El CBD y sus efectos sobre la enfermedad de Parkinson

Publicado el:

Durante los últimos diez años, se ha producido un aumento constante en la investigación y el consumo personal de CBD. Además de la interesante función de este cannabinoide como suplemento alimenticio, estudios preliminares están descubriendo formas en las que el CBD podría tratar o aliviar los síntomas de diversas enfermedades. El CBD es un compuesto no psicoactivo que proporciona una serie de efectos que son a la vez decisivos y difíciles de cuantificar. Aun así, a medida que aumenta el acceso a CBD de calidad, la ciencia trata de precisar las formas en las que este cannabinoide podría ser aprovechado para nuestro beneficio.

Uno de los trastornos que está recibiendo este tipo de atención es el Parkinson. Al tratarse de una enfermedad neurodegenerativa debilitante, quienes la padecen desean saber si el CBD tiene potencial para proporcionarles ayuda.

Cannabidiol - información básica

El CBD es uno de los cannabinoides más abundantes del cáñamo, de los cuales hay alrededor de 100. Aparte de su preponderancia en las muestras de material vegetal, una de las razones por las que el CBD ha despertado el interés de los investigadores es su naturaleza no psicotrópica. A diferencia del THC, un cannabinoide muy abundante en el cannabis recreativo, el CBD no coloca. Por ello, su investigación científica está menos restringida, y cada vez son más las personas que consumen este compuesto sin correr el riesgo de sufrir efectos secundarios. El CBD no es tóxico, se tolera bien, y se toma como suplemento alimenticio para reforzar la salud y el bienestar diario.

En el campo de la medicina, el CBD podría ser igual de beneficioso, ya que ha demostrado reducir la inflamación, la ansiedad, las nauseas, etc., en modelos tanto humanos como animales. Aun así, muchos de los principales estudios sobre las propiedades medicinales del CBD están todavía en curso, lo que significa que tenemos que utilizar la información que ya está a nuestra disposición para entender su efecto sobre numerosas enfermedades, entre ellas, el Parkinson.

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

El Parkinson es un trastorno degenerativo crónico del sistema nervioso central, que afecta principalmente a la actividad motora y se agrava con el tiempo. Sus síntomas se pueden dividir en tres grupos: motores primarios, motores secundarios y no motores. Los síntomas motores primarios son los que aparecen al comienzo de la enfermedad, como temblores, rigidez, lentitud de movimientos y dificultad para caminar. Estos síntomas motores primarios reciben el nombre de "parkinsonismo". A medida que la enfermedad avanza, pueden presentarse otros síntomas, de entre los cuales, la demencia es uno de los más comunes.

En la mayoría de enfermos, el Parkinson es idiopático, es decir, no tiene causa conocida. Sin embargo, se cree que está relacionado con factores genéticos y ambientales. Aunque la EP no se considera un trastorno estrictamente genético, el 15% de las personas que la padecen tienen un pariente de primer grado con la misma afección. En lo que a factores ambientales se refiere, parece existir un vínculo entre la EP y la exposición a pesticidas, así como con los traumatismos craneales.

El Parkinson afecta a las neuronas de una parte del cerebro llamada sustancia negra. La mayoría de estas neuronas producen dopamina, un neurotransmisor, o mensajero químico, que envía señales a otras células nerviosas. El cerebro está conectado por cinco rutas a través de las cuales se envía la dopamina, y la EP afecta a todas ellas. A medida que el Parkinson progresa, disminuye la cantidad de dopamina producida por el cerebro, haciendo que el enfermo sea incapaz de controlar sus movimientos (y otras funciones). Los cuerpos de Lewy son otro aspecto clave de la enfermedad de Parkinson. Se trata de unos agregados proteicos patológicos que se desarrollan en las neuronas y podrían ser los responsables de la muerte celular.

En la actualidad hay más de 10 millones de personas con la enfermedad de Parkinson, que afecta más a los hombres que a las mujeres. La esperanza de vida media tras el diagnóstico es de entre 7 y 14 años, y no se conoce ninguna cura. Sin embargo, existen medicamentos, cirugía y otros remedios que pueden proporcionar cierto alivio de los síntomas. Uno de esos métodos podría ser el CBD.

El CBD y la enfermedad de Parkinson

Un estudio reciente llevado a cabo en Brasil, demostró que un tratamiento diario a base de cannabidiol mejoró el bienestar y la calidad de vida de enfermos diagnosticados con Parkinson. Veintiún pacientes recibieron CBD en cápsulas gelatinosas durante un período de 6 semanas. Se les administraron tres dosis: 300mg diarios, 75mg diarios, y un placebo para el grupo de control. Los pacientes que experimentaron una mayor mejoría fueron los que habían recibido la dosis de 300mg. Sin embargo, debemos señalar que el tratamiento no redujo la enfermedad en sí, sino solo algunos de sus síntomas. Además, es posible que el reducido tamaño del grupo limitara los resultados.

Investigaciones adicionales indican que el CBD tiene potencial para reducir los síntomas motores relacionados con la EP, especialmente la discinesia inducida por levodopa (DIL). DIL es una forma de discinesia causada por la terapia con dopamina, un tratamiento muy común para enfermos de EP. El CBD podría actuar como complemento para tratamientos ya existentes, o como posible tratamiento futuro. Por otro lado, los estudios con animales indican que los compuestos del cannabis podrían frenar la progresión de la EP y otros trastornos neurodegenerativos como la demencia. En estos momentos, se necesitan más estudios para determinar el papel específico del CBD. La enfermedad de Parkinson es un trastorno enigmático difícil de definir y tratar.

Lo que está claro es que el alcance del potencial del CBD no da muestras de agotarse. A pesar de los obstáculos, estamos seguros de que no será la última vez que se analice el CBD como posible tratamiento para el Parkinson. La EP es un recordatorio constante de que la investigación de los cannabinoides es esencial para descubrir un tratamiento adecuado para una de las enfermedades neurodegenerativas más debilitantes y desconcertantes que existen.

 


Cibdol


Mantente al día. Inscríbete para recibir nuestro boletín.

¿Qué producto necesito?