Buscador de productos

Todo lo que necesitas saber sobre la anandamida

Publicado el:

¿Qué es la anandamida?

Originalmente llamada araquidoniletanolamida, la anandamida (AEA) recibe su nombre de la palabra sánscrita “ananda”, que significa “alegría o felicidad suprema”. Esta primera frase, por sí sola, ya contiene mucha información. No obstante, la anandamida es un poderoso aliado, así que retrocedamos al concepto básico del sistema endocannabinoide. Esto ayudará a comprender la importancia de esta molécula, apropiadamente llamada “molécula de la felicidad".

anandamite molecular structure

Nuestro sistema endocannabinoide es una gran red de receptores CB1 y CB2. Estos receptores son increíblemente sofisticados, por dos motivos. En primer lugar, están distribuidos a lo largo del cuerpo, y en segundo, se activan por la presencia de unos compuestos químicos llamados cannabinoides. Una vez activados, estos receptores provocan una serie de respuestas biológicas. Los investigadores creen que, documentando ampliamente estas interacciones, podríamos aprovechar estos cannabinoides para conseguir grandes ventajas.

Todo esto suena bien, pero tal vez te estés preguntando por qué nuestro cuerpo reacciona ante la presencia de cannabinoides. Al fin y al cabo, aunque también estén presentes en varias especies de plantas, los cannabinoides se encuentran fundamentalmente en el cannabis. ¿Por qué el cuerpo humano ha desarrollado un sistema que se activa con la marihuana?

Esta misma pregunta ha intrigado a los científicos, especialmente cuando se descubrieron los receptores cannabinoides en la década de los años 80.

Los científicos descubrieron el sistema biológico, antes de encontrar el detonante.

Al descubrirlo, los investigadores creyeron que la presencia de THC activaba los receptores cannabinoides. El THC es el compuesto psicoactivo que contienen las plantas de cannabis. No fue hasta siete años después, cuando se descubrió un compuesto químico sintetizado por nuestro propio cuerpo: la anandamida. De repente, el sistema endocannabinoide cobraba sentido. Este sistema está en nuestro organismo para reaccionar a los compuestosquímicos producidos internamente. La razón por la que los científicos asumieron inicialmente que los receptores respondían a la presencia de THC es que el tetrahidrocannabinol (THC) y la anandamida (AEA) comparten similitudes a nivel molecular.

Se descubrió que la anandamida, considerada un endocannabinoide, produce varios efectos. Parecía inducir un estado de alegría, ganándose el acertado nombre de “molécula de la felicidad”. Los científicos también destacaron que parece estar relacionada con la memoria, la motivación, el razonamiento, el dolor, el apetito y la fertilidad.

La anandamida también tiene la capacidad de fomentar la neurogénesis, un término que describe el desarrollo de nuevas células nerviosas. Al hacerlo, muestra unos “efectos similares a los ansiolíticos y antidepresivos”. Pero, a pesar de la gran cantidad de ventajas de la anandamida, este compuesto químico tiene un inconveniente. Al ser producido naturalmente, el cuerpo lo descompone con extrema rapidez.

¿Qué puedes hacer para potenciar la producción de anandamida en el cuerpo, de forma natural?

La rápida salida de la anandamida de nuestro cuerpo es el motivo de que no estemos en un estado de alegría permanente. Pero no todo está perdido. Hay varias formas naturales de potenciar nuestros niveles de anandamida.

Dieta

¿La mejor noticia? Ya tienes una excusa para disfrutar del chocolate. Se cree que, al contener la sustancia teobromina, el chocolate incrementa la producción de anandamida en el cerebro. La teobromina también podría ralentizar la descomposición de anandamida, ofreciendo ventajas en varios frentes. Para obtener los mejores resultados, come chocolate negro en lugar de chocolate con leche; cuanto más se acerque al cacao puro, mejor. Esto garantiza unos mayores niveles de teobromina y flavonoides potentes.

CBD, hempseed oil, and healthy food

Si no te apasiona el chocolate, la siguiente opción más adecuada son las trufas. Nos referimos a esos hongos negros que crecen en el suelo. Las trufas negras son una delicia muy codiciada, usada por chefs prestigiosos de todo el mundo. Si puedes permitírtelas, estas trufas contienen una abundancia de anandamida. Aunque, afortunadamente, hay alternativas más baratas. El té, el perejil y el apio también pueden potenciar la producción de anandamida.

Ejercicio físico

Correr no solo es una gran manera de estar en forma y perder peso. Un estudio publicado en la Revista de Biología Experimental descubrió que el ejercicio fomenta la producción de endocannabinoides. Tras correr tan solo 30 minutos, tanto los humanos como los perros experimentaron un aumento en los niveles de AEA. Lamentablemente, caminar no resultó tan efectivo. Para obtener el máximo beneficio, céntrate en actividades aeróbicas y haz que tu corazón bombee.