Probado y analizado

Según la opinión de numerosos pacientes, el CBD es una medicina casi milagrosa. Lamentablemente, en los últimos años muchas personas han tenido experiencias decepcionantes con los aceites y otros extractos de cáñamo, porque no contenían lo que deberían contener. En el peor de los casos, los productos eran completamente ineficaces, o estaban contaminados con sustancias nocivas.

La industria del CBD está normalizando y a estandarizando su oferta en el mercado, y los productores más serios garantizan plenamente el contenido de sus extractos. Sin embargo, la mayoría de fabricantes sigue confiando en métodos para maximizar la producción, en lugar de mejorar su proceso con el fin de preservar todo el fitocomplejo natural de las flores de cáñamo.

Pero no se trata sólo de beneficios. Al igual que con las verduras y frutas, las flores y los tallos del cáñamo utilizados en la extracción de cannabinoides y terpenos, pueden contener pesticidas, herbicidas, moho y otras toxinas inorgánicas y orgánicas. Es más, al igual que las verduras, la naturaleza no hace iguales a todas las plantas del mismo campo. El contenido de cannabinoides, terpenos, antioxidantes y otras sustancias del típico fitocomplejo del cannabis varía enormemente de una planta a otra. Uno de los deberes del extractor es seleccionar las mejores materias primas y hacer que el producto final sea consistente en el tiempo.

Fabricantes y laboratorios implicados en la calidad del aceite de CBD

Para garantizar que el aceite de CBD es completamente seguro y eficaz, lo primero que hace falta es una estrecha colaboración entre el fabricante de cualquier remedio fitoterapéutico y un laboratorio cualificado. Esta colaboración entre empresas independientes es lo que proporciona una mejora en la investigación y el producto. A lo largo de los años, Cibdol ha ido acumulando conocimientos sobre el procesamiento del cáñamo y la extracción de cannabinoides, y ha patentado su propio método de extracción de CBD sin sustancias químicas. Tanto nuestra competencia como nuestros métodos siguen evolucionando, gracias también a la colaboración de la Fundación CANNA.

Cuando en Europa se habla de la ciencia del cannabis y las pruebas de laboratorio, la primera autoridad reconocida en la que pensamos es la Fundación CANNA. Esta iniciativa sin ánimo de lucro lleva a cabo investigaciones del cannabis y sus compuestos activos con tecnologías de vanguardia, y contribuye al desarrollo de una industria del cannabis medicinal sana y transparente. Los especialistas de Cibdol comparten sus conocimientos sobre preparación y extracción del cáñamo con los investigadores de la Fundación CANNA, que suele realizar todo tipo de pruebas bioquímicas en los productos de grado alimentario de Cibdol.

Garantía de calidad, consistencia y eficacia

Según el acuerdo con nuestros proveedores de materia prima, las plantas usadas para la elaboración del aceite de CBD Cibdol se cultivan sin pesticidas, herbicidas, fungicidas ni fertilizantes químicos. También exigimos que el suelo sea evaluado para identificar cualquier contaminación agrícola o industrial. Las concentraciones altas de tan sólo una de estas sustancias químicas, así como de bacterias y moho, pueden causar efectos secundarios significativos. Nuestro deber, y el de la Fundación CANNA, es comprobar todos nuestros lotes de aceite de CBD Cibdol antes de su comercialización.

Cada lote de materia prima o extracto concentrado se prueba con las últimas tecnologías. La Fundación CANNA certifica la concentración de CBD que aparece en la etiqueta de nuestros productos, la ausencia de contaminantes biológicos y metales pesados, y el perfil específico de cannabinoides y terpenos. También efectúa pruebas microbiológicas para descartar la presencia de bacterias. El aceite que se utiliza como solvente es orgánico, de grado alimenticio, y evaluado en laboratorio.

Todos los análisis realizados por la Fundación CANNA en los productos de Cibdol cumplen con las normativas vigentes en la Unión Europea y Suiza, y son parte de nuestras Buenas Prácticas de Fabricación. Esta colaboración con un laboratorio especializado también ayuda a nuestro departamento de investigación a desarrollar el mejor proceso de producción, desde el cultivo a la elaboración y envío de nuestros productos. Todos los resultados de los análisis de la Fundación CANNA están disponibles en nuestro sitio web. Cibdol está dispuesto a ofrecer a sus clientes toda información adicional que deseen sobre la calidad de nuestras materias primas y métodos de producción y ensayo.