Cultivo de cáñamo para industria y alimento

Publicado el:

EL CÁÑAMO - PLANTA PRIMORDIAL

El cáñamo, o Cannabis Sativa, es una planta dioica anual que se ha cultivado durante milenios. Todas las partes de la planta se aprovechan de una forma beneficiosa para el ser humano. Posee una gran variedad de aplicaciones prácticas e industriales, desde la cría animales hasta la pintura, pasando por la elaboración de alimentos, textiles, plásticos y medicamentos. El cáñamo se puede cultivar y procesar de formas diferentes para lograr los resultados deseados.

El cáñamo es una planta muy resistente y versátil, que goza de una larga y rica historia. Hasta su prohibición, el cultivo del cáñamo era obligatorio para los agricultores de Estados Unidos, y era el método preferido de pagar impuestos. El cáñamo ha desempeñado un papel tan vinculado con el ser humano, que tiene su propio lugar en la etimología. La palabra árabe para el cannabis, qannab, es la raíz de la palabra cáñamo, y el cáñamo está presente en muchos nombres, como por ejemplo, cañamazo.

Pero no te equivoques. Las palabras marihuana, cáñamo y cannabis son nombres distintos de la misma planta. Marihuana es jerga mexicana utilizada por los periódicos Hearst para confundir e influir en la población con fines nefastos y forzar el apoyo moral de un público ignorante con el fin de prohibir una de las plantas más útiles del planeta.

EL CÁÑAMO ES MUY VERSÁTIL

La agricultura determina el producto final. Si se cultiva junto, el cáñamo tiene una mínima ramificación lateral y largas fibras liberianas. Si se cultiva separado, las ramas laterales crecen más y la planta tiene menor altura y más inflorescencias.

El tema de la droga ha sido una desafortunada cortina de humo utilizada por los prohibicionistas durante tantas décadas que se ha convertido en un hecho erróneo de la cultura occidental.

El THC y otros cannabinoides desempeñan un papel esencial en el desarrollo temprano de la planta de cáñamo. Al actuar con otras resinas, realizan funciones antibacterianas, antifúngicas y antidesecantes.

Cuando el cannabis se utiliza en la industria, resulta inservible para fines medicinales o recreativos, ya que se deja que se desarrolle la simiente. Cuando se poliniza, el cáñamo experimenta ciertos cambios hormonales que frenan la producción de resinas psicoactivas y aceleran los procesos biológicos para la producción de semillas. Además, algunas variedades de cáñamo son monoicas o autopolinizadoras (hermafroditas).

Gran parte del valor industrial de la planta de cáñamo reside en sus semillas. Las semillas constituyen el 80% del peso final del cannabis industrial. Se prensan para obtener aceite, constituyen la base de pinturas y lacas orgánicas y, lo que es más importante, son un alimento completo para el ser humano.

Por un lado, si un dispensario intentara competir con el material vegetal que queda después del proceso industrial, serían el hazmereír de cualquier Cannabis Cup del mundo. Si una variedad Sativa moderna rica en THC y ganadora de una Cannabis Cup se cultivara bajo condiciones industriales, no tendría ningún contenido medicinal.

Po otro lado, si pudiésemos viajar en el tiempo a la granja de George Washington, tomar algunas de sus semillas de cáñamo y cultivarlas con el método moderno del cultivo sinsemilla (eliminando las plantas macho para evitar la fertilización de las hembras), el producto final sería un razonable ejemplo recreativo o terapéutico de marihuana contemporánea.

RENACIMIENTO DEL CÁÑAMO

El cannabis en forma de cáñamo ha disfrutando de un renacimiento en las últimas décadas. La proliferación de internet significa que todo el mundo puede enterarse de lo útil que es esta planta. Tiene numerosas aplicaciones prácticas como la recuperación ambiental de desiertos, como fibra para ropa de lujo o, más importante, la producción de alimentos nutritivos y aceites terapéuticos.

Las semillas de cáñamo son ricas en proteínas y vitaminas, y son famosas por su versatilidad culinaria. Contienen ácido gamma-linolénico y ácidos grasos omega 3 y 6 en una proporción de 3:1, listos para ser absorbidos por el cuerpo. Las semillas de cáñamo están consideradas como una sana adicción a cualquier dieta.

Con una raíz primaria de 15-30cm y un crecimiento vigoroso, el cáñamo es un acondicionador ideal del suelo que dificulta el crecimiento de malas hierbas y aumenta la friabilidad de los suelos agotados.

El cáñamo produce cuatro veces los recursos de un acre de árboles (biomasa, oxígeno, fibra), a la vez que fija cuatro veces más dióxido de carbono.

De una cosecha de esta venerable planta se pueden obtener semillas, fibra, aceite, y alimento para el ganado.

La versátil planta de cáñamo reclama su reputación como fuente de una amalgama de productos beneficiosos para el ser humano.

EL ACEITE DE CBD CIBDOL ES DE LA MEJOR CLASE

Cibdol ofrece toda una gama de productos de cáñamo orgánico sin metales pesados ni fungicidas, pesticidas o fertilizantes de tipo industrial, y cultivado con los estándares orgánicos de la UE.

El aceite de CBD Cibdol, 100% legal y terapéutico, está elaborado con el mejor cáñamo europeo, no es psicoactivo y posee diversos efectos beneficiosos para la salud. Las investigaciones clínicas y científicas muestran lo prometedor que es el aceite de CBD como potencial tratamiento para una variedad de trastornos de la salud como la artritis, la diabetes, el alcoholismo, la EM, el dolor crónico y el trastorno de estrés postraumático. Se ha demostrado que el aceite de CBD tiene propiedades neuroprotectoras y es un excelente antibiótico tópico.

La utilidad del cannabis en forma de cáñamo es incuestionable.


Cibdol