¿Qué es la deficiencia endocannabinoide clínica?

Publicado el:

Nuestro conocimiento sobre el sistema endocannabinoide ha aumentado de forma significativa en los últimos años. A pesar de la investigación en desarrollo sobre su función reguladora y sus posibles interacciones con los cannabinoides, hay un fenómeno que sigue sin respuesta. Continúa leyendo para descubrir cómo una deficiencia endocannabinoide puede llegar a ser un factor subyacente en varias enfermedades debilitantes.

La función del sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide está formado por una serie de receptores, compuestos químicos y enzimas metabólicas que ayudan a mantener nuestros sistemas biológicos en equilibrio. Este estado de homeostasis se produce cuando el cuerpo y todas sus funciones están en su nivel adecuado. Sin embargo, el sistema endocannabinoide no es capaz de mejorar el nivel adecuado del cuerpo cuando se pasan los límites naturales; para ello, necesita suplementos. Aquí es donde entran en juego los cannabinoides.

Los cannabinoides que se encuentran en la especie Cannabis sativa (y otras tantas plantas) son capaces de unirse a los receptores vinculados al sistema endocannabinoide. Cuando lo hacen, dan lugar a una amplia gama de efectos biológicos. Juntos, los endocannabinoides que producimos internamente y los cannabinoides que consumimos externamente, se pueden utilizar con efectos sinérgicos para potenciar las capacidades de nuestro sistema endocannabinoide.

Hay estudios que han demostrado que, para mantener las capacidades reguladoras del sistema endocannabinoide, es necesario tener unos niveles adecuados de endocannabinoides, pero, ¿qué sucede si estos niveles disminuyen? El Dr. Ethan Russo, un investigador destacado del sistema endocannabinoide, se hizo la misma pregunta y se propuso descubrirlo.

¿Qué es la deficiencia endocannabinoide clínica?

En 2004, el Dr. Russo describió un fenómeno que, según él, podría ser un factor que contribuye a las migrañas, la fibromialgia, el síndrome del intestino irritable y otras afecciones resistentes a tratamiento. Se cree que la deficiencia endocannabinoide clínica se produce cuando los endocannabinoides disminuyen sus niveles normales, provocando una enfermedad como resultado, enfermedades que normalmente estarían controladas por el poder regulador del sistema endocannabinoide.

El Dr. Russo propuso que, en varias de las enfermedades mencionadas anteriormente, había similitudes en los mecanismos que causaban su aparición. Una similitud que encontró fue la deficiencia de anandamida, un endocannabinoide crucial que desempeña un papel en el control del dolor, el placer y la regulación del apetito. En ese momento, el estudio suscitó un gran escepticismo debido a que las investigaciones sobre el sistema endocannabinoide todavía estaban en sus comienzos.

Las posibles repercusiones del CBD en la deficiencia endocannabinoide clínica

Si se demostrase de manera concluyente que las teorías del Dr. Russo eran acertadas, entonces la importancia de la suplementación con cannabinoides se volvería fundamental para tratar las afecciones relacionadas con la deficiencia endocannabinoide clínica. El CBD sería inevitablemente un favorito para las personas diagnosticadas con deficiencia endocannabinoide clínica, debido a sus interacciones con el sistema endocannabinoide.

En un estudio de 2012, se descubrió que el CBD inhibe la producción de la enzima FAAH. Esta interacción es importante debido al efecto que la enzima FAAH tiene sobre la anandamida. La amidohidrolasa de ácidos grasos es responsable de descomponer la anandamida y evitar que el endocannabinoide mantenga su efecto. Si recordamos los mecanismos subyacentes asociados con la CECD, la anandamida era un elemento clave. Por lo tanto, la capacidad del CBD para inhibir la producción de FAAH y fomentar niveles más altos de anandamida podría ser esencial para mejorar la CECD.

El apoyo a la deficiencia endocannabinoide clínica está creciendo

El único problema con las interacciones potenciales entre el CBD y la deficiencia endocannabinoide clínica es precisamente eso: que son solo "potenciales". Este fenómeno todavía no se ha demostrado de manera concluyente, y las relaciones entre los cannabinoides y los tratamientos son solo suposiciones en este momento. Desde los primeros estudios sobre el concepto, el Dr. Russo ha publicado un segundo artículo con más estudios para corroborar sus afirmaciones.

El artículo destaca, nuevamente, similitudes entre los mecanismos que hay tras las migrañas, la fibromialgia y el SII. Sin embargo, al margen de comparar estudios que tienen variables diferentes, no hay una sola investigación que se haya propuesto identificar la deficiencia endocannabinoide clínica. Aunque el impacto de la deficiencia endocannabinoide clínica de momento solo es una suposición, las repercusiones, si se demuestran, son significativas. Por esta razón el Dr. Russo sigue analizando el concepto y consolidando sus teorías.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?