CBD y adicción a la nicotina: ¿puede el aceite de CBD ayudarte a dejar de fumar?

Publicado el:

Fumar es una epidemia global

Si tuvieses que adivinar cuál es el hábito que la mayoría de la gente quiere abandonar, ¿qué dirías? Dado que la cifra abrumadora de fumadores asciende a 1.100 millones de personas, es muy probable que digas fumar cigarrillos.

Para una persona no fumadora, cuesta imaginar por qué las personas gastan tiempo, dinero y salud en un hábito que mata a más de 8 millones de personas al año. Sin embargo, para los fumadores, la adicción a los cigarrillos, o más concretamente, a la nicotina del tabaco, es un desafío al que deben enfrentarse todos los días.

La nicotina se considera tan adictiva como la heroína, la cocaína y el alcohol, por lo que superar el deseo de encender un cigarro cada mañana no es tarea fácil. Lo bueno es que los fumadores pueden dejar de fumar y lo hacen. La mayoría de las veces, solo necesitan apoyo mientras aprenden a romper la cadena de recuerdos aprendidos y comportamientos adquiridos. Ese apoyo puede llegar de varias formas: terapia de grupo, parches de nicotina, cigarrillos electrónicos y, según estudios preliminares, CBD.

¿Cómo podría ayudar el CBD a las personas a dejar de fumar?

La idea de que el CBD podría ser una ayuda útil para dejar de fumar es un concepto que salió a la luz después de un estudio preliminar en 2013. Afortunadamente, desde entonces, nuestro conocimiento sobre los cannabinoides, el sistema endocannabinoide y el CBD ha crecido.

Con un conocimiento mayor, los investigadores continúan invirtiendo sus esfuerzos en evaluar, no solo el efecto del CBD sobre el tabaquismo, sino también su impacto en la adicción en general. Antes de ir demasiado lejos, es conveniente que comencemos con los resultados del estudio publicado en 2013.

Los investigadores del University College de Londres utilizaron el método de doble ciego controlado por placebo para evaluar si el CBD podría ser efectivo en el tratamiento de la adicción a la nicotina. De los 24 fumadores que participaron, 12 recibieron un inhalador de CBD y la otra mitad un placebo. Se informó a los pacientes que cuando sintieran la necesidad de fumar, utilizasen el inhalador.

Durante una semana, se midió el número de veces que ambos grupos fumaron. En el grupo placebo, no hubo diferencia en cuántas veces sintieron la necesidad de fumar. Sin embargo, en el grupo de CBD, se redujo de un 40% el número de cigarrillos fumados en potencia. Los resultados también indicaron "cierto mantenimiento de este efecto en el seguimiento".

Aunque estos resultados parecen claramente positivos, vale la pena que consideremos dos factores cruciales. El primero, que este estudio solo tuvo lugar durante una semana. En general, los efectos de abstinencia de la nicotina tardan hasta un mes en desaparecer (antojos, depresión, irritabilidad y ansiedad). El tamaño de la muestra también es increíblemente limitado cuando se comparan 24 personas entre 1.100 millones de personas que fuman en todo el mundo; sin embargo, el estudio preparó el camino para una investigación más amplia.

¿Qué sugieren otros estudios sobre la efectividad del CBD en el tratamiento de la adicción a la nicotina?

Un estudio de 2018, también del University College de Londres, adoptó un enfoque diferente para sus investigaciones preliminares. Esta vez trataron de romper los comportamientos adquiridos, o el sesgo atencional, que mostraban los fumadores de cigarrillos. El sesgo atencional es cuando nuestro cuerpo vincula acciones después de experimentar una serie de señales.

Por ejemplo, muchos fumadores fuman su primer cigarrillo con café o té por la mañana. Con el tiempo, el cerebro aprende a asociar estas dos acciones. Sin darse cuenta, cada vez que un fumador ve una taza de café, su cerebro reacciona con deseo de cigarrillos.

A los pacientes se les administró una dosis oral de 800mg de CBD o un placebo antes de que se les mostraran señales gráficas de tabaco (personas fumando, ceniceros, etc.) El grupo de CBD experimentó una reducción en la "relevancia y agrado de las señales de cigarrillos", mientras que el grupo de placebo permaneció igual. Este estudio es diferente del original porque identifica el mecanismo subyacente involucrado en la efectividad potencial del CBD. Los resultados sugieren que el CBD se dirige a los procesos neurocognitivos (lo que ocurre dentro de nuestros cerebros) asociados con la nicotina.

CBD y adicción: ¿hay esperanza?

Cuando consideras los resultados de los estudios anteriores, junto con varios estudios en animales sobre la efectividad del CBD para abordar el mecanismo de la adicción, los resultados son alentadores.

Combinado con los efectos anti-ansiedad percibidos del cannabinoide (la ansiedad es un síntoma clave de la abstinencia), parece que el CBD demuestra las características de un tratamiento efectivo para la adicción a la nicotina. A pesar de la necesidad de estudios a mayor escala sobre el tema, una cosa es segura: fumar es un hábito que no desaparece. La Organización Mundial de la Salud afirma que "el tabaco mata a la mitad de sus consumidores", por lo que hay 550 millones de muertes que podrían evitarse con más investigación, fuerza de voluntad y, en el futuro, CBD.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?