Por qué no debes comprar aceite de CBD barato

Publicado el:

El auge del CBD

Lo primero que hay que destacar es que algunas empresas de CBD recortan gastos durante el proceso de extracción y producción para ofrecer precios más bajos. En un mercado ya saturado, estos precios bajos están destinados a atraer a los clientes. Pero, como descubrirás muy pronto, si quieres calidad, tienes que extremar las precauciones con los aceites de CBD baratos.

La eficacia probada del CBD reside en la forma en la que interactúa con el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo. Empieza a hacer las cosas más con esta fórmula, agrega químicos que no deberían estar ahí, y las repercusiones pueden ir mucho más allá que el valor de tu dinero.

Calcular el precio del CBD

Las empresas, para comprobar si sus productos ofrecen una relación calidad-precio a los consumidores, emplean una ecuación de "precio por miligramo". Simplemente dividiendo el precio del producto por el contenido de CBD (en miligramos), se puede calcular el precio por cada gota. Aunque la fórmula parece un camino lógico para determinar si estás obteniendo suficiente CBD por lo que pagas, no se tiene en cuenta un factor crucial: la biodisponibilidad.

Algunos productos tienen un efecto más pronunciado a pesar de contener menos miligramos de CBD real. Esto puede deberse al tipo de producto, a cómo se consume y a cómo interactúa con tu cuerpo.

Aunque no podemos proporcionarte una fórmula exacta, podemos explicar lo que implica hacer un aceite de CBD de calidad. Una vez que sabes lo que tienes que buscar entre los productores de CBD, puedes comenzar a comparar los precios promedio, sin arriesgar tu salud.

El coste de la producción del CBD, desde la semilla hasta el estante

Para ayudarte a comprender lo que implica calcular un precio justo para el CBD, hemos desglosado los factores cruciales a tener en cuenta:

• Cultivo

El coste del CBD comienza en el suministro: el cáñamo ecológico. Para empezar, el cáñamo no solo es más costoso que otros cultivos, sino que hay tarifas de licencia adicionales de acuerdo con las regulaciones de cada país. Si se añaden los costes iniciales para hacerlo de forma ecológica, enseguida se ve cómo el aceite de CBD barato reduce muchos gastos.

• Cosecha y extracción

Para que el aceite de CBD sea legal, debe contener no más de 0,2-0,3% de THC (dependiendo del país), algo difícil de conseguir si no cuentas con un equipo de extracción sofisticado (y costoso).

Utilizando la extracción con CO₂ como ejemplo, puede costar cientos de miles de dólares poner en marcha la maquinaria correctamente. Por supuesto, podrías usar métodos más baratos y menos eficientes, pero nuevamente corres el riesgo de crear un producto final menos potente y más dañino.

• Embotellado y envasado

Las fórmulas de espectro completo (que son las que usamos nosotros) necesitan ser descarboxiladas y purificadas, para conseguir la proporción correcta de cannabinoides durante esta etapa de producción. También es esencial que se elimine cualquier materia vegetal, bacteria y otras sustancias no deseadas.

• Pruebas de terceros

Las organizaciones de pruebas independientes dan tranquilidad a los consumidores ya que permiten que las empresas prueben lo que hay (y lo que no hay) en sus aceites de CBD. Aunque esto es un gasto añadido al proceso general de producción de CBD, hay que evitar las compañías que no proporcionan análisis detallados de terceros.

• Gastos legales y otros costes

La regulación y la restricción del CBD cambian a su antojo, por lo que las empresas deben tener especial cuidado para protegerse contra la incertidumbre del sector. Esta vigilancia repercute en última instancia en el precio final que pagan los consumidores, pero es un paso necesario para cualquier negocio que intente operar de forma legítima.

La calidad y la potencia implican pagar un precio competitivo por el aceite de CBD

Sería increíble, pero no existe el aceite de CBD de primera calidad y barato. Considerando las medidas tan cuidadosas que se necesitan para preparar, extraer y purificar los compuestos de cáñamo adecuados, los consumidores deben comparar los precios promedio entre los productores de confianza. Si un productor de CBD puede demostrar que cumple con lo que hemos descrito anteriormente, entonces vale la pena tenerlo en cuenta, incluso si excede un poco el precio promedio del mercado.

Aunque lo barato puede resultar tentador, especialmente para un consumidor nuevo de CBD, puedes estar seguro de que lo barato te saldrá caro. Existe una buena posibilidad de que el aceite de CBD no solo sea ineficaz, sino que puede que contenga una gran cantidad de extras desagradables.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?