¿Afecta el CBD a tus hormonas?

Publicado el:

El CBD, o cannabidiol, es uno de los compuestos principales que se encuentran en el cáñamo y en las plantas de cannabis. De hecho, cada vez llama más la atención por su gran cantidad de propiedades beneficiosas.

¿Cómo funciona exactamente el CBD? Desafortunadamente, la respuesta es muy compleja. El CBD tiene un efecto en todos los receptores del cuerpo, produciendo una gran variedad de resultados, incluyendo aquellos que afectan la producción de hormonas.

En este artículo exploraremos cómo afecta el CBD al sistema endocrino y a la producción de hormonas como el cortisol, la insulina y la melatonina.

Entendiendo las hormonas y el sistema endocrino

Antes de revisar los efectos concretos del CBD sobre las hormonas, es importante tener una comprensión básica de lo que son las hormonas, el sistema endocrino y la relación entre estos dos.

Esencialmente, las hormonas son mensajeras químicas. Están involucradas en numerosos procesos del cuerpo incluyendo el crecimiento y el desarrollo, el metabolismo y el apetito, la función sexual, la reproducción y el estado de ánimo.

El sistema endocrino se compone de una variedad de glándulas que producen hormonas, como la tiroides, el páncreas y la glándula pineal, entre otras. Las hormonas producidas por estas glándulas son compuestos químicos potentes que pueden tener efectos importantes en el cuerpo, hasta en cantidades pequeñas.

CÓMO AFECTA EL CBD A LAS HORMONAS

Cuando ingerimos cannabinoides como el CBD, interactúan con nuestro sistema endocannabinoide. Un sistema complejo que se involucra en los sistemas fisiológicos incluyendo apetito, estado de ánimo y mucho más.

Las investigaciones han mostrado que el sistema endocannabinoide también está involucrado en la gestión de los procesos endocrinos. Lo hace activando los receptores en el cerebro y en el cuerpo que influyen directamente en la actividad de las glándulas tiroides, pineal y pituitaria.

Así es como estimular el sistema endocannabinoide, el CBD y otros cannabinoides puede afectar directamente a los niveles hormonales del cuerpo. A continuación te mostramos ejemplos de cómo el CBD influye en los niveles de las hormonas principales.

CBD Y CORTISOL

Una de las funciones principales del sistema endocrino es la gestión de nuestra respuesta al estrés. Lo hace a través de hormonas como la epinefrina (conocida también como adrenalina) y el cortisol.

El cortisol es una de las hormonas principales a la hora de manejar las respuestas al estrés. También participa en el control del metabolismo, en la memoria e incluso en la cicatrización de heridas. El cuerpo humano produce de forma natural cortisol en la glándula suprarrenal.

El cortisol es vital para la supervivencia humana y es la responsable de mediar nuestra respuesta natural de "lucha o huida". Sin embargo, el aumento de los niveles de cortisol puede acarrearnos problemas, produciendo síntomas que pueden ir desde el aumento de peso, a cambios de humor pasando por un incremento de nuestra ansiedad.

Por suerte, se cree que el CBD interfiere con la secreción de cortisol, disminuyendo su prevalencia en las muestras de plasma como resultado. Un estudio doble ciego administró CBD o un placebo a 11 pacientes "normales" para determinar sus efectos en la prolactina plasmática, la hormona de crecimiento y el cortisol. Aunque los niveles de prolactina y de la hormona del crecimiento se mantuvieron iguales en presencia del CBD, los de cortisona disminuyeron significativamente.

CBD E INSULINA

Otro papel importante del sistema endocrino es la gestión del metabolismo. Una de las muchas maneras en las que lo hace es produciendo hormonas vitales en el páncreas. Estas hormonas incluyen el glucagón, la somatostatina y la insulina, entre otras.

La insulina es una hormona importante que ayuda al cuerpo en la absorción y almacenamiento de los nutrientes de los alimentos. Sin la insulina, el azúcar de los alimentos no sería capaz de llegar a nuestro torrente sanguíneo en forma de células individuales.

Al igual que con el cortisol (y con la mayoría del resto de hormonas), los desequilibrios de insulina pueden tener efectos perjudiciales para la salud. La falta de insulina lleva a un aumento en los niveles de azúcar en la sangre (hiperglucemia), mientras que el exceso de insulina tiene como consecuencia un bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia).

Una de las afecciones más comunes que surgen de los problemas con la insulina es la diabetes. Las personas que la sufren tienen niveles de azúcar en sangre constantemente altos debido a que sus cuerpos luchan por producir o utilizar la insulina adecuadamente.

Una amplia variedad de investigaciones exploraron los efectos de los cannabinoides sobre el metabolismo, así como la relación entre los cannabinoides, insulina y diabetes. Aunque no está clara la relación exacta entre la insulina y el CBD, un estudio de 2006 mostró una clara caída en la incidencia de la diabetes en ratones tratados con CBD (del 86% al 30%). Otras investigaciones mostraron que el CBD puede tener un impacto directo en el funcionamiento del páncreas, afectando en última instancia a la producción de insulina, niveles de azúcar en la sangre y más.

CBD Y MELATONINA

No hace falta decir que el sueño es extremadamente importante para gozar de una buena salud. Nuestro sistema endocrino participa de forma activa en este proceso produciendo hormonas como la melatonina para inducir el sueño o manejar niveles de energía. La melatonina se produce en la glándula pineal del cerebro.

La melatonina es una de las hormonas más importantes que intervienen en nuestro ciclo sueño-vigilia o ritmo circadiano. Los niveles de melatonina tienden a aumentar durante la noche, igualándose por la mañana. Los factores ambientales como la oscuridad y la exposición a la luz azul también afectan a los niveles de melatonina.

El sistema endocannabinoide ha mostrado su participación en el manejo del sueño. De hecho, un estudio publicado en la revista PLoS One de la Public Library of Science demostró que el sistema endocannabinoide regula directamente la estabilidad del sueño a través de la activación de los receptores CB1.

Se han encontrado receptores cannabinoides en muchas glándulas diferentes del sistema endocrino. Al activar los receptores de la glándula pineal, el CBD puede ayudar a estimular la secreción de las hormonas del sueño como la melatonina, afectando al sueño y a los niveles de energía. Además, el CBD podría ser un gran complemento para la melatonina al impactar en el ciclo sueño-vigilia. Aunque el CBD no suele ser sedante en sí mismo, sus cualidades ansiolíticas y calmantes ayudan a conseguir un mejor descanso.

CBD Y HOMEOSTASIS

Diversos estudios han mostrado que cannabinoides como el CBD pueden tener una influencia directa en la producción y secreción de hormonas como el cortisol, la insulina o la melatonina. Además, los cannabinoides y el sistema endocannaboniode deben tener alguna influencia en la homeostasis.

La homeostasis se refiere al equilibrio interno que necesitan los organismos para funcionar correctamente. En humanos, la homeostasis básicamente asegura que todo está en orden. Algunos ejemplos de las variables que mantienen este equilibro incluyen:

• Temperatura corporal
• Apetito
• Sed
• Ritmo cardíaco
• Presión sanguínea
• Ciclo del sueño

Una de las áreas clave y responsable de regular estas variables es el hipotálamo, una región del cerebro compuesta por grupos de células nerviosas localizadas justo debajo del tronco encefálico. El hipotálamo es una de las partes principales del sistema endocrino.

Igual que otras regiones del cerebro, el hipotálamo contiene receptores cannabinoides. Las investigaciones sugieren que localizar esos receptores y estimularlos con cannabinoides como el CBD, por ejemplo, puede ayudar a gestionar todo los procesos requeridos por la homeostasis.

Suplementación con CBD

Como hemos podido ver, el CBD y el sistema endocannabinoide están entrelazados con el funcionamiento del sistema endocrino y la producción hormonal del cuerpo. Para quienes estén buscando recuperar la sensación de homeostasis en su cuerpo, merece la pena experimentar con fórmulas de CBD más sofisticadas.

En Cibdol, estamos orgullosos de producir algunos de los productos de CBD más puros y fuertes que podrás encontrar en el mercado a día de hoy. Utilizando cáñamo europeo que ha sido cultivado de forma natural, producimos aceites de CBD de gran calidad, cremas y suplementos en nuestros laboratorios suizos de clase mundial.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?