¿Qué son los flavanoles?

Los flavanoles son un subtipo de flavonoides, un grupo de sustancias químicas. Los flavonoides se encuentran en una gran variedad de especies y supuestamente contribuyen a los beneficios para la salud que aportan estos alimentos. Se cree que un tipo de flavanoles, llamados catequinas, contribuyen al efecto antioxidante y cardioprotector de algunos alimentos y bebidas saludables.

Las plantas sintetizan los flavanoles como metabolitos secundarios. Estos compuestos no contribuyen a la reproducción ni el desarrollo de las plantas, pero podrían ayudar a ciertas especies a combatir el estrés ambiental. Los flavanoles posiblemente tengan un efecto antioxidante y protector para las plantas, pero su rol exacto aún no está muy claro.

Color

A diferencia de sus parientes cercanas - las antocianinas y las flavanonas - los flavanoles son completamente incoloros. Cuando se extraen, estas moléculas forman un líquido condensado sin color.

Alimentos que contienen flavanoles

¿Qué son los flavanoles?

Los flavanoles están presentes en varios alimentos, frutas y bebidas. Se encuentran principalmente en las cáscaras y semillas de frutas y hortalizas, en lugar de la pulpa.

Los flavanoles pueden encontrarse en cantidades relativamente altas en zumos de frutas, mermeladas, manzanas, higos, aguacates, mangos, fresas, cerezas, cacao, té negro, té verde, vino tinto, vino blanco y oporto.

La ingesta de flavanoles varía en función de la dieta, pero las investigaciones indican que se consume una media de 50mg al día en algunas partes de Europa.

Investigaciones

Las primeras investigaciones arrojan luz sobre los posibles efectos terapéuticos de los flavanoles. Aunque estas moléculas no hayan recibido tanta atención como otras sustancias químicas, los estudios realizados hasta ahora han obtenido resultados bastante prometedores.

• Salud cardiovascular

Las catequinas, un tipo de flavonoide, podrían ser beneficiosas para la salud cardiovascular, debido en parte a sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

La principal catequina del té verde, llamada galato de epigalocatequina (EGCG), podría reducir la inflamación vascular al inhibir la generación de óxido nítrico. Una menor cantidad de este óxido ayuda a reducir la exocitosis endotelial.

Las células endoteliales cubren la superficie interior de los vasos sanguíneos. La exocitosis se produce cuando los gránulos de estas células se fusionan con la membrana plasmática. Esto resulta en la liberación de proteínas proinflamatorias que contribuyen a la inflamación vascular - un estado precursor de la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).

Otras investigaciones han confirmado el efecto inhibidor del óxido nítrico causado por los flavanoles. Un estudio, publicado en la revista Journal of Hypertension, ha analizado los efectos del cacao rico en flavanoles sobre la vasodilatación en individuos sanos.

El cacao - principal componente del chocolate - contiene altos niveles de varios flavanoles, como la epicatequina, la catequina y los oligómeros procianidólicos. Los investigadores administraron a los sujetos un total de 821mg de cacao al día. Durante los cinco días que duró el ensayo, el cacao indujo una dilatación periférica consistente y notable de los vasos sanguíneos. Esto parece indicar que los alimentos ricos en flavanoles podrían proteger contra eventos coronarios, como los ataques cardíacos.
¿Qué son los flavanoles?

• Actividad antioxidante

Gracias a su actividad antioxidante, los flavanoles del té verde podrían ayudar a frenar el estrés oxidativo. El estrés oxidativo se produce por muchos factores, como la contaminación, la dieta y la exposición a sustancias químicas. Estos eventos pueden crear un desequilibrio entre los radicales libres y la capacidad del cuerpo para neutralizarlos.

Los radicales libres - subproductos tóxicos del metabolismo del oxígeno - pueden causar daños importantes en las células y contribuir a la aparición de numerosas enfermedades crónicas.

Los flavanoles del té verde han demostrado tener una actividad antioxidante en estudios celulares. Los antioxidantes logran sus efectos mediante la donación de un electrón a las moléculas de los radicales libres - lo que detiene o reduce el daño oxidativo. Los flavanoles EGCG y EGC del té verde pueden donar un electrón sin usar demasiada energía. Esto hace que su capacidad para acabar con los radicales libres sea superior a las famosas propiedades antioxidantes de la vitamina E.

• Rendimiento neuroprotector y cognitivo

Un artículo publicado en la revista Journal of Cardiovascular Pharmacology sugiere que los flavanoles podrían ayudar a evitar la enfermedad cognitiva. Este mecanismo podría radicar en su capacidad de aumentar el flujo sanguíneo hacia el cerebro.

La investigación con humanos ha demostrado que un tratamiento de una semana de duración, administrando cacao rico en flavanoles (900mg por día), fue capaz de aumentar el flujo sanguíneo de la materia gris y revertir la disfunción endotelial. Estos resultados apuntan a los efectos neuroprotectores de los flavanoles, ya que el deterioro cognitivo y la demencia están vinculados a una reducción del flujo sanguíneo cerebral.

Además de ayudar a proteger el cerebro, los flavanoles también podrían mejorar el rendimiento de este órgano. Un estudio publicado en Frontiers in Nutrition explica los efectos de los flavanoles del cacao sobre la función cognitiva. Este estudio también indica que el consumo a corto plazo parece aumentar la memoria y el tiempo de reacción, mientras que el consumo a largo plazo podría ayudar a "aumentar[sic] la eficiencia neuronal".

Inocuidad y efectos secundarios

El consumo de hasta 2.000mg de flavanoles de cacao al día, durante 12 semanas, parece ser seguro para personas sanas. No obstante, algunas fuentes de flavanoles - como el cacao y el té - contienen moléculas estimulantes como la cafeína. El alto consumo de estos productos puede producir efectos secundarios relacionados con la cafeína, como náuseas, nerviosismo, insomnio y aumento de la frecuencia cardíaca.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: