About the author
Sources
Referencias

[1] Newsome, R. (2020). Weight Loss and Sleep. Sleep Foundation. https://www.sleepfoundation.org/physical-health/weight-loss-and-sleep [Referencia]

[2] Blüher, M., Engeli, S., Klöting, N., Berndt, J., Fasshauer, M., Bátkai, S., Pacher, P., Schön, M. R., Jordan, J., & Stumvoll, M. (2006). Dysregulation of the Peripheral and Adipose Tissue Endocannabinoid System in Human Abdominal Obesity. Diabetes, 55(11), 3053–3060. https://doi.org/10.2337/db06-0812 [Referencia]

[3] Parray, H. A., & Yun, J. W. (2016). Cannabidiol promotes browning in 3T3-L1 adipocytes. Molecular and Cellular Biochemistry, 416(1–2), 131–139. https://doi.org/10.1007/s11010-016-2702-5 [Referencia]

[4] Bellocchio, L., Cervino, C., Pasquali, R., & Pagotto, U. (2008). The Endocannabinoid System and Energy Metabolism. Journal of Neuroendocrinology, 20(6), 850–857. https://doi.org/10.1111/j.1365-2826.2008.01728.x [Referencia]

[5] Laprairie, R. B., Bagher, A. M., Kelly, M. E. M., & Denovan-Wright, E. M. (2015). Cannabidiol is a negative allosteric modulator of the cannabinoid CB1 receptor. British Journal of Pharmacology, 172(20), 4790–4805. https://doi.org/10.1111/bph.13250 [Referencia]

[6] Nagarkatti, P., Pandey, R., & Rieder, S. A. (2010). Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs. NCBI. https://doi.org/10.4155/fmc.09.93 [Referencia]

[7] Hampson, A. J., Grimaldi, M., Axelrod, J., & Wink, D. (1998). Cannabidiol and (-) 9-tetrahydrocannabinol are neuroprotective antioxidants. Proceedings of the National Academy of Sciences, 95(14), 8268–8273. https://doi.org/10.1073/pnas.95.14.8268 [Referencia]

Back

¿Ayuda el CBD a perder peso?

CBD para adelgazar

En la época actual, llevar un estilo de vida sano es primordial. Ya sea por motivos estéticos o de salud, la mayoría de las personas han tenido algún tipo de experiencia con la pérdida de peso. Aunque ya existen muchos suplementos, dietas y consejos para adelgazar, ¿podría el CBD sumarse a este grupo como forma viable de ayudar a perder unos kilos?

¿Cómo funciona la pérdida de peso?

En pocas palabras, la pérdida de peso ocurre cuando se queman calorías. Consumir más calorías de las se queman produce un aumento de peso. Por eso es importante tener una rutina constante a base de una alimentación sana y ejercicio.

Mucha gente cree que costumbres como saltarse comidas o usar platos pequeños para comer porciones menos abundantes, ayudan a adelgazar. Lamentablemente, no es así, y además podría ser perjudicial para la actividad física y el ejercicio. Privar al cuerpo del combustible que necesita para llevar a cabo estas actividades afecta al rendimiento. Algunas personas desarrollan malos hábitos saltándose o reduciendo las comidas y picando entre horas alimentos poco saludables.

Es posible que sorprenda a mucha gente, pero el sueño también desempeña un papel importante en la pérdida de peso. No solo permite que el cuerpo se recargue después de hacer ejercicio, sino que además estimula la metabolización de la grasa. Este mecanismo reductor de grasas se conoce como lipólisis. La investigación[1] también ha demostrado que la falta de sueño puede afectar de forma negativa a la pérdida de peso, ya que es posible que aumente el apetito y que se adopten malos hábitos de picoteo para compensar.

Mantener un peso saludable es algo a lo que aspira mucha gente. Hay que tener cuenta que a la hora de adelgazar, no existen pociones mágicas ni atajos. Sin embargo, hay muchos suplementos y vitaminas que podrían contribuir a la pérdida de peso junto con un estilo de vida saludable. Dado que tantas personas consumen aceite, cápsulas y pastillas de CBD, ¿podría el cannabidiol ayudar también a adelgazar?

¿Cómo puede ayudar el aceite de CBD a perder peso?

Aunque la experiencia de cada persona es distinta, se ha observado que el CBD proporciona algunos beneficios potenciales, como tener un efecto calmante sobre el cuerpo y ayudar a conciliar el sueño; dos aspectos que ya hemos visto que afectan a la pérdida de peso.

El aceite de CBD se ha convertido en un producto realmente popular en muy poco tiempo, y muchas personas lo consumen a diario con alimentos o en forma de gotas añadidas a una bebida. El CBD trabaja con el cuerpo por medio de una serie de receptores conocidos como sistema endocannabinoide (SEC). ¿Podría este sistema tener un papel más importante en la pérdida de peso de lo que se creía hasta ahora?

