About the author
Sources
Referencias

[1] Carlson L., Garland S. (2005). Impact of mindfulness-based stress reduction (MBSR) on sleep, mood, stress and fatigue symptoms in cancer outpatients. International Journal of Behavioral Medicine, 12(4):278-285. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16262547/. [Referencia]

Back

Cómo afrontar el estrés laboral

Cómo afrontar el estrés laboral

Aunque nuestros cuerpos pueden lidiar con la presión, el estrés prolongado afecta gravemente a nuestra salud física y mental. Cada vez es más habitual sentir este tipo de sensaciones en el trabajo, y el estrés crónico perjudica los niveles de productividad, absentismo y motivación, entre otras cosas. Sigue leyendo para descubrir cómo lidiar con el estrés laboral.

Causas del estrés laboral

El estrés laboral está provocado por muchos motivos y es importante recordar que nunca hay dos casos iguales. No solo cambia el tipo de trabajo y las responsabilidades de cada persona, sino también la forma de responder al estrés. Alguien que acaba de empezar a trabajar podría estresarse cuando se le encargan unas cuantas tareas, mientras que el desencadenante del estrés para un mánager podría ser tener un montón de proyectos grandes a la vez.

Otros posibles desencadenantes del estrés laboral incluyen:

• Fechas de entrega poco realistas
• Falta de ascenso profesional
• Falta de conciliación del trabajo y la vida personal
• Mala gestión
• Entorno laboral exigente (a nivel físico o mental)

Detectar cuándo sufrimos estrés laboral y tomar las medidas para manejar o resolver la situación es crucial para nuestro estado de ánimo y bienestar.

El impacto del estrés laboral

Ya lo hemos mencionado antes, pero el estrés laboral afecta nuestro estado físico y mental de muchas maneras. De nuevo, no hay una regla universal para saber cómo afecta el estrés laboral a todo el mundo. Más bien, el impacto será determinado exclusivamente por la situación a la que te estés enfrentando, tu estilo de vida y tu forma de responder al estrés.

El impacto del estrés laboral puede manifestarse de la siguiente manera:

• Apatía
• Falta de creatividad
• Preocupación o angustia constante
• Dificultad para concentrarse
• Dolor de estómago
• Reducción del apetito

Lo peor de todo es que si el estrés laboral está causado por una mala gestión, esto podría afectar al rendimiento de la empresa, aumentando la rotación del personal, los retrasos, la relación con los compañeros y la calidad general del trabajo o la productividad.

¿Cuándo conduce el estrés laboral al agotamiento?

Quizás uno de los peores síntomas del estrés laboral sea el agotamiento. Aunque el agotamiento no es un diagnóstico médico, suele ser el resultado de un estrés constante e implacable en el trabajo. No solo puede disminuir tu autoestima, sino que también puede privarte de cualquier tipo de satisfacción, haciendo que pierdas todo el interés por tu trabajo.

No existe una escala temporal para determinar cuándo surge el agotamiento, pero normalmente es el resultado de un estrés severo durante un largo período de tiempo o de un gran volumen de plazos de entrega inminentes. El estrés ocasional puede ayudar a aumentar la concentración y la frecuencia cardíaca, pero cuando persiste día tras día, es probable que cause agotamiento.

Cómo lidiar con el estrés laboral

Aunque el ejercicio físico y la dieta pueden ayudar a controlar las consecuencias del estrés a nivel físico, es difícil saber cómo empezar a abordar los síntomas psicológicos. A continuación te mostramos varias cosas y actividades sencillas que puedes poner en práctica para ayudarte con ello.

1. Organización y señalización de prioridades

Incluso si sueles ser una persona bien organizada, el caos de los plazos de entrega de fin de año puede crear confusión. Identificar lo que es esencial y lo que no, es crucial para ser consciente de tu carga de trabajo.

Cuando hayas identificado los proyectos secundarios que pueden esperar, informa al resto de tu equipo o gerente ofreciendo un cronograma razonable para completar las tareas. No solo sentirás que puedes enfrentarte mejor a tu carga de trabajo, sino que evitarás sorpresas repentinas o expectativas poco realistas por parte de tus superiores.

2. Comunicación

Hablar las cosas es vital, especialmente cuando sientes estrés. Salvo que seas el único miembro de una oficina, puedes tener la certeza de que habrá más personas en tu equipo que están sintiendo lo mismo. Y, salvo que tu responsable sea un auténtico tirano, reconocerá la importancia de un equipo feliz y motivado.

Explica tus preocupaciones sobre la carga de trabajo y los plazos de entrega. La mayoría de las veces, se puede llegar a un compromiso sin poner en peligro tu puesto de trabajo.

3.Saca tiempo para ti

Aunque probablemente no sea realista que puedas reservar un par de semanas de vacaciones en las Bahamas para relajarte un poco, diez simples minutos de meditación[1] consciente pueden hacer maravillas. También puedes darte un paseo durante el descanso de la comida o dedicarte el tiempo que necesitas para ver tu serie favorita de Netflix por la noche.

4. Márcate metas que alcanzar

Puedes darte caprichos a través de pequeñas cosas. Algo tan simple como reservar una comida con tu pareja puede hacer más llevadera la semana laboral. En lugar de centrarte en una fecha de entrega inminente, tendrás una cita, actividad o algo que merezca la pena la espera.

5. Céntrate en lo positivo

Es muy fácil enredarnos en la idea de que todo sale mal o podría salir mal. Esto se vuelve incluso más habitual cuando sentimos presión y nuestro nivel de estrés está al máximo. La realidad es que tener éxito en el trabajo no depende solamente de tener grandes proyectos, se trata más bien de aprender a identificarlos.

Si estás pasando por una época muy agobiante, intenta pensar al final de cada día en algo que has logrado y te ha hecho sentir feliz. Enseguida te darás cuenta de que a pesar de que tu carga de trabajo se ha duplicado, sigues haciendo progresos.

CBD y estrés

El estrés es una reacción corporal compleja que no suele desaparecer con una sola acción. Sin embargo, una de las mejores formas de manejar el estrés es probar varias estrategias, abordando cualquier deficiencia en nuestro estilo de vida. Hacer más ejercicio, llevar una dieta equilibrada y practicar las técnicas mencionadas anteriormente pueden ayudarnos a