¿Cómo ayuda el CBD en la lucha contra el acné?

Publicado el:

Probablemente ya hayas oído hablar del CBD. Este cannabinoide ha adquirido gran relevancia en el mundo de la salud y la medicina. Pero, hace tan solo unos años, este no era el caso. La naturaleza no-psicoactiva del CBD provocó que muchos consumidores de marihuana lo dejaran de lado, pero finalmente está recibiendo la atención que merece a medida que se generaliza el cannabis de uso medicinal. El CBD, junto a otros cannabinoides, ejerce sus efectos fisiológicos en el cuerpo principalmente mediante la interacción con el sistema endocannabinoide.

CÓMO ACTÚA EL CBD

Como su nombre sugiere, el sistema endocannabinoide está estrechamente relacionado con el cannabis. Este sistema se compone de una serie de receptores presentes en las membranas de muchos tipos de células, distribuidas por todo el cuerpo. De momento, se han identificado dos sitios receptores principales, llamados receptores CB1 y CB2.

Los cannabinoides como el CBD influyen sobre estos receptores en diversos grados, logrando su efecto gracias a su semejanza estructural con los cannabinoides endógenos sintetizados por el propio cuerpo. El CBD tiene una afinidad baja con los receptores de cannabinoides, pero actúa influenciando el sistema endocannabinoide de varias maneras indirectas. Esta molécula también se une a varios sitios del cuerpo, como el 5-HT1A y los receptores vanilloides.

El CBD es conocido por sus propiedades antiinflamatorias, neuroprotectoras y anticonvulsivas. Su eficacia para calmar los efectos secundarios de las afecciones cutáneas, como el acné, se debe en parte a su capacidad para combatir la inflamación.

En la piel, el sistema endocannabinoide es responsable de la proliferación, crecimiento y diferenciación de varios tipos de células. Este sistema también desempeña una función en la apoptosis (muerte celular controlada) y en la producción hormonal.

Se cree que los desequilibrios del sistema endocannabinoide juegan un papel fundamental en la causa originaria de las enfermedades cutáneas, como la psoriasis, la dermatitis o el acné. El receptor CB2 del sistema endocannabinoide proporciona un receptor diana potencial para el tratamiento del acné. Influenciar el receptor con CBD inhibe la producción de sebo excretado por las glándulas sebáceas, un factor clave en esta afección.

CBD Y ACNÉ

Un artículo sobre el uso del CBD en el tratamiento del acné, publicado en 2010, menciona que aplicar endocannabinoides a líneas celulares humanas aumenta la producción de lípidos. Los lípidos, o grasas, participan en la obstrucción de los poros de la piel. Al estimular el receptor CB2, los endocannabinoides provocaron un aumento de la producción de lípidos. Sin embargo, cuando se aplicó CBD a las líneas celulares, los endocannabinoides fueron incapaces de provocar la síntesis de lípidos.

El CBD no logra estos efectos abordando los receptores cannabinoides, sino más bien influenciando los canales iónicos expresados en los sebocitos (células productoras de sebo). Los autores del artículo también afirman que el conocido efecto antiinflamatorio del CBD podría contribuir al tratamiento del acné, ya que esta afección cutánea produce granos muy inflamados. También se ha comprobado que el CBD penetra la piel fácilmente, por lo que es una gran opción para aplicaciones tópicas.

¿QUÉ ES EL ACNÉ?

El acné vulgar es una afección cutánea frecuente, causada por la acumulación de grasa en los poros de la piel. Afecta a muchas personas diferentes, aunque es más común entre los adolescentes en fase de pubertad, debido a los cambios hormonales. El 80% de los adultos que padecen acné son mujeres. Las probabilidades de desarrollar esta enfermedad también aumentan si otros miembros de tu familia han sido diagnosticados en algún momento.

El acné puede aparecer prácticamente en cualquier parte del cuerpo, aunque las zonas más afectadas son la cara, la espalda, el cuello y los hombros. Quienes sufren acné notarán varios tipos de imperfecciones en la piel. Las más comunes son los puntos blancos y los puntos negros. Sin embargo, también pueden producirse otras lesiones a causa de la inflamación, como pápulas, pústulas, nódulos y quistes.

La causa de estos granos es el bloqueo de los poros de la piel, que quedan obstruidos por células cutáneas muertas, bacterias y suciedad. En cuanto al acné, el culpable es la sobreproducción de sebo. El sebo es secretado por las glándulas sebáceas, situadas en los folículos pilosos, y es necesario para la lubricación de la piel. Pero el exceso de esta grasa puede provocar la acumulación de bacterias en los poros y la acumulación de células cutáneas muertas.

El acné tiene varios detonantes y factores de riesgo, como cambios hormonales, medicamentos como las píldoras anticonceptivas, o carbohidratos refinados. Se pueden tomar varias medidas preventivas para evitar el acné, como ducharse tras hacer ejercicio, mantener una dieta sana, reducir el estrés y lavarse la cara dos veces al día.

Los tratamientos convencionales para el acné incluyen medicamentos que actúan matando las bacterias que ocupan los poros de la piel. El CBD está demostrando su eficacia para tratar esta afección cutánea, y pronto podría considerarse un elemento estándar en el tratamiento contra el acné.

SOBRE ACZEDOL DE CIBDOL

La pomada Aczedol es un producto sanitario de clase 1, formulado específicamente para aliviar las sensaciones de picor y escozor asociadas con el acné vulgar. El principal ingrediente es harina de avena coloidal, que ayuda y protege a la piel irritada con una capa de apoyo. La harina de avena coloidal también actúa como un limpiador suave para la piel, debido a que la avena contiene saponinas, unos químicos que actúan como el jabón para limpiar la grasa y el aceite. También puede contribuir reduciendo las bacterias y disminuyendo el enrojecimiento y la inflamación.

La presencia del extracto de Cannabis sativa rico en CBD, en la fórmula de Aczedol, mejora aún más las propiedades calmantes de esta pomada. La fórmula especialmente diseñada protege la piel frágil y sensible afectada por el acné, permitiendo que las funciones restauradoras y antibacterianas del CBD penetren profundamente en la piel, donde más se necesitan.


Cibdol