la deficiencia endocannabinoid

¿Qué es la deficiencia endocannabinoide clínica (CECD)?

El sistema endocannabinoide controla varios sistemas biológicos vitales de nuestro organismo. Su principal función es ayudar a restablecer el equilibrio del cuerpo y mantenerlo en condiciones óptimas. Algunos investigadores creen que un sistema endocannabinoide defectuoso podría ser la causa subyacente de trastornos de la salud como las migrañas, la fibromialgia o el síndrome del intestino irritable. Aunque este concepto no está aceptado de forma unánime por los organismos médicos, cada vez hay más investigaciones que respaldan la teoría.

La deficiencia endocannabinoide comienza en el sistema endocannabinoide

Antes de analizar los estudios sobre la deficiencia endocannabinoide clínica (CECD), conviene repasar la función del sistema endocannabinoide y sus principales partes. En los sistemas inmunológico y nervioso central de nuestro cuerpo, los órganos principales y ciertas zonas del cerebro, existen unos receptores que se dividen en dos categorías: CB1 y CB2. Su función es actuar como puntos de acceso para que los cannabinoides (tanto internos como externos) interactúen con el sistema endocannabinoide. Esto permite que el sistema endocannabinoide ayude al cuerpo a mantener la homeostasis por medio de una serie de reacciones químicas. Aquí podrás leer más sobre la **función del sistema endocannabinoide.

La deficiencia endocannabinoide se basa en la creencia de que las enfermedades ocurren como resultado de problemas con el sistema endocannabinoide. Esto podría deberse a una escasez de producción de endocannabinoides en el cuerpo, o a la ausencia o anomalías de sus receptores. Cuando el cuerpo no es capaz de mantener el equilibrio de sus sistemas fisiológicos, se producen enfermedades. En los casos estudiados hasta ahora, estas enfermedades suelen estar vinculadas al sistema inmunológico.

¿Qué investigaciones respaldan la teoría de la "deficiencia endocannabinoide"?

El Dr. Ethan Russo fue el primer investigador que planteó el concepto de la deficiencia endocannabinoide. En un estudio publicado en 2004, el Dr. Russo opina que la deficiencia de cannabinoides podría ser la causa subyacente de varios trastornos.

• Migraña

La migraña es una enfermedad muy compleja que implica una señalización entre diferentes zonas del cerebro y varios neuroquímicos. La causa exacta de la migraña aún no se entiende por completo, aunque la predisposición genética está considerada como un factor decisivo para su desarrollo. El estudio del Dr. Russo comprobó que la AEA (anandamida) está involucrada en la producción de serotonina y la modulación del dolor. Se cree que unos niveles altos de serotonina contribuyen a la aparición de las migrañas, que podrían contrarrestarse con una concentración mayor de AEA. Según esta hipótesis, una deficiencia en la producción de anandamida podría contribuir a las migrañas debido a la falta de regulación de la serotonina.

• Fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno crónico de larga duración que produce un dolor constante a quien la padece. En la actualidad, no existe cura para esta enfermedad, y de momento, la medicina tradicional solo ha sido capaz de aliviar los síntomas. La investigación del Dr. Russo indica que "el sistema endocannabinoide regula los umbrales nociceptivos". Los nociceptores son los responsables de detectar el dolor y de transmitir la señal al cerebro para que sea procesada.

El estudio añade que la ausencia de dicha regulación podría contribuir a las enfermedades que producen dolor crónico. Al igual que en el caso de las migrañas, se cree que la serotonina tiene una implicación importante en la fibromialgia, al igual que varios cannabinoides. Según los resultados del estudio, "los cannabinoides tienen la capacidad de bloquear los mecanismos espinal, periférico y gastrointestinal que promueven la aparición del dolor".

• Síndrome del intestino irritable

El SII, o síndrome del intestino irritable, es la última afección que, según los análisis del Dr. Russo, podría verse afectada por la deficiencia endocannabinoide. Se cree que la implicación de los cannabinoides en el desarrollo del SII es similar a la de la migraña y la fibromialgia. La serotonina parece desempeñar un papel importante, ya que los enfermos con SII presentan un nivel alto de serotonina en sangre. Sin embargo, esto no ocurre con todas las formas del SII.

Los tres trastornos parecen responder a la hipótesis de que la serotonina influye en su aparición. Por lo tanto, mediante el control o la manipulación de los niveles de serotonina, se podrían desarrollar tratamientos. Los cannabinoides serían una parte esencial de estos tratamientos debido a la influencia que tienen sobre ciertos endocannabinoides decisivos como la anandamida.

El Dr. Russo concluye que "la deficiencia endocannabinoide clínica podría ser tratada de forma adecuada con medicamentos cannabinoides". La investigación también deja claro que se necesitan más estudios para entender mejor el concepto de deficiencia endocannabinoide.

cannabinoides

¿Cómo podría ayudar el CBD a combatir la deficiencia endocannabinoide?

Aunque la teoría de la deficiencia endocannabinoide está basada en estudios científicos, ninguno de ellos destaca cómo se podría tratar (si se demostrara que es posible). El papel exacto que desempeñan los cannabinoides aún no se ha determinado. Según la investigación actual, podemos formular algunas hipótesis en torno a la idea de que la producción de anandamida es fundamental para combatir enfermedades relacionadas con la CECD.

En el caso del CBD, se ha demostrado que inhibe la enzima FAAH. La amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH) ayuda a la descomposición de la anandamida, y es parte de la razón por la que la AEA no permanece en el cuerpo durante mucho tiempo. Si se identificaran sus mecanismos o desencadenantes, es muy posible que el CBD pudiera ayudar al tratamiento de las enfermedades mencionadas más arriba. El CBD también afecta de forma directa a determinados receptores de serotonina (5-HT1A) situados en el cerebro.

En caso de demostrarse esto, las implicaciones serían muy importantes, pero se necesitan más investigaciones

Aunque el concepto de deficiencia endocannabinoide fue planteado por primera vez en 2004, no hay suficientes estudios sobre el tema. Las características de cada trastorno parecen indicar la existencia de un vínculo entre las migrañas, la fibromialgia y el síndrome del intestino irritable. La evidencia del Dr. Russo señala una complicación con ciertos sistemas neurotransmisores relacionados con el sistema endocannabinoide. Desde el examen inicial, la teoría se ha ampliado para incluir el Alzheimer y el Parkinson como otras dos enfermedades posiblemente asociadas con la CECD.

Si se prueba la existencia de la CECD, los investigadores podrían desarrollaran terapias dirigidas, en lugar de ceñirse a la información proporcionada por varios estudios preclínicos. Si bien puede haber un patrón emergente, confiar en análisis individuales presenta varios problemas. Cada estudio tiene sus propias variables, lo que hace que la identificación de unos resultados concluyentes sea sumamente difícil. La complejidad del sistema endocannabinoide, y los cientos de cannabinoides que existen, convierten la investigación de la CECD en una tarea problemática que requiere de un enfoque a gran escala. Para los millones de personas que padecen enfermedades crónicas, como la fibromialgia o el SII, un posible tratamiento a base de cannabinoides podría ser parte de la solución. Pero, de momento, tendremos que esperar a tener resultados más definitivos.

¿Qué producto necesito?