¿Podría el CBD ser un antibiótico?

Publicado el:

La relación entre la infección y los antibióticos convencionales

¿Podría el CBD ser útil en la lucha contra cepas de bacterias resistentes a los antibióticos? Los descubrimientos de la Universidad de Queensland, en Australia, sugieren que podría ser posible. Pero, antes de analizar el estudio en profundidad, es necesario comprender la evolución de la relación entre las bacterias y los antibióticos.

Desde el descubrimiento revolucionario de la penicilina por Alexander Fleming en 1928, los antibióticos han sido una herramienta esencial en la lucha contra las bacterias y las infecciones. Y, aunque a día de hoy seguimos utilizando los mismos métodos probados y comprobados, las bacterias han evolucionado. Algunas bacterias, hongos y parásitos, cuando se exponen a antibióticos, pueden adaptarse y anular la efectividad del medicamento desarrollando una resistencia.

Vale la pena señalar que la resistencia a los antimicrobianos probablemente ocurrirá de todos modos, ya que el código genético de las bacterias cambia con el tiempo. Aun así, se considera que el consumo excesivo de antibióticos es un factor significativo para acelerar el desarrollo de cepas resistentes.

Según la Organización Mundial de la Salud, la resistencia a los antimicrobianos "es una amenaza cada vez más grave para la salud pública mundial, que requiere medidas en todos los sectores gubernamentales y en la sociedad". Esto ha hecho que los investigadores se salgan de las vías convencionales para tratar de identificar compuestos que podrían ser útiles en el apoyo a la lucha contra las bacterias dañinas. Uno de los compuestos que se están mencionando es el cannabidiol (CBD), un cannabinoide presente en la especie Cannabis sativa.

Los investigadores están buscando nuevas formas de combatir las infecciones y las bacterias resistentes

El Dr. Mark Blaskovich, Investigador Principal y Coordinador de Programa de la Community for Open Antimicrobial Drug Discovery, y Oficial Superior de Investigaciones en el Instituto de Biociencia Molecular en la Universidad de Queensland, descubrió que el CBD es eficaz contra las bacterias grampositivas. Entre las cepas de bacterias grampositivas están el Staphylococcus aureus (común en infecciones de la piel) y el Streptococcus pneumoniae (común en la neumonía bacteriana).

El Dr. Blaskovich presentó sus hallazgos en un congreso anual para la Sociedad Americana de Microbiología. Las muestras in vitro de ambos tipos de bacterias grampositivas fueron tratadas con CBD sintético. Los resultados llevaron al Dr. Blaskovich a la conclusión de que el CBD había funcionado al mismo nivel que los antibióticos vancomicina y daptomicina, de prescripción médica. También descubrió que el CBD funcionó aparentemente contra las cepas de bacterias grampositivas resistentes, algo en lo que muchos antibióticos tradicionales están empezando a fallar.

"La actividad se mantuvo sobre todo contra cepas resistentes de Staphylococcus aureus (MRSA, VISA, VRSA), Streptococcus pneumoniae (MDR) y Enterococcus faecalis (VRE). El cannabidiol ejerció efectos bactericidas, mostró niveles poco propensos a generar resistencia, y fue activo contra las biopelículas de MRSA".

El equipo realizó también otro estudio utilizando CBD por via tópica para tratar una infección de la piel en ratones. Una vez más, aunque los resultados fueron positivos, el CBD no eliminó la infección, sino que simplemente redujo el número de células bacterianas.

¿Podría el CBD convertirse en un antibiótico?

Aunque sería fácil elogiar esta función como un avance significativo en las capacidades antibacterianas del CBD, todavía es demasiado pronto para abandonar la penicilina.

Se cree que la efectividad del CBD puede provenir de la forma en que ataca la biopelícula que rodea las células bacterianas, pero los autores todavía no están seguros del mecanismo de acción del CBD. También se apresuraron a señalar las limitaciones del estudio. El Dr. Blaskovich destacó que, debido a que los resultados están en fases preliminares, es demasiado temprano para que empecemos a automedicarnos con CBD para las infecciones.

El estudio también se ha realizado in vitro (fuera del cuerpo humano), y existe el riesgo de no arrojar los mismos resultados en los ensayos clínicos. Hay varios compuestos que han demostrado efectividad antibacteriana en placas de Petri, pero que han fallado en esta etapa crucial. También hay que mencionar que ambos estudios se realizaron en colaboración con Botanix Pharmaceuticals Ltd., una compañía farmacéutica especializada en productos tópicos de CBD.

No obstante, esta investigación podría ser un paso adelante muy importante para el CBD y la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. El CBD sigue mostrando un buen perfil de seguridad y no se considera tóxico, incluso en grandes cantidades. Afortunadamente, el Dr. Blaskovich y su equipo van a continuar su investigación probando el CBD en modelos animales de infección. La esperanza es que puedan identificar qué cepas bacterianas podría reducir, cuáles podría matar por completo, y el mecanismo de acción exacto.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?