¿Qué beneficios aporta el CBD al rendimiento deportivo?

Publicado el:

El ejercicio habitual no solo es maravilloso para nuestra salud física, sino también para nuestra salud mental. Sigue leyendo para descubrir lo importante que es la actividad física regular y cómo puede contribuir el CBD a un estilo de vida activo.

Llevar un estilo de vida activo es muy bueno para tu salud

Hace tiempo, existía la idea errónea de que el descanso regular era la mejor manera de superar las lesiones leves y mantener el cuerpo en buena forma. Desde entonces, esa visión se ha desmentido, y ahora hay un nuevo punto de vista, uno que funciona bajo el lema de "el movimiento es medicina". Ya sea dolor de espalda, contracturas o simplemente una falta general de energía, la respuesta a muchos de estos problemas podría ser el ejercicio habitual y constante.

Afortunadamente, esto no significa que tengas que correr una maratón todos los fines de semana o probar el desafío del "insanity workout". Es hacer suficiente ejercicio para aumentar tu ritmo cardíaco durante aproximadamente media hora. Trata de hacerlo todos los días, y notarás beneficios desde una reducción del riesgo de ataques al corazón hasta una mejora en el control de peso, niveles más bajos de colesterol en sangre y mejoras igualmente importantes en la energía y el estado de ánimo.

El ejercicio físico no tiene por qué ser intenso para ser beneficioso

Ahora que sabemos que el ejercicio habitual es lo único que se necesita para mantener el cuerpo y la mente en buena forma, se convierte en un panorama desalentador. Pero las actividades cotidianas (con unos pequeños cambios) pueden proporcionar la cantidad de ejercicio recomendada para aumentar tu ritmo cardíaco y mantener tu cuerpo en buenas condiciones. Esto puede ser llevar al perro a dar un paseo más largo (les encantará), jugar con los nietos durante una tarde (también les encantará), o subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor en el trabajo (al final te encantará).

Practicar un deporte o un pasatiempo a menudo también es una forma fantástica de hacer que el ejercicio sea divertido y de que te propongas algo en lo que trabajar. No solo sacarás partido a la actividad física diaria, sino que al alcanzar cada meta, la sensación de satisfacción puede hacer maravillas en tu autoestima y tu confianza en general.

En lo que respecta al rendimiento deportivo, sin importar el nivel, hay algunos factores que influyen en si lo hacemos adecuadamente. La clave para mantener la motivación y, en última instancia, lograr tus objetivos, es considerar cada uno de estos factores y cómo afectan a tu rutina de ejercicios.

Medir tu rendimiento deportivo

Los factores neuromusculares son los más influyentes. En términos simples, esto significa que no puedes correr 1,5km en 10 minutos si no tienes el músculo, el rendimiento cardiovascular, la resistencia o la flexibilidad para hacerlo. Para superar los factores neuromusculares, tienes que dividir tu objetivo final en pasos más pequeños y, unido a una dieta saludable y un entrenamiento constante, concentrarte en el elemento que te falta.

Otro factor influyente es nuestro control mental y los factores psicológicos. En este conjunto de factores incluimos la automotivación, la determinación y la concentración. El ejercicio frecuente nos ayuda a fortalecer todos estos elementos cruciales. Uno de los aspectos más importantes es la constancia. Esto significa que aunque esté lloviendo, tienes que sacar al perro a dar un paseo largo. O, si vas a entrenar al gimnasio por la mañana temprano, tienes que levantarte aunque haga frío y sea de noche. Mantener la disciplina requiere un gran nivel de control mental, pero las recompensas por alcanzar los objetivos que nos fijamos se convierten rápidamente en el objetivo principal.

Los factores ambientales rara vez están bajo nuestro control, pero es muy importante tenerlos en cuenta. Un campo de fútbol empapado o una ola de calor inesperada durante tu carrera semanal se clasifican como factores ambientales. Por lo general, añaden una nueva dimensión al entrenamiento y pueden hacer que tu ejercicio habitual sea un poco más difícil. Quienes quieran reforzar su rendimiento, entrenarán a conciencia bajo estas condiciones para ayudar a mejorar su condición física y mental. Quienes se tomen el ejercicio como una actividad diaria e informal, sigue siendo importante persistir cuando las condiciones no son favorables: la sensación de logro valdrá la pena física y mentalmente.

Finalmente, llegamos al coaching y al apoyo externo como un factor en el rendimiento deportivo. Motivarse para salir a correr es mucho más fácil si lo haces en compañía, con algún amigo o entrenador que te ayude a avanzar. El ejercicio debe ser divertido, y si eso significa ponerse al día con los últimos cotilleos de la familia mientras charlas con tus familiares, ¿quiénes somos nosotros para juzgarlo?

La relación entre el CBD y el rendimiento deportivo

Si has considerado todos los factores mencionados anteriormente, pero todavía tienes dificultades para alcanzar tus metas personales, parece que el CBD puede ayudarte. El efecto del CBD y de los cannabinoides en general sobre la inflamación está ampliamente documentado. La inflamación es una reacción necesaria que ayuda al cuerpo a recuperarse y a desarrollar músculos más fuertes. Y como muchos de nosotros sabemos, la recuperación física rápida es la mitad del desafío del ejercicio regular. Curiosamente, la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) ha eliminado recientemente el CBD de su lista de sustancias prohibidas, lo que significa que los atletas olímpicos ya pueden usar el cannabinoide como un complemento de su rutina deportiva antes y después de practicarla. Incluso si no eres uno de los mejores lanzadores de disco del mundo, puedes usar CBD de una forma similar.

También se ha demostrado que el CBD tiene efectos ansiolíticos en numerosos estudios preclínicos, lo que ha llevado a los investigadores a considerar su potencial como tratamiento futuro para trastornos de ansiedad, incluida la ansiedad social. Estas afecciones pueden obstaculizar la motivación para levantarte y hacer ejercicio. Los investigadores concluyeron que "la existencia de pruebas preclínicas apoya firmemente el CBD como tratamiento para el trastorno de ansiedad generalizada".

El CBD no te va a dar un impulso inmediato en cuanto a la distancia que puedes correr, el peso máximo que puedes levantar o la flexibilidad que tienes en el yoga. Pero puede contribuir al estado natural de homeostasis de tu cuerpo y a mantener tus mecanismos psicológicos en buenas condiciones. Combinándolo con un enfoque dirigido a los factores mencionados anteriormente, que influyen en el rendimiento, puedes motivarte más y favorecer la capacidad de recuperación de tu cuerpo. Como ya sabemos, el movimiento es medicina, y con un poco de ayuda del CBD, puedes alcanzar tus metas y divertirte, a la vez que te mantienes activo.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?