBD

Método:

1. Calienta el horno a 180ºC.

2. Trocea el chocolate y derrítelo.

3. En un bol, mezcla la dosis requerida de CBD (sugerimos unos 10ml) con la mantequilla y derrite poco a poco. A continuación, combina la mantequilla derretida con el azúcar, y después incorpora los huevos y la vainilla, batiendo la mezcla hasta que quede ligera y esponjosa.

4. Añade el chocolate, removiendo todo bien. Asegúrate que el chocolate no esté demasiado caliente, o hará que se cocinen los huevos de la mezcla y queden revueltos.

5. En otro recipiente, tamiza la harina, el cacao y la sal.

6. Incorpora estos ingredientes secos a la mezcla, usando una espátula. Pero no los mezcles demasiado.

7. Cocina en el horno durante unos 20-25 minutos.

Si no te apasiona el dulce, también puedes añadir el CBD a platos salados. Simplemente tienes que añadir la dosis recomendada al aceite o grasa que prefieras, y utilizarlo para cocinar como harías normalmente.

Ten en cuenta que cocinar con CBD tiene algunos inconvenientes. El primero es que es difícil controlar la dosis. El segundo es que el CBD tiene que pasar por el tracto digestivo, por lo que puede tardar cierto tiempo en hacer efecto.

Pero, a pesar de esto, cocinar con CBD es una forma excelente de encubrir el sabor amargo del aceite, y es una manera divertida de poder disfrutar los beneficios de este cannabinoide en tu dieta habitual.


Cibdol