El papel del sistema endocannabinoide (SEC) en la pérdida de peso

Situado por todo el cuerpo, el sistema endocannabinoide ayuda a regular numerosos procesos biológicos, como la respuesta inmunológica y la función metabólica. Ejerce su influencia a través de una red de receptores celulares, cuyos dos principales tipos son los receptores CB1 y CB2. Unos neurotransmisores llamados endocannabinoides se unen a estos receptores, provocando diversas respuestas biológicas en el cuerpo.

Los receptores CB1 se concentran en el sistema nervioso central, mientras que los CB2 se encuentran principalmente en las células inmunitarias. Sin embargo, los estudios[2] indican que las personas obesas podrían tener una gran abundancia de receptores CB1 en el tejido adiposo. Esto, a su vez, sugiere que existe una relación entre la activación de los receptores CB1 y la obesidad.

Además de los endocannabinoides, ciertos compuestos externos también pueden afectar al SEC. Entre ellos se incluye el CBD y otros fitocannabinoides del cannabis. El CBD no se une directamente a los receptores CB1 y CB2, pero se ha demostrado que influye en el SEC de formas complejas e indirectas.

Quema de grasa y "pardeamiento” de la grasa

El término "grasa" a menudo tiene connotaciones negativas en lo que respecta a la pérdida de peso. Pero no toda la grasa del cuerpo se crea de la misma forma. Al igual que los distintos alimentos contienen grasas saludables y no saludables, la grasa corporal también puede ser saludable o perjudicial. ¿Sabías que las células grasas tienen incluso diferentes colores?

El tejido adiposo blanco, o "grasa blanca", es el resultado del almacenamiento de un exceso de calorías. Es un tipo de grasa que se suele encontrar en la zona abdominal, y está relacionada con un mayor riesgo de desarrollar diabetes, enfermedades del corazón y otros trastornos.

El tejido adiposo marrón, o "grasa marrón", se conoce como grasa saludable. La grasa marrón contiene concentraciones altas de mitocondrias ricas en hierro, que es lo que le da el tono marrón. Estas células grasas queman las calorías para generar calor, y podrían ayudar a combatir la obesidad de forma directa.

Curiosamente, se ha observado que el CBD interactúa con las células grasas. Un estudio[3] analizó su capacidad para promover la conversión de grasa blanca en grasa marrón a través de un proceso conocido como "pardeamiento". Parece que el CBD podría tener la capacidad de estimular la expresión de genes y proteínas asociados con el pardeamiento.

Salud metabólica y control del apetito

Otro aspecto importante de la pérdida de peso es la salud metabólica, que es un factor que varía de una persona a otra. Básicamente, la salud metabólica consiste en mantener unos niveles saludables de azúcar en la sangre, colesterol y presión arterial, e incluso un perímetro de cintura sano. Aunque algunos de estos aspectos vienen determinados por la genética, hay muchas cosas que podemos hacer para favorecer nuestra salud metabólica.

Se han realizado investigaciones[4] para descubrir un posible vínculo entre el sistema endocannabinoide y la regulación metabólica. Los receptores cannabinoides del cerebro, el páncreas endocrino y el tracto gastrointestinal son una parte integral de las redes que regulan la comida y el apetito. También se cree que la sobreactivación de los receptores CB1 influye en la obesidad visceral (abdominal).

Los estudios[5] han demostrado que el CBD puede funcionar como un modulador alostérico negativo de los receptores CB1, reduciendo la afinidad de unión de los agonistas por estos objetivos.

La inflamación y el estrés oxidativo también desempeñan un papel fundamental en el desarrollo del síndrome metabólico. El CBD se ha estudiado por su alto valor antiinflamatorio[6] y antioxidante[7], y los estudios preliminares que han sentado las bases para otros ensayos clínicos futuros.

CBD para adelgazar: conclusión

Al igual que otras vitaminas y suplementos, la eficacia del CBD variará de una persona a otra, y sus experiencias serán distintas. Pero no debería ser considerado como una "solución rápida" para adelgazar.

Como hemos visto en este artículo, hay muchos factores que contribuyen a la pérdida de peso, y el CBD no tiene un vínculo directo con todos ellos. Adelgazar debería ser visto más como un maratón que como una carrera corta. Tomar suplementos, llevar una alimentación adecuada y hacer ejercicio te ayudará a perder peso, pero es importante que seas realista con tus objetivos para sacar el máximo partido a la experiencia.

La investigación sobre la eficacia del CBD como ayuda para adelgazar todavía está en su etapa inicial, pero, a medida que se realizan más estudios, estamos seguros de que sabremos más sobre este tema. Puedes registrarte para recibir nuestra newsletter y mantenerte al día con todos los últimos descubrimientos en el mundo del CBD.

Si te interesa probar el aceite de CBD por ti mismo/a, ¿por qué no visitas la tienda de Cibdol para ver una gama increíble de productos con cannabinoides? O, si quieres aprender más sobre el poder del CBD, consulta nuestra exhaustiva Enciclopedia del CBD.

Referencias

[1] Newsome, R. (2020). Weight Loss and Sleep. Sleep Foundation. https://www.sleepfoundation.org/physical-health/weight-loss-and-sleep [Referencia]

[2] Blüher, M., Engeli, S., Klöting, N., Berndt, J., Fasshauer, M., Bátkai, S., Pacher, P., Schön, M. R., Jordan, J., & Stumvoll, M. (2006). Dysregulation of the Peripheral and Adipose Tissue Endocannabinoid System in Human Abdominal Obesity. Diabetes, 55(11), 3053–3060. https://doi.org/10.2337/db06-0812 [Referencia]

[3] Parray, H. A., & Yun, J. W. (2016). Cannabidiol promotes browning in 3T3-L1 adipocytes. Molecular and Cellular Biochemistry, 416(1–2), 131–139. https://doi.org/10.1007/s11010-016-2702-5 [Referencia]

[4] Bellocchio, L., Cervino, C., Pasquali, R., & Pagotto, U. (2008). The Endocannabinoid System and Energy Metabolism. Journal of Neuroendocrinology, 20(6), 850–857. https://doi.org/10.1111/j.1365-2826.2008.01728.x [Referencia]

[5] Laprairie, R. B., Bagher, A. M., Kelly, M. E. M., & Denovan-Wright, E. M. (2015). Cannabidiol is a negative allosteric modulator of the cannabinoid CB1 receptor. British Journal of Pharmacology, 172(20), 4790–4805. https://doi.org/10.1111/bph.13250 [Referencia]

[6] Nagarkatti, P., Pandey, R., & Rieder, S. A. (2010). Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs. NCBI. https://doi.org/10.4155/fmc.09.93 [Referencia]

[7] Hampson, A. J., Grimaldi, M., Axelrod, J., & Wink, D. (1998). Cannabidiol and (-) 9-tetrahydrocannabinol are neuroprotective antioxidants. Proceedings of the National Academy of Sciences, 95(14), 8268–8273. https://doi.org/10.1073/pnas.95.14.8268 [Referencia]

Author
Luke Sholl

Title/author.

Luke Sholl
Luke es un periodista consolidado, con más de una década de experiencia escribiendo sobre CBD y cannabinoides, y trabaja como redactor principal de Cibdol y otras publicaciones sobre cannabinoides. Muestra un gran compromiso para presentar contenido basado en datos y pruebas, y su fascinación por el CBD también se extiende al fitness, la nutrición y la prevención de enfermedades.
Luke Sholl

Title/author.

Luke Sholl
Luke es un periodista consolidado, con más de una década de experiencia escribiendo sobre CBD y cannabinoides, y trabaja como redactor principal de Cibdol y otras publicaciones sobre cannabinoides. Muestra un gran compromiso para presentar contenido basado en datos y pruebas, y su fascinación por el CBD también se extiende al fitness, la nutrición y la prevención de enfermedades.
Referencias

[1] Newsome, R. (2020). Weight Loss and Sleep. Sleep Foundation. https://www.sleepfoundation.org/physical-health/weight-loss-and-sleep [Referencia]

[2] Blüher, M., Engeli, S., Klöting, N., Berndt, J., Fasshauer, M., Bátkai, S., Pacher, P., Schön, M. R., Jordan, J., & Stumvoll, M. (2006). Dysregulation of the Peripheral and Adipose Tissue Endocannabinoid System in Human Abdominal Obesity. Diabetes, 55(11), 3053–3060. https://doi.org/10.2337/db06-0812 [Referencia]

[3] Parray, H. A., & Yun, J. W. (2016). Cannabidiol promotes browning in 3T3-L1 adipocytes. Molecular and Cellular Biochemistry, 416(1–2), 131–139. https://doi.org/10.1007/s11010-016-2702-5 [Referencia]

[4] Bellocchio, L., Cervino, C., Pasquali, R., & Pagotto, U. (2008). The Endocannabinoid System and Energy Metabolism. Journal of Neuroendocrinology, 20(6), 850–857. https://doi.org/10.1111/j.1365-2826.2008.01728.x [Referencia]

[5] Laprairie, R. B., Bagher, A. M., Kelly, M. E. M., & Denovan-Wright, E. M. (2015). Cannabidiol is a negative allosteric modulator of the cannabinoid CB1 receptor. British Journal of Pharmacology, 172(20), 4790–4805. https://doi.org/10.1111/bph.13250 [Referencia]

[6] Nagarkatti, P., Pandey, R., & Rieder, S. A. (2010). Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs. NCBI. https://doi.org/10.4155/fmc.09.93 [Referencia]

[7] Hampson, A. J., Grimaldi, M., Axelrod, J., & Wink, D. (1998). Cannabidiol and (-) 9-tetrahydrocannabinol are neuroprotective antioxidants. Proceedings of the National Academy of Sciences, 95(14), 8268–8273. https://doi.org/10.1073/pnas.95.14.8268 [Referencia]

¿Qué producto necesito?
As Seen On: