Ciencia del cannabis - Terpenos Terpenoides Flavonoides

Publicado el:

CIENCIA DEL CANNABIS

El ser humano ha utilizado las plantas aromáticas como parte de sus recursos farmacológicos durante miles de años. Las extracciones de plantas aromáticas son la base de la aromaterapia y se utilizan comercial e industrialmente, como aromas alimentarios y disolventes entre muchas otras aplicaciones. El olor de estos aceites esenciales procede de compuestos volátiles denominados terpenos, terpenoides y flavonoides.

Los efectos psicotrópicos del THC están bien documentados, al igual que las propiedades terapéuticas del CBD y el CBN. El grupo de cannabinoides no es responsable por sí sólo de la reacción del cuerpo humano al cannabis. Los estudios científicos acerca de los efectos de la marihuana estarán sesgados si sólo se centran en este grupo de compuestos.

Los terpenos, los terpenoides y los flavonoides juegan un papel importante en todo el ciclo vital y el uso final de la planta de cannabis. Desde la defensa de la planta mientras crece hasta la estimulación positiva o la capacidad terapéutica del consumo humano. La polivalencia de la planta de la marihuana es fruto de un conjunto de sinergias de resinas complejas más allá del THC.

Con una rápida búsqueda en Google se pueden descubrir literalmente miles de cepas distintas de marihuana. Cada una con sus característicos aromas y propiedades psicotrópicas y terapéuticas que las diferencian. Aquí os intentaremos aportar algo de luz sobre las causas de esto.

¿QUÉ SON LOS FLAVONOIDES?

Los flavonoides son un grupo amplio de sustancias químicas vegetales que aportan el color a la fruta y las plantas. Gracias a ellos las manzanas son rojas, los arándanos azules y la Purple Urkle morada. Los flavonoides forman parte del grupo de fitonutrientes polifenoles.

Existen más de 6.000 flavonoides en el reino vegetal y han sido utilizados con fines terapéuticos en la medicina ayurveda durante miles de años. Hay una serie de grupos y subgrupos de flavonoides, y la marihuana contiene sus propios flavonoides específicos, llamados cannaflavinas.

Al igual que muchos otros flavonoides, las cannaflavinas han demostrado ser farmacológicamente activas. La cannaflavina A ha probado que puede reducir inflamaciones y su efectividad es 30 veces superior a la de la aspirina.

Gracias a la lenta muerte de la prohibición del cannabis a nivel internacional, se están iniciando estudios más exhaustivos acerca de otras cannaflavinas con la esperanza de abrir nuevas vías para el tratamiento del cáncer, enfermedades autoinmunes y el dolor.

¿QUÉ SON LOS TERPENOS Y LOS TERPENOIDES?

Los terpenos son compuestos orgánicos volátiles presentes en los aceites esenciales de las plantas. Son los principales responsables del olor de la marihuana, de tus calcetines sudados o la piel del pollo. Los terpenos y terpenoides son una familia extremadamente amplia de hidrocarburos insaturados. El cannabis contiene más de doscientos terpenos, y la cifra sigue creciendo con los avances de la investigación.

Se cree que los terpenos desarrollan una serie de funciones biológicas en la planta de la marihuana. Junto con los cannabinoides, actúan como antidesecante, como agentes antifúngicos y antibióticos, y como repelentes frente a animales e insectos. Son producidos en abundancia en los tricomas glandulares y en las paredes celulares de las flores del cannabis. Las concentraciones de terpenos pueden verse afectadas positiva o negativamente por las condiciones de crecimiento, la intensidad de la luz y la disponibilidad de nutrientes.

Una sutil combinación de estas sustancias químicas aromáticas puede conseguir ciertos efectos. Es lo que aporta a la marihuana la amplia variedad de atractivos aromas que disfrutamos en innumerables especies. En muchas ocasiones, los terpenos modifican los efectos de los cannabinoides, ya que son compuestos psicoactivos por sí mismos, dando matices diferentes a la experiencia de consumir marihuana.

Los terpenos son conocidos básicamente por su efecto terapéutico. El D-limoneno, frecuente en el cannabis, es un ansiolítico que ha demostrado ser un tratamiento efectivo contra las migrañas. El ácido isovalérico, que predomina en la familia Cheese, es un antiepiléptico y somnífero con un agradable aroma que actúa en el cerebro como una feromona.

Los terpenos son hidrocarburos simples, es decir, sólo están compuestos por carbono e hidrógeno, mientras que los terpenoides tienen otros grupos funcionales. Los terpenoides son terpenos que han sido desnaturalizados por la oxidación de los procesos de secado y curado.

EL EFECTO SÉQUITO

Algunas variedades de marihuana pueden dejarte anclado al sofá, haciendo que tus párpados pesen toneladas. Otras pueden producir estimulantes efectos creativos e incentivar la actividad física, mientras que otras inducen profundos estados espirituales, haciéndote soñar despierto. Así es como funciona el efecto séquito.

Las combinaciones intrínsecas de flavonoides, terpenos, terpenoides y cannabinoides (así como fenoles, aminoácidos, glicoproteínas y azúcares, por nombrar sólo algunos) son lo que proporciona al cannabis su increíble abanico de propiedades. ¿Te has parado a pensar alguna vez por qué algunas variedades con menos THC te pueden colocar el doble? ¿O por qué algunas cepas son buenas para la artritis mientras otras ayudan a controlar la ansiedad? La explicación está en el resto de compuestos que se adhieren a los receptores del cerebro además de los usados para los cannabinoides.

Existen multitud de sistemas secundarios que entran en juego, a nivel terapéutico y recreativo, con nuestros receptores neuronales, produciendo una experiencia compleja y única con cada cepa. Algunos terpenos mitigan el flujo de THC a través de la barrera entre sangre y cerebro, otros lo incrementan y otros magnifican los efectos del CBD.

Para dar cierta idea de los motivos por los que diferentes variedades de marihuana proporcionan diversos efectos para los consumidores recreativos o terapéuticos, aquí os dejamos una lista de los terpenos que deberíais conocer.

El principio químico geranil pirofosfato se forma en las glándulas productoras de resina de las flores de las hembras de marihuana sin feminizar. A medida que la planta madura y se expone a más luz, esta sustancia química plástica se utiliza para crear una infinidad de compuestos útiles.

GERANILO

El geranilo es un terpeno fundamental en el olor de la mayoría de flores. Es lo que da a las rosas y, obviamente a los geranios, sus dulces fragancias. Un básico para los perfumistas, se usa habitualmente en jabones y es un excelente repelente antimosquitos. Medicinalmente, el geranilo se está mostrando prometedor como tratamiento neuropático.

PINENO

El pineno es un monoterpenoide bicíclico. Es uno de los terpenos más abundantes en la naturaleza, en dos formas: a-pineno y b-pineno. Como su nombre indica, es el culpable del olor de varias especies de pinos y muchas coníferas. También juega un papel significativo en el olor de resinas balsámicas, algunas frutas cítricas y los bosques de pinos, además de ser el componente principal del aguarrás.

El pineno puede actuar como antagonista o mitigar los efectos del THC. Terapéuticamente se ha utilizado como antiinflamatorio, broncodilatador y expectorante.

LIMONENO

El limoneno es un monoterpeno monocíclico y se genera en la planta de marihuana mediante la síntesis del pineno. Proporciona el fuerte olor cítrico tan característico de limones, limas y naranjas. También es uno de los compuestos principales del romero, el enebro y la hierbabuena.

El limoneno se absorbe fácilmente en el cuerpo y en el flujo sanguíneo tras su inhalación, por lo que es perfecto para conseguir efectos rápidos. Se están llevando a cabo ensayos clínicos para comprobar la eficacia del limoneno como anticancerígeno y para el tratamiento de la ansiedad.

MIRCENO

El mirceno es un monoterpeno producido fundamentalmente por la marihuana. Algunas especies contienen hasta un 60% de mirceno. Responsable de los aromas a almizcle y matices terrosos, similar al clavo y al anís estrellado. Es lo que aporta al lúpulo, las hojas de laurel o el tomillo sus agradables fragancias.

El mirceno es un potente analgésico y antiinflamatorio que es parcialmente responsable del efecto anestesiante que el aceite de clavo produce para dolores de muelas. El mirceno reduce la resistencia de la barrera hematoencefálica, facilitando que otras sustancias químicas puedan cruzarla. Además, el mirceno incrementa la saturación de THC de los receptores cannabinoides. Comer mangos aumenta los efectos de la marihuana gracias a su concentración de mirceno.

CARIOFILENO

El cariofileno es un sesquiterpeno que inunda la pimienta negra, las hojas de canela, lavanda y clavo, con sus matices picantes y a madera. Conocido por ser el único terpeno que interactúa con el sistema endocannabinoide, en concreto con el receptor CB2. Esta cualidad es esperanzadora, ya que es un antiinflamatorio totalmente efectivo y no psicoactivo, un gran tratamiento para dolores crónicos, ansiedad y depresión.

LINALOOL

El linalool es un monoterpeno monocíclico que está detrás del olor único y tan duradero de la lavanda y la menta, así como muchas otras plantas florales. Los cojines de lavanda actúan como somníferos y se han utilizado desde hace siglos. El linalool es un ingrediente básico para la fabricación de jabones y perfumes. Además, la lavanda se planta alrededor de las casas para mantener a los mosquitos y las pulgas a raya.

El linalool atenúa las sensaciones de ansiedad causadas por el THC y es un potenciador del sistema inmune. Los estudios sugieren que el linalool aumenta la función cognitiva y puede reducir la inflamación pulmonar causada por sustancias cancerígenas como las del tabaco.

CANFENO

El canfeno es un monoterpeno muy potente que recuerda a un bosque de abetos o madera podrida. Es un componente minoritario de una serie de aceites esenciales como el de genjibre, el alcanfor, aceites de citronela y el aguarrás.

El canfeno se utiliza para reducir el colesterol plasmático y puede jugar un papel fundamental en el control de enfermedades cardiovasculares. Una alternativa no farmacéutica que no causa irritación intestinal ni daños en el hígado.

HUMULENO

El humuleno es un sesquiterpeno frecuente en cepas de cannabis sativa que influencia los aromas terrosos del cilantro vietnamita y del lúpulo, que son familiares cercanos de la marihuana. El humuleno todavía se usa en la medicina tradicional china como supresor del apetito o anorexígeno.

En la medicina moderna el humuleno es considerado un excelente agente antitumoral, antibacteriano y antiinflamatorio.

LOS ACEITES ESENCIALES SON IMPORTANTES

Una alta concentración de THC o CBD ya no son los únicos criterios para categorizar la marihuana. La mezcla concreta de aceites esenciales y cannabinoides volátiles, terpenos y flavonoides tiene la misma importancia.

La acción sinérgica de estos compuestos complementarios puede modificar la forma en que el cerebro y el cuerpo absorben y transportan, acceden y distribuyen los compuestos psicoactivos o terapéuticos. Mientras la prohibición sigue quedando obsoleta (la lucha antidroga estaba perdida antes de empezarla), la ciencia tiene libertad para redescubrir los numerosos atributos beneficiosos de la planta del cannabis.

Desarrollar la capacidad de identificar aromas y paletas de olores que indican el perfil de aceite esencial de la marihuana es ahora tan importante como un sumiller en un restaurante con estrella Michelin. Al menos si quieres conseguir lo que buscas.


Cibdol