¿Puede el CBD ayudar con el jet lag?

Publicado el:

Viajar puede llevarte a lugares nuevos y emocionantes, pero no siempre es divertido ir de un punto A a un punto B. Recorrer largas distancias a menudo significa cargar con equipaje pesado, sacrificar el sueño y viajar apretado en asientos incómodos. Incluso puede empeorar si el pasajero que está delante de ti inevitablemente recuesta su asiento, o si los niños del asiento de atrás empiezan a llorar.

¿Podría el aceite de CBD aliviar algunas de las dificultades que conlleva viajar? Quizás no puede llevarte tus maletas, o convertir por arte de magia un avión estrecho en un lugar acogedor, pero el CBD podría ayudarte con un problema común para cualquier trotamundos: el jet lag.

¿Qué es el jet lag?

El jet lag es una serie de síntomas que surgen cuando viajas a través de zonas horarias. Es el resultado de una interrupción en tu ritmo circadiano, o tu reloj interno. Muchos de nuestros procesos biológicos siguen un ciclo de 24 horas. Cuando ese ciclo se regula adecuadamente, nuestro ritmo interno coincide con el del mundo exterior. Cuando cruzas zonas horarias de forma muy rápida, sin tiempo de adaptación, tu cuerpo se confunde. Acabas de llegar a Nueva York, pero tu cuerpo sigue pensando que estás en Ámsterdam. Esto crea un conflicto entre tus sentidos y tu ritmo circadiano interno.

Síntomas del jet lag

Dado que el jet lag está provocado por una interrupción en el ritmo natural de tu cuerpo, puede dar lugar a una serie de problemas. Los posibles síntomas incluyen:

• Trastornos del sueño, como el insomnio y la fatiga durante el día
• Deterioro cognitivo, incluyendo problemas de memoria y concentración
• Ansiedad, irritabilidad y estado de ánimo generalmente inestable
• Malestar gastrointestinal; Indigestión, estreñimiento o diarrea
• Dolor muscular, calambres y dolores de cabeza

Recuperarse del jet lag

Los tiempos de recuperación para el jet lag varían. Después de cruzar solo una o dos zonas horarias, hay personas que no experimentan jet lag en absoluto. Dicho esto, depende del individuo. Una regla general es: un día de recuperación por cada zona horaria atravesada. Por lo que si viajas de Moscú a Berlín, puede que necesites un día para recuperarte. Si vas de Londres a Los Ángeles, puede que tardes más de una semana en recuperarte.

Aunque evitar el jet lag por completo es difícil, puedes hacer algunas cosas para minimizar las consecuencias. Por ejemplo, mantenerte hidratado y cambiar paulatinamente tu ciclo de sueño en los días previos al viaje. Si viajas hacia el oeste, puede ser de ayuda que te expongas a la luz brillante durante la noche, para adaptarte a una zona horaria posterior. Por otro lado, si viajas hacia el este, la exposición a la luz de la mañana puede ayudarte a seguir el camino correcto. También puedes usar un antifaz para dormir y tapones para los oídos para ayudarte a descansar durante vuelos largos.

Es posible que quieras utilizar suplementos que te ayuden con algunos de los síntomas. Un tratamiento con aceite de CBD podría ser un suplemento útil para aliviar los síntomas del jet lag.

¿Por qué consumir aceite de CBD para ayudar con el jet lag?

En los últimos años, las investigaciones sobre los beneficios del CBD han ido aumentando. Aunque muchos estudios son preliminares, muestran potencial para una gran cantidad de aplicaciones. Esto se debe en gran parte a las interacciones del CBD con el sistema endocannabinoide del cuerpo. Dado que los efectos del CBD son variados, podría ser una opción excelente para tratar varios síntomas del jet lag.

Ritmo circadiano y sueño

Los estudios han descubierto que el CBD puede ser útil para tratar los trastornos del sueño REM. Esto sugiere que podría ayudar a regular el ritmo circadiano. También se ha demostrado que el CBD causa un estado de alerta y combate el cansancio diurno. Si lo estás pasando realmente mal, a lo mejor quieres plantearte combinar CBD con melatonina. La combinación de los dos suplementos podría ser una ayuda adicional para dormir.

Estado de ánimo y ansiedad

El CBD podría ayudar a calmar la ansiedad y estabilizar el estado de ánimo. Se ha demostrado que ejerce un efecto calmante en el sistema nervioso central. Sus efectos ansiolíticos son probablemente el resultado de las interacciones con varios receptores de neurotransmisores. En concreto, inhibe la recaptación de la anandamida endocannabinoide, a veces conocida como la "molécula de la felicidad". El CBD también actúa sobre los receptores 5-HT1A, un subtipo de receptor de serotonina que suele dirigirse al tratamiento de la depresión y la ansiedad.

Función cognitiva

El jet lag altera los niveles de cortisol en el cuerpo, la hormona del estrés. Un aumento de cortisol puede causar ansiedad, ya que ayuda a regular la reacción de lucha o huida. Demasiado cortisol también puede afectar a la función cognitiva, incluyendo la memoria y la concentración. Esto puede ser particularmente frustrante para las personas que viajan por trabajo. No hay nada peor que sentirse "confuso" el día de una gran presentación o una reunión importante. Un estudio de 2019 descubrió que el CBD puede ayudar a regular los niveles de cortisol, calmando la respuesta al estrés en el cuerpo.

Los estudios en animales también han indicado que el CBD podría reducir el estrés oxidativo, que se ha vinculado al jet lag. El estrés oxidativo está causado por el exceso de radicales libres, átomos con electrones no apareados que buscan en el cuerpo los electrones para emparejarse, lo que causa daño a las células, las proteínas y el ADN. Las propiedades antioxidantes del CBD pueden ayudar a contrarrestar este desequilibrio, permitiéndote pensar con mayor claridad y ocuparte de tus asuntos.

Digestión

El jet lag puede causar malestar gastrointestinal, lo que da lugar a indigestión, estreñimiento o diarrea. Las investigaciones han demostrado que el CBD podría ayudar a modular la motilidad gastrointestinal. Parece influir en el sistema nervioso entérico, reduciendo la transmisión excitatoria en el tracto GI. Esto podría ayudar a calmar un sistema digestivo hiperactivo. También tiene potencial antiemético.

Dolor e inflamación

Estar sentado durante horas en un avión sin moverse puede provocar rigidez y dolor en los músculos. Una forma de contrarrestarlo es levantarse periódicamente para estirarse o caminar. Aun así, el espacio es limitado. Cuanto más largo sea el viaje, más difícil será evitar al menos cierta fatiga muscular. El CBD también puede ayudar en esto. Hay varios estudios que sugieren que tiene propiedades antiinflamatorias. El CBD también puede actuar como relajante muscular y analgésico, como calmante y para aliviar los dolores de cabeza asociados al jet lag.

Incluye el CBD en tu botiquín de primeros auxilios

Si atraviesas zonas horarias mientras viajas es difícil evitar el jet lag. Si estás haciendo todo lo posible para combatirlo, pero sigues sintiéndote débil y dolorido, valora la opción de probar el aceite de CBD. La investigación apunta a su potencial para reducir gran cantidad de los síntomas asociados con el jet lag. Además es legal en la mayor parte de Europa y América del Norte. De todos modos, siempre es aconsejable comprobar las leyes locales cuando se viaja a nivel internacional. Si las autoridades locales dan el visto bueno, el CBD podría ser muy útil en tu botiquín de primeros auxilios. Minimizar el jet lag te ayudará a sentirte lleno de energía, y podrás pasar más tiempo disfrutando de todos los lugares que visites.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?