Cómo se elabora el aceite de CBD a partir del cáñamo

Puede que el aceite de CBD esté por todas partes, pero eso no significa que todos los extractos estén hechos con los mismos estándares de calidad. Sigue leyendo para descubrir lo que sucede en Cibdol detrás del telón y por qué nuestros aceites de CBD son famosos por su pureza, seguridad y eficacia.

Cómo se hace el aceite de CBD de Cibdol: guía paso a paso

Antes de estar listos para enviar nuestro aceite de CBD por toda Europa, el extracto debe pasar por varias fases cruciales, y cada una de ellas contribuye no solo a la calidad del producto final, sino también a la reputación de nuestro CBD de grado dorado.

A continuación, puedes encontrar un desglose completo de las ocho fases fundamentales y necesarias para producir el aceite de CBD de Cibdol.

Materia prima vegetal

Todo el aceite de CBD de Cibdol comienza su vida en forma de cáñamo. Sin embargo, Cibdol va más allá incluso en la etapa más temprana de producción, para garantizar que nuestro cáñamo no solamente esté cultivado de forma natural, sino que esté libre de pesticidas, OGM y metales pesados. Solo es posible crear los aceites de CBD de la máxima calidad utilizando la mejor materia prima.

Una vez cosechado, recibimos cientos de kilos de cáñamo en nuestro almacén, donde lo preparamos para la extracción supercrítica.

Molienda y procesamiento

La mayor concentración de CBD se encuentra en las flores maduras de las plantas de cáñamo. Por lo tanto, antes de poder considerar la extracción con CO₂, la materia prima vegetal debe ser clasificada y molida hasta obtener un polvo fino.

Introducimos enormes bolsas de material vegetal de cáñamo en una fresadora, a mano, mientras revisamos los tallos y cualquier objeto externo que se haya recogido durante la cosecha. Una vez eliminadas las partes más grandes de la planta, lo que queda son flores finamente molidas y listas para la extracción.

Extracción con CO₂ supercrítico

En la extracción convertimos finalmente la materia prima vegetal en CBD. El cáñamo contiene una mezcla muy diversa de compuestos químicos; pero separarlos unos de otros requiere maquinarias sofisticadas y condiciones concretas.

Cuando el CO₂ se somete a condiciones supercríticas, adquiere características tanto de gas como de líquido. Después, la solución supercrítica se derrama sobre el material vegetal, extrayendo los compuestos químicos fundamentales y desechando cualquier material vegetal físico.

Aunque puede que el resultado de la extracción con CO₂ se parezca mucho a un lodo negro, ese lodo negro está lleno de cannabinoides, terpenos y flavonoides. Pero, para que nuestro extracto de espectro completo alcance el estándar de grado dorado del que Cibdol presume, son necesarias algunas etapas más. Con nuestros cannabinoides en mano, es hora de convertirlos en CBD purificado.

Descarboxilación química

Hemos dicho que el material de cáñamo está lleno de CBD, pero técnicamente no es así. El material vegetal crudo en realidad contiene una versión "no activada" de CBD, llamada CBDA. El CBDA no interactúa con el cuerpo de la misma manera que el CBD, por lo que debemos eliminar el grupo carboxilo adicional (el "A") para transformarlo en un cannabinoide "activo".

Por lo general, se hace calentando cannabinoides crudos en un horno de descarboxilación. Sin embargo, en Cibdol utilizamos la descarboxilación química para convertir todo nuestro CBDA en CBD, y nos aseguramos de que durante el proceso ningún otro compuesto se deteriore.

Durante este proceso, el extracto de cáñamo crudo pasa a través de varias cámaras selladas donde las reacciones químicas crean el calor necesario para activar el CBDA. Realizando la descarboxilación de esta manera nos aseguramos de que todos los compuestos más pequeños (terpenos y flavonoides) permanezcan intactos, y que el producto final tenga un efecto mucho mayor sobre el bienestar gracias al efecto séquito.

Destilación

Quedan muy pocos pasos pendientes, y es hora de comenzar a añadir los toques finales a nuestro extracto de CBD de espectro completo. La descarboxilación química puede haber evitado la destrucción de los flavonoides y terpenos más pequeños, pero también retiene las ceras y grasas vegetales naturales.

La destilación ayuda a eliminar estos elementos, ya que cada uno de ellos tiene diferentes puntos de ebullición. Calentando y condensando cuidadosamente, es posible separar la amplia mezcla de compuestos, y mantener solamente los que necesitamos. En esta etapa también podemos aislar cannabinoides específicos como el CBG, CBN y CBC, para poder utilizarlos en determinados productos.

Filtración

Nuestro extracto de espectro completo está prácticamente listo, pero para ofrecer un acabado de grado dorado, se realiza una ronda de filtración en condiciones estériles, lejos de la zona de producción. El objetivo de la filtración es eliminar los microbios que puedan haber sobrevivido a las etapas anteriores y darle al extracto un nivel de pureza que habla por sí mismo.

También es durante la filtración cuando incorporamos el extracto de CBD de espectro completo al aceite portador elegido. Cibdol utiliza aceite de oliva, de semillas de cáñamo o de comino negro como portadores del CBD, y cada uno de ellos proporciona una gama única de beneficios nutricionales.

Embotellado

Puede que esta etapa no parezca tan importante, pero es crucial que el embotellado sea preciso, para mantener la integridad del aceite de CBD de Cibdol. La proporción entre el aceite portador y el extracto de CBD debe coincidir con la concentración anunciada. Por ejemplo, una gota de aceite de CBD 10% debería contener 4,6mg de CBD, mientras que una fórmula al 20% debería contener 9,2mg de CBD en cada gota.

El envasado también implica etiquetar correctamente los productos, en lo que respecta a los detalles del número de lote y la fecha de caducidad. Gracias a esta información tan importante los clientes pueden verificar el contenido exacto del producto que han elegido online, y se realiza a través de la etapa final de producción: pruebas y análisis.

Pruebas y análisis

Todas las etapas anteriores no servirían para nada si no tuviéramos un grupo especializado de expertos que verifican nuestro CBD. Contamos con instalaciones de pruebas de última generación, y una organización de terceros analiza cuidadosamente nuestro extracto de CBD, verificando la pureza, la integridad y el contenido de cannabinoides. Con respecto a este último punto, no solo se verifican los niveles de CBD, sino también los niveles de otros cannabinoides, incluido el THC. Los clientes pueden tener la tranquilidad de saber que los productos de CBD de Cibdol contienen únicamente trazas de THC (según lo permitido por la ley).

La producción de CBD no es un proceso simple (si se realiza con el máximo nivel de calidad), y sería fácil saltarse pasos para maximizar las ganancias. Al publicar los resultados de las pruebas directamente en la web de Cibdol, damos a nuestros clientes algo que el dinero no puede comprar: confianza en el producto. Puedes ver exactamente lo que contiene nuestro extracto y lo que no.

El CBD más puro del mundo

Para proporcionar el CBD más puro, es necesario el máximo control de calidad, instalaciones de vanguardia y las mentes más brillantes del sector. Afortunadamente, Cibdol cumple en todos los sentidos, asegurando que todo, desde el procesamiento del cáñamo crudo hasta la extracción, filtración, destilación y embotellado, se realice internamente. Con las medidas de control de calidad implementadas en cada etapa de la producción, los clientes pueden tener total fe en la transparencia de nuestra marca y la calidad de nuestros extractos.

Si quieres probar en primera persona el CBD de la mejor calidad, ¿por qué no entras a la tienda de Cibdol para obtener una selección completa de aceites, cápsulas, cremas y suplementos de CBD? O, si quieres obtener más información sobre extracción, descarboxilación o pruebas de productos, puedes encontrar las respuestas en nuestra extensa Enciclopedia de CBD.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: