La diferencia entre los aceites de CBD, de semillas de cáñamo y de cannabis

Los diferentes aceites de CBD, semillas de cáñamo y cannabis

En lo que respecta al aceite de CBD, abundan los términos confusos o engañosos. Para complicar todavía más las cosas, también hay varios tipos diferentes de aceites, todos estrechamente relacionados con el CBD. Tanto los consumidores con experiencia como los principiantes, se habrán topado con los términos "aceite de semillas de cáñamo" y "aceite de cannabis" cuando buscan información relacionada con el CBD. Para comprender en qué se diferencian todos estos productos, conviene que empecemos por la fuente: la especie Cannabis sativa.

Comprender los diferentes aceites

C. sativa es una clasificación amplia que incluye tanto el cáñamo como las variedades de cannabis para consumo recreativo/medicinal (marihuana). El aceite de CBD y el aceite de semillas de cáñamo provienen del cáñamo, pero utilizan partes diferentes de la planta. El aceite de cannabis, por otro lado, proviene exclusivamente de la marihuana. Aunque los tres aceites provienen de la misma especie, cada uno tiene un impacto muy diferente a tener en cuenta. Teniendo esto presente, es hora de que nos adentremos en las propiedades generales de cada tipo de aceite y sus posibles efectos.

¿Qué es el aceite de CBD?

Vamos a empezar con la categoría más importante, el aceite de CBD. Para producir aceite de CBD, las plantas de cáñamo se someten a unos procesos de molienda, extracción, descarboxilación, filtración y destilación. Lo que queda es una fórmula concentrada de los compuestos químicos de la planta: cannabinoides y terpenos. En este caso, el cannabinoide más destacado es el CBD, pero el cáñamo también contiene un amplio espectro de otros compuestos potencialmente beneficiosos. Una cosa que el aceite de CBD no contiene son valores significativos de THC. De hecho, para que el aceite de CBD se venda legalmente en toda la UE, no puede contener más del 0,2% de THC (una cantidad insignificante). Por ello, no es posible que el aceite de CBD "coloque".

Las botellas de aceite de CBD están disponibles en una serie de tamaños y concentraciones (%) diferentes, y puede presentarse en una fórmula de espectro completo, amplio espectro o aislado. La concentración señala cuántos miligramos de cannabidiol (CBD) contiene cada botella, lo que afecta a la potencia y la duración de los efectos. Por lo general, el CBD se mezcla con aceite de oliva para que se absorba mejor cuando se consume. Sin embargo, el CBD también se combina con aceite de semillas de comino negro y aceite de semillas de cáñamo para proporcionar beneficios secundarios a nivel nutricional.

Ventajas del aceite de CBD

Los aceites de CBD contienen el cannabinoide cannabidiol, que no es psicotrópico. Según la Organización Mundial de la Salud, el CBD tiene "un buen perfil de seguridad" y "ningún efecto indicativo de abuso". El cannabinoide también se muestra como una gran promesa en el apoyo de tratamientos para una serie de enfermedades diferentes, así como para mejorar el bienestar general. Las propiedades del CBD parecen impresionantes, pero todavía queda mucho por aprender sobre el potencial completo del cannabinoide.

Los diferentes aceites de CBD, semillas de cáñamo y cannabis

¿Qué es el aceite de semillas de cáñamo?

El aceite de semillas de cáñamo se produce mediante el prensado en frío de las semillas de cáñamo, que no contienen cannabinoides. Salvo que un producto indique específicamente que contiene CBD, no proporcionará la misma influencia terapéutica que el aceite de CBD. Los dos se confunden con facilidad porque el aceite de CBD y el aceite de semilla de cáñamo se hacen a partir del cáñamo. La mayoría de las tiendas y los supermercados tienen aceite de semillas de cáñamo debido a su alto valor nutricional.

Ventajas del aceite de semillas de cáñamo

En realidad, el hecho de que el aceite de semillas de cáñamo no contenga CBD no significa que no sea útil. No solo es rico en antioxidantes, proteínas y aminoácidos, sino que también contiene ácidos grasos omega 3 y 6. El aceite de semillas de cáñamo es un suplemento valioso a nivel nutricional, como parte de una dieta equilibrada.

Deberíamos añadir un comentario final y mencionar que puedes conseguir CBD mezclado con aceite de semillas de cáñamo como portador. Estos tipos de aceites combinan la influencia terapéutica del CBD con los beneficios nutricionales del aceite de semillas de cáñamo. Para evitar confusiones entre los diferentes tipos de aceites, consulta siempre los ingredientes de cada producto. Puedes encontrar más información sobre las diferencias entre el aceite de oliva y el aceite de semillas de cáñamo como aceites portadores, aquí.

¿Qué es el aceite de cannabis?

Este tipo de aceite, rico en tetrahidrocannabinol (THC), se produce exclusivamente a partir de variedades de marihuana. Los aceites de cannabis se consideran ilegales en la mayoría de los países, debido a los efectos secundarios psicotrópicos que los acompañan. Algunos estudios sugieren que el THC podría ser útil como apoyo en el tratamiento de las náuseas inducidas por la quimioterapia (entre otras posibles aplicaciones), pero para la gran mayoría de los consumidores, los aceites de cannabis no son adecuados.

El aceite de cannabis normalmente contiene algo de CBD, aunque suelen ser cantidades inferiores a las que contiene el aceite de CBD. Algunos aceites de cannabis contienen una proporción de CBD respecto a THC de 1:1, pero se venden principalmente en zonas en las que el consumo de cannabis es legal a nivel recreativo.

Para asegurarte de que no estés comprando un aceite con niveles elevados de THC, comprueba siempre que el productor pueda garantizar el contenido de sus aceites a través de pruebas de terceros. Puedes ver un ejemplo de nuestros resultados por lotes en nuestra página Análisis CBD.

¿Qué producto necesito?
As Seen On: