¿Es el CBD un placebo?

¿Es el CBD un placebo?

¿Produce el CBD cambios fisiológicos en el cuerpo? ¿O funciona simplemente como un placebo que nos "engaña" para que sintamos algún efecto?

Varios estudios científicos han demostrado que el CBD produce verdaderos cambios cuantificables. Estudios muy elaborados han probado el CBD en humanos para analizar el efecto del cannabinoide sobre muchas enfermedades. Además de probar la eficacia terapéutica de la molécula, la investigación ha comparado los efectos del CBD con los de un placebo.

Antes de entrar al detalle en algunas de estas investigaciones, vamos a observar más de cerca lo que es realmente un placebo.

¿Qué es el efecto placebo?

Por definición, el efecto placebo es un efecto beneficioso que produce un fármaco ineficaz. El resultado no puede atribuirse al tratamiento en sí, sino a la creencia del paciente en la efectividad del tratamiento.

La mente tiene un poder extraordinario. Incluso puede convencernos de que un tratamiento ineficaz o "falso" en realidad funciona. En ocasiones, si una persona cree realmente que lo que ha tomado puede curar una dolencia, sus síntomas podrían llegar a desaparecer.

Esto suena extremo, pero el efecto placebo está totalmente reconocido por la ciencia. El fenómeno no puede causar cambios significativos en enfermedades como tumores o colesterol alto, pero puede producir resultados positivos en términos de dolor, trastornos del sueño, menopausia, síndrome del intestino irritable y depresión.

Existe una importante teoría sobre el funcionamiento del efecto placebo que aborda las expectativas del paciente. Si un individuo cree realmente que está tomando medicamentos efectivos, su propia química interna podría ponerse en marcha y producir efectos similares.

El CBD ofrece más que un efecto placebo

¿Es el CBD un placebo?

Los investigadores han descubierto que el CBD produce una serie de cambios y efectos fisiológicos. Pero, ¿cómo sabemos que no se trata del resultado de un simple placebo?

Los ensayos controlados con placebo ayudan a distinguir entre los verdaderos efectos de una sustancia frente a un placebo. En este tipo de estudios suelen participar dos grupos: uno que recibe la sustancia (grupo experimental) y otro que recibe una versión falsa (grupo placebo).

Los estudios doble ciego controlados con placebo van un paso más allá. En estos estudios, ni el paciente ni los investigadores saben qué grupo recibe la sustancia y cuál recibe el placebo. Esto ayuda a eliminar el mayor sesgo posible.

Sabemos que el CBD ofrece más que un efecto placebo porque los investigadores ya han expuesto anteriormente el cannabinoide a estas medidas científicas. Por ejemplo, un ensayo de 2018 aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, probó los efectos del CBD en pacientes con convulsiones. Los resultados mostraron que el grupo del CBD experimentó una reducción mucho más significativa en la frecuencia mensual de las crisis de caída que el grupo de placebo.

Además, un ensayo doble ciego publicado en el Journal of Psychopharmacology investigó los efectos del cannabidiol en pacientes con enfermedad de Parkinson. El grupo de CBD notó una diferencia significativa en la calidad de vida y el bienestar en comparación con el grupo placebo.

Otro estudio doble ciego controlado con placebo analizó la eficacia de un extracto botánico rico en CBD en el tratamiento sintomático de la colitis ulcerosa. Se descubrió que el grupo del CBD obtuvo mejores resultados en cuanto a la calidad de vida que el grupo placebo.

Se necesita más investigación

Aunque dichos estudios elaborados son pocos y distantes entre sí en lo que respecta al CBD, surgirán muchos más en un futuro muy próximo. Esta investigación nos da una idea de los efectos del CBD frente al placebo, con resultados que indican que el cannabinoide produce efectos tangibles.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: