¿Cómo afecta el CBD al metabolismo?

Publicado el:

Los cannabinoides, junto con otros compuestos presentes en las plantas de cannabis, han recibido mucha atención en los últimos años. Un aspecto que ha despertado gran interés entre los investigadores, consumidores y el público en general es el efecto de los cannabinoides en el metabolismo humano. Al fin y al cabo, uno de los cannabinoides más conocidos, el THC, produce unos efectos metabólicos muy evidentes, como el aumento de apetito, un fenómeno conocido como “munchies”. Pero, ¿y qué pasa con el CBD? ¿También afecta a nuestro metabolismo? Sigue leyendo para descubrirlo. 

¿Puede el CBD afectar el metabolismo?

La respuesta breve es sí, varios estudios muestran que el CBD afecta el metabolismo del cuerpo en diversas formas indirectas. En 2016, investigadores coreanos del Departamento de Biotecnología de la Universidad de Daegu publicaron un estudio importante explorando el efecto del CBD en la formación de "grasa parda” (fat browning). Se ha demostrado que la grasa parda o marrón, a diferencia de la grasa blanca, ayuda a quemar calorías y energía, posiblemente contribuyendo a perder peso. En cambio, se cree que la grasa blanca aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, diabetes y otras dolencias.

El estudio, publicado en la revista Molecular and Cellular Biochemistry, analizó si el CBD podría ayudar a convertir la grasa blanca en grasa marrón y, por tanto, servir como un posible agente para tratar la obesidad.

El estudio detectó que el CBD producía tres efectos principales en las reservas de grasa. En primer lugar, el CBD estimulaba los genes y proteínas implicados en aumentar la descomposición de la grasa. En segundo lugar, el CBD ayudaba a incrementar el número de mitocondrias y su actividad, subsecuentemente mejorando la capacidad del cuerpo de quemar energía. Y, por último, el estudio demostró que el CBD reducía la expresión de proteínas específicas implicadas en la creación de nuevas células grasas en el cuerpo.

En base a estos resultados, los autores del estudio concluyeron que el CBD puede ayudar a convertir la grasa blanca en grasa marrón beneficiosa.

¿Qué relación hay entre el sistema endocannabinoide y el metabolismo?

El CBD es capaz de interactuar con el cuerpo principalmente a través del sistema endocannabinoide. Este sistema está compuesto por endocannabinoides, receptores (en el sistema nervioso y a lo largo del cuerpo) y enzimas metabólicas, y se ha comprobado que está implicado en muchos procesos fisiológicos.

El sistema endocannabinoide interviene en funciones metabólicas como el almacenamiento de energía y el transporte de nutrientes. Algunos estudios incluso sugieren que podría estar implicado en el control de la sensibilidad a la insulina.

Un estudio de 2008, publicado en el Journal of Neuroendocrinology, mostró que el sistema endocannabinoide puede estimular ciertas zonas del cuerpo implicadas en el metabolismo. Estas zonas incluyen el tracto gastrointestinal, los músculos esqueléticos y el páncreas endocrino, entre otras.

El sistema endocannabinoide logra esto de forma natural mediante dos cannabinoides endógenos, llamados anandamida (también conocida como la “molécula de la felicidad”) y 2-AG (o 2-araquidonilglicerol). Estos compuestos interactúan con dos tipos de receptores (CB1 y CB2), que se encuentran en el cerebro, tubo digestivo y otras partes del cuerpo.

Al estimular los receptores en estas zonas, el CBD podría subsecuentemente ayudar a metabolizar los compuestos absorbidos de los alimentos durante la digestión.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la sobreestimulación del sistema endocannabinoide está asociada a efectos adversos, como el aumento de los niveles de obesidad abdominal, el aumento del almacenamiento de energía en las células grasas, e incluso la resistencia a la insulina.

De hecho, la sobreestimulación de los CB1 puede incrementar las posibilidades de sufrir síndrome metabólico, una afección caracterizada por una serie de síntomas concurrentes como presión arterial elevada y niveles altos de azúcar en sangre, exceso de grasa corporal alrededor del vientre y la cintura, y niveles anormales de colesterol.

Esta relación fue establecida por el Grupo de Investigación de Endocannabinoides, un grupo de investigadores de Italia que también sugirió que los antagonistas CB1 potenciales (como el CBD) podrían ser útiles en el futuro para tratar afecciones metabólicas, como el síndrome metabólico.

También es importante mencionar que los efectos del sistema endocannabinoide en el metabolismo pueden variar en función de los cannabinoides utilizados para estimular el sistema. Esto se demostró en un estudio de 2012, realizado por investigadores de la Escuela de Farmacia de la Universidad de Reading, Reino Unido.

El estudio descubrió, por ejemplo, que el cannabidiol (CBD) y cannabinol (CBN) producen efectos opuestos en los patrones alimentarios de ratas. El CBN estimulaba el apetito, aumentaba la ingesta de alimentos y llevaba a un aumento de peso. En cambio, el CBD reducía el apetito y la ingesta de alimentos, y ayudaba a bajar peso. Curiosamente, los consumidores de cepas de cannabis ricas en THC tienen índices de masa corporal (IMC) más bajos que los no consumidores.

CBD y metabolismo: una nueva frontera

Las investigaciones publicadas hasta el momento muestran que el CBD influye en el metabolismo en varias maneras. No obstante, es fundamental reconocer que nuestra comprensión de los cannabinoides, el sistema endocannabinoide y su efecto en el metabolismo todavía no es lo suficientemente amplia. Cada vez se están desarrollando más estudios, con la esperanza de que nuestros conocimientos se expandan en los próximos años.

 

 

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?