Published:

Updated:

Author: Luke Sholl

¿Cómo absorbe tu cuerpo el CBD?

Biodisponibilidad

En pocas palabras, la biodisponibilidad indica la cantidad y la velocidad con la que un ingrediente activo alcanza su zona de destino en el cuerpo. En este caso, el ingrediente activo es el cannabidiol (CBD), y la zona de destino es el torrente sanguíneo. Para obtener una biodisponibilidad del 100%, el método más directo sería una dosis intravenosa de CBD.

Sin embargo, la administración intravenosa de CBD no es posible (salvo en casos muy concretos), ni aconsejable, ni realista. En lugar de ello, podemos echar un vistazo a la biodisponibilidad aproximada de otros métodos de consumo más convencionales.

Quizá la explicación más sencilla de la biodisponibilidad sea imaginar tu trayecto diario al trabajo. La mayoría de gente intenta coger la ruta más directa; no solo es la opción más rápida, sino que significa que podrás llegar al trabajo sintiéndote renovado y listo para la acción. Una dosis intravenosa de CBD podría considerarse como la ruta más rápida para ir al trabajo; sin desvíos, ni tráfico, simplemente un recorrido directo.

Pero con cada semáforo, obras viales o desvíos que aparecen por el camino, tu trayecto se hace cada vez más largo. Y, con cada retraso, vas perdiendo el entusiasmo que tenías al levantarte por la mañana. Pues bien, el mismo principio se aplica a la biodisponibilidad.

Biodisponibilidad del CBD

Cada obstáculo que aparece en el camino (enzimas digestivas, ácido estomacal, tasa de metabolismo) afecta a la proporción, y por tanto a la medida, en que el CBD llega a nuestro torrente sanguíneo. Al consumir una dosis grande de cannabidiol, esta se va reduciendo lentamente a medida que viaja por el cuerpo, ¡al igual que tu entusiasmo por el trabajo mientras estás en un atasco de tráfico!

El caso es que, por ejemplo, aunque una gota de aceite de CBD podría contener 2mg de cannabidiol, solamente una pequeña cantidad de esa dosis llegará a la sangre. Por tanto, la intensidad y la eficacia del aceite de CBD dependen en gran medida de la biodisponibilidad. Pero no pienses que los siguientes métodos de consumo son una pérdida de tiempo. Al contrario, incluso una pequeña cantidad de CBD, con una menor biodisponibilidad, puede suponer una diferencia considerable en el bienestar.

Métodos de consumo de CBD y su biodisponibilidad

Hoy en día, el CBD está disponible en forma de productos tópicos, cápsulas, tinturas, comestibles, líquidos para vapear, supositorios y aerosoles nasales. Tanta diversidad de productos significa que hay varias formas de consumir CBD, y cada una tiene ventajas únicas. Pero, además de estas ventajas, cada método de consumo tiene su propia tasa de biodisponibilidad.

Oral

El consumo oral de CBD es la opción más popular. Sin embargo, una vez ingerido, el compuesto tiene que pasar por varios procesos biológicos antes de llegar a la sangre. El aparato digestivo y sus enzimas harán todo lo posible para diluir la dosis de CBD ingerida.

Debido a una serie de variables, es prácticamente imposible determinar con exactitud la biodisponibilidad del consumo por vía oral, pero los científicos consideran que se sitúa alrededor de un 4-20%. Por tanto, no es una mala forma de consumir CBD, pero hay otros métodos que ofrecen mayor biodisponibilidad.

Sublingual

Aunque sea un proceso muy similar al consumo oral de CBD, la administración sublingual aprovecha los capilares situados bajo la lengua para acceder más rápidamente al torrente sanguíneo. Al poner unas gotas de aceite de CBD debajo de la lengua y retenerlas ahí durante aproximadamente un minuto, el consumo sublingual ofrece una mayor biodisponibilidad del CBD que la vía oral, aunque la tasa exacta aún se está estudiando.

Según testimonios anecdóticos, la dosificación sublingual de CBD es una forma sencilla y eficaz para sentir su efecto más rápidamente. Al no tener que lidiar con el hígado y el aparato digestivo, el CBD llega antes a la sangre.

Productos tópicos

Entre los cuatro métodos de consumo mencionados en este artículo, las cremas/lociones de CBD tienen la biodisponibilidad más baja (5-10%). Pero esto no significa que no valgan la pena. Lo bueno de los productos tópicos de CBD es que, al aplicarse directamente sobre la piel, el cannabidiol puede ofrecer efectos beneficiosos a nivel celular. Aunque en este caso el CBD no circule por el cuerpo ni llegue al torrente sanguíneo, puede resultar muy eficaz a nivel local (en las zonas donde se aplica).

Vaporizaciones

Con vaporizaciones, nos referimos a inhalar el vapor de los líquidos para vapear, que se calientan para obtener una dosis instantánea de CBD. Vapear CBD ofrece una gran biodisponibilidad de este compuesto: con una tasa del 50-80% aproximadamente, es lo más parecido a una dosis intravenosa. La inhalación de vapor no es adecuada para todo el mundo, ya que el grado de beneficios dependerá de tus necesidades específicas de bienestar. Dicho esto, si quieres una dosis potente de CBD, vapear es uno de los métodos de consumo más eficaces.

Cómo aumentar la biodisponibilidad del CBD

Liposomas

Cambiar el método de consumo no es lo único que puede alterar la biodisponibilidad. Al modificar la fórmula de un producto determinado, o tomar el CBD junto a una comida, es posible mejorar la tasa de absorción.

Liposomas

Un gran ejemplo de esta mejora se produce gracias a los liposomas, unas vesículas de grado farmacéutico que ayudan a aumentar la cantidad de un ingrediente activo que llega a la sangre. Estas burbujas protectoras microscópicas llevan el CBD a la zona de destino, a la vez que lo protegen de las enzimas digestivas y facilitan su absorción por parte de las células. Aunque hemos simplificado un poco el concepto, los liposomas son un método habitual para la administración de fármacos y una opción versátil para mejorar la biodisponibilidad del CBD consumido por vía oral.

Nanoemulsión

Otro método para aumentar la biodisponibilidad es la nanoemulsión. Aquí tampoco entraremos en demasiados tecnicismos, pero básicamente la nanoemulsión implica el uso de ondas ultrasónicas para descomponer el CBD en partículas mucho más pequeñas, mejorando así su absorción.

Normalmente, una forma sencilla de consumir CBD es mezclarlo con un aceite portador (el CBD es lipofílico, es decir, se disuelve en grasas). Sin embargo, la nanoemulsión pretende dar un paso más allá y eliminar al intermediario. Como resultado, se obtiene una molécula de CBD que puede eludir los órganos internos y llegar directamente al torrente sanguíneo. Esta técnica todavía está en sus inicios, pero esperamos ver más productos con nanoemulsiones de CBD en el futuro.

Toma el CBD con la comida

Si no tienes el material de laboratorio adecuado, no te preocupes. Una forma sencilla de mejorar la biodisponibilidad del CBD es consumirlo junto con la comida, o poco después. Al combinar el CBD con un alimento rico en grasas (por ejemplo, aguacate, frutos secos o salmón), se aprovecha la naturaleza lipofílica de este compuesto; la grasa adicional hace que el CBD esté más disponible, mejorando la biodisponibilidad sin necesidad de usar liposomas.

Cómo conseguir un nivel considerable de CBD

Una vez hayas identificado el método más eficaz de consumir CBD (quizá incluso hayas decidido tomarlo junto a una comida rica en grasas para aumentar la biodisponibilidad), ¿hay algo más a tener en cuenta?

Para quienes quieren beneficiarse de las ventajas holísticas del CBD, la biodisponibilidad siempre será un factor importante. Sin embargo, debe considerarse simplemente como un factor de la elección del producto adecuado. Mantener un nivel constante de CBD es igualmente crucial si realmente quieres beneficiarte de todo lo que puede ofrecer este compuesto.

Hacer llegar la mayor cantidad posible de CBD a la zona objetivo del cuerpo, lo más rápidamente posible, es genial; pero la mejora del bienestar es como una maratón, no como un sprint. Por tanto, es importante mantener tus niveles de CBD mediante dosis regulares, para asegurarte que el cannabidiol esté listo para ayudarte cuando más lo necesites. Pero ten en cuenta que, cuanto más rápido llegue el CBD a la sangre, ¡más rápido saldrá del cuerpo! Básicamente, se trata de equilibrar la biodisponibilidad y las ventajas de los distintos métodos de consumo con tus necesidades individuales.

La biodisponibilidad es un aspecto de la elección del producto de CBD adecuado

Aunque consumieras CBD con un método que ofrezca una biodisponibilidad del 100%, si el producto es de mala calidad, no sentirías un aumento de los efectos. También conviene señalar que el consumo oral permite que el CBD permanezca en el cuerpo durante más tiempo, en comparación con los otros métodos.

Si decides tomar CBD, piensa primero en qué quieres conseguir. Si no estás tomando este compuesto para ayudarte con una afección concreta, entonces un método de consumo general (oral/sublingual) debería ser más que suficiente.

Si tienes en cuenta todos estos aspectos, podrás asegurarte de que tu método de consumo sea lo más eficaz posible, independientemente de cómo consumas el CBD.

¿Estás listo/a para experimentar la biodisponibilidad de los diferentes productos de CBD? ¿Por qué no exploras la tienda de Cibdol para encontrar un aceite, cápsula, crema o suplemento de CBD que se ajuste a tus necesidades? O, si todavía tienes preguntas sobre los liposomas, las nanoemulsiones o cómo conseguir niveles constantes de CBD, consulta nuestra Enciclopedia del CBD.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: