Extracción con CO₂: preserva el poder natural del cáñamo

Publicado el:

El cáñamo ha desempeñado un papel muy importante en la sociedad durante siglos. En la actualidad, a medida que la ciencia descubre más sobre el potencial terapéutico de los cannabinoides y los terpenos, los líderes de la industria buscan nuevas y mejores formas de aprovechar las propiedades de esta magnífica planta.

Una de las formas más novedosas de realzar y reforzar el potencial del cáñamo es por medio de su extracción con CO₂. En este artículo, analizamos con detalle este proceso; qué es y cómo está cambiando para siempre la forma en que consumimos productos de cáñamo.

¿QUÉ ES LA EXTRACCIÓN CON CO₂?

La extracción con CO₂ es un método único utilizado para extraer los compuestos de una sustancia en particular y condensarlos en un potente concentrado.

Está basada en los principios de la extracción con fluidos supercríticos (SFE). La SFE utiliza gases como el CO₂ y los comprime más allá de su punto crítico, convirtiéndolos en solventes útiles para la extracción de los componentes de las plantas.

Los fluidos supercríticos actúan como líquidos y gases; se difunden a través de sólidos, como los gases, y también son capaces de disolver compuestos, como los líquidos. Esto hace que sean especialmente útiles para crear todo tipo de extractos, ya que pueden penetrar en una sustancia de forma muy distinta a los solventes normales como el alcohol o el butano.

El CO₂ se utiliza como fluido supercrítico porque sobrepasa su punto crítico a una temperatura baja (de aproximadamente 32°C). Esta temperatura permite preservar los terpenos y otros compuestos frágiles, que por lo general se destruyen con temperaturas más altas. Además, la estructura química y la forma de las moléculas del CO₂ hacen que sea especialmente útil como disolvente.

El CO₂ se puede utilizar para extraer los principales compuestos de un gran número de sustancias, entre las que se incluyen:

Café
Vainilla

Fruta y frutos secos
Fragancias y perfumes
Tabaco (para la producción de cigarrillos electrónicos)
Lúpulo (para crear aceites para la elaboración de cerveza)
Especias (como pimienta negra, cúrcuma, canela, etc.)
Cannabis y cáñamo (para crear extractos o concentrados)

EL CO₂ Y LA EXTRACCIÓN DE CANNABIS

A menudo, se califica a extractos y concentrados como "el futuro" de la industria del cannabis, porque ofrecen una forma pura de disfrutar del potencial terapéutico de esta planta y sus diferentes compuestos.

Durante mucho tiempo, el butano, el propano y el alcohol, eran los principales solventes utilizados para extraer los componentes del cannabis y el cáñamo. Ahora, el CO₂ se ha ganado acertadamente su lugar como un solvente mucho más eficiente y sofisticado. El CO₂ está considerado como una de las formas de extracción de compuestos más puras, eficaces y versátiles.

DISTINTOS MÉTODOS DE EXTRACCIÓN CON CO₂

Los métodos de extracción con CO₂ varían según el fabricante. Muchos laboratorios tienen sus propios procesos basados en tecnologías patentadas que facilitan la extracción.

Pero los principios básicos de la extracción con CO₂ siguen siendo los mismos. En primer lugar, el material vegetal del cannabis se introduce en un recipiente sellado, al que se aplica el CO₂ supercrítico bajo una configuración muy específica de temperatura y presión. Esto permite que el CO₂ extraiga los cannabinoides, los terpenos y otros compuestos del material vegetal.

El CO₂ se traslada a otro recipiente, que se somete a distintas temperaturas y presiones para separar los compuestos del extracto, alterando su forma.

Y aquí es donde realmente destaca el poder de extracción del CO₂. Con métodos más tradicionales como el butano, el propano o el alcohol, los laboratorios solo han sido capaces de extraer un limitado conjunto de compuestos. Además, el calor que se aplica en estos métodos de extracción suele destruir muchos de los delicados compuestos de la planta, como los terpenos.

Con la extracción con CO₂, los técnicos tienen mucho más control sobre todo el proceso de extracción, lo que les permite aislar ciertos componentes de la planta. Este proceso se conoce como fraccionamiento. El fraccionamiento también se puede utilizar para extraer compuestos como el CBDA o el THCA, que son especialmente difíciles de extraer debido a su fragilidad.

Una vez finalizada la extracción, una caída de presión permite que el CO₂ se evapore, dejando tras de sí un extracto muy rico. La composición exacta de este extracto varía dependiendo del proceso de fraccionamiento utilizado por el fabricante. En particular, los extractos de CO₂ tienen una mayor concentración de terpenos (hasta un 10%) en comparación con extractos a base de, por ejemplo, butano (entre 0,5% y 3,5%).

LA DIFERENCIA DE CIBDOL

En Cibdol, utilizamos una extracción con CO₂ de vanguardia para crear todos nuestros productos, entre los que se incluyen aceites, suplementos y cremas con CBD.

Comenzamos el proceso con materias primas de calidad superior. Y únicamente trabajamos con cáñamo de alto grado cultivado en Europa con los más altos estándares agrícolas. A continuación, pasamos al proceso de extracción, que se realiza con una tecnología de primer nivel en nuestros laboratorios profesionales suizos.

Gracias a nuestro propio enfoque de la extracción con CO₂, tenemos un control total del proceso de extracción. Con unos ajustes de temperatura y presión únicos, somos capaces de aislar solamente los compuestos que necesitamos.

Nuestro proceso de extracción genera una pasta cruda de CBD que a continuación purificamos y enriquecemos con terpenos adicionales y aceite de oliva de calidad. El resultado final es un potente concentrado de inigualable pureza y calidad.

En Cibdol, nos enorgullecemos de establecer el estándar de oro para productos de CBD. Por medio de nuestro propio proceso de filtración, somos capaces de producir un extracto claro y dorado sin subproductos como ceras, grasas o clorofila.

Al mismo tiempo, nuestro delicado proceso de extracción nos permite preservar una alta concentración de CBD y terpenos. Esto otorga a nuestros aceites de CBD un efecto equilibrado y holístico que conserva las propiedades terapéuticas de la planta de cannabis entera y su "efecto séquito".

REALIZA TU PEDIDO DE ACEITE DE CBD HOY MISMO

Se cree que las plantas de cannabis y cáñamo fueron domesticadas por primera vez en China hace más de 6.000 años. Desde entonces, han desempeñado un importante papel en muchas culturas, tanto con fines industriales como medicinales.

En Cibdol, apoyamos la idea de que los cannabinoides y terpenos son esenciales para nuestro bienestar general. Gracias al método de extracción con CO₂, somos capaces de producir aceites y productos de CBD que preservan los enormes beneficios terapéuticos de la planta de cannabis.

Para saber más sobre el potencial del CBD y otros cannabinoides, sigue nuestro blog. Para obtener más información acerca de nuestros productos, echa un vistazo a nuestra tienda web hoy mismo.


Cibdol