¿Es el CBD un Remedio para Trastornos del Sueño?

Publicado el:

Al igual que muchas otras sustancias, la alimentación, el estilo de vida, la genética, las experiencias de vida y otros factores ambientales, el CBD puede afectar a la calidad de nuestro sueño. No conocemos demasiado de la relación entre calidad de sueño o duración y el consumo de cannabinoides en diferentes cuadros médicos. Mucha gente sufre algún tipo de trastorno del sueño, y los laboratorios de investigación están intentando entender cómo el sistema cannabinoide recientemente descubierto podría jugar un papel importante en la alternancia entre sueño y vigilia.

CBD and pain

Muchos consumidores utilizan el cannabis como potenciador del sueño, y la mayoría tienen sus propias variedades, vías de consumo y dosificaciones preferidas. Normalmente, las variedades ricas en CBD son las más demandadas, porque evitan los efectos potenciales de ansiedad del THC. Hoy en día, extractos de cáñamo con una gran concentración de CBD y sin contenido de THC, representan una alternativa segura pero casi siempre efectiva para mejorar la relajación y la calidad del sueño en adultos, así como en niños, ancianos o mascotas.

Noches sin descanso

Un trastorno del sueño es una desviación respecto a los patrones normales de sueño. El tipo más habitual es el insomnio, aunque muchos otros trastornos pueden afectar a nuestro descanso: apnea del sueño, síndrome de las piernas inquietas, narcolepsia, pesadillas o terrores nocturnos, noctambulismo, somniloquía, brusismo y unos cuantos más. Los trastornos del sueño pueden afectar seriamente a nuestra salud y estado físico, ya que la privación del sueño disminuye el rendimiento físico y nuestra capacidad de alerta. Los trastornos del sueño crónicos también pueden a llegar a deteriorar la memoria y las capacidades cognitivas.

Millones de personas sufren de insomnio o de falta de sueño. Muchos trastornos de sueño leves podrían reducirse o incluso desaparecer simplemente al incorporar hábitos de sueño constantes y haciendo algunos cambios en nuestro estilo de vida. En cualquier caso, antes de rendirte y caer en la trampa de los somníferos, podría ser interesante intentar descubrir si la naturaleza puede ayudar. El cannabis probablemente pueda.

CBD and sleep

La ciencia de los cannabinoides por las noches

A mediados de los años 70, un estudio en pacientes con insomnio mostraba que el consumo de cannabis reducía el tiempo necesario para conciliar el sueño y disminuía el número de interrupciones durante la noche (Cousens y DiMascio, 1973). Esto se confirmó en otros estudios llevado a cabo por Schierenbeck, Riemann, Berger y Hornyak, en 2008 y 2013. Otras investigaciones descubrieron que el cannabis es capaz de facilitar la conciliación del sueño y aumentar la duración de su fase profunda. También se demostró clínicamente, que los cannabinoides son efectivos para combatir las pesadillas del personal militar afectado por trastornos por estrés postraumático (Jetley, Heber, Fraser, Boisvert, 2015; Fraser, 2009). La capacidad de los cannabinoides para "suprimir sueños" parece resultar muy efectiva en este tipo de síndromes.

Recientemente, un ensayo de laboratorio con ratas también descubrió que un cannabinoide sintético similar al THC era eficaz para atenuar la apnea inducida por la serotonina, al relajar los músculos del mentón y la lengua. Estos resultados sugieren que podría ser un tratamiento potencial para las peligrosas apneas en humanos. Aunque el THC, de manera controvertida, pueda mejorar la calidad del sueño, un estudio reciente afirma que la gente con insomnio tiene más tendencia a utilizar variedades de cannabis con concentraciones de CBD significativamente superiores.

Revitalizando tus días, descansando por las noches

La acción del CBD todavía no está completamente clara, aunque parece obvio que este cannabinoide presenta un comportamiento bipolar. En dosis reducidas, el cannabidiol genera un estado de alerta, probablemente porque activa los mismos receptores de adenosina que la cafeína. Este efecto puede ser beneficioso para combatir la somnolencia diurna, que suele traducirse en noches en vela. Contrariamente, en dosis superiores, el CBD actúa como tranquilizante y relajante muscular, aunque en realidad no puede considerarse como un sedante propiamente dicho. Estos efectos aparentemente opuestos del CBD podrían ayudar a los médicos en la gestión de la privación del sueño y de la somnolencia durante el día.

CBD and sleep

Un estudio del Departamento de Neurociencia y Comportamiento de la Universidad de São Paulo investigaba los efectos del cannabidiol en el ciclo de sueño-vigilia. Ratas de laboratorio recibían inyecciones con diferentes cantidades de extractos de CBD naturales, y se registraban los patrones de sueño durante los períodos de luz y oscuridad. Esta administración de CBD aguda y sistémica conseguía aumentar el tiempo total de sueño de los ratones.

El mismo centro de investigación descubrió en otro estudio que el CBD puede mejorar ciertos trastornos de conducta durante el sueño REM. Este tipo de desórdenes, a menudo asociados a otros problemas neurológicos, que hacen que el paciente "responda" a sus sueños con patadas, puñetazos, gritos, saltos o acciones similares. Estos comportamientos desagradables y potencialmente peligrosos han podido aliviarse con la administración controlada de CBD, especialmente en pacientes con enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.

Por último, otro estudio descubrió que casi la mitad de los adultos que libremente deciden comprar cannabis medicinal en dispensarios legales de Estados Unidos, usaban la hierba para tratar su insomnio. La mayoría de esos consumidores preferían variedades con cantidades de CBD muy superiores a la media. (Belendiuk, Babson, Vandrey y Bonn-Miller, 2015).

El CBD podría formar parte de un remedio natural completo

Terpenes

Mientras la ciencia sigue demostrando que el CBD y el THC pueden afectar a nuestro sueño de diferentes formas y con diversas intensidades, algunos investigadores siguen defendiendo que el contenido de terpenos también puede jugar un papel significativo. La camomila, la valeriana, la lavanda, el lúpulo y muchas otras hierbas, contienen una gran concentración de terpenos que también se encuentran en el cannabis. Algunos de estos terpenos tienen propiedades relajantes y se podrían incluir en un tratamiento terapéutico para trastornos del sueño. Extractos de cannabis como el aceite de CBD, contienen cientos de estos terpenos naturales. Algunos de ellos pueden potenciar la eficacia de los cannabinoides gracias al efecto séquito.

Todavía no está claro hasta qué punto el CBD, una medicina legal, segura y no psicotrópica, podría contribuir al alivio de diversos tipos de trastornos del sueño. Lo único que podemos hacer es seguir de cerca los avances de la ciencia en este ámbito y seguir analizando los testimonios de pacientes con problemas de sueño que están experimentando con tinturas, aceites, vapores o humos ricos en CBD. Mucha gente que trata sus síndromes o desórdenes leves con CBD experimenta una mejoría sustancial e inmediata en cuanto a episodios de estos trastornos, y sin ningún efecto secundario. En muchos casos señalan que el CBD es capaz de controlar los síntomas del trastorno pero, una vez más, no se han llevado a cabo ensayos clínicos exhaustivos para comprobarlo.

Mantente al día. Inscríbete para recibir nuestro boletín.

¿Qué producto necesito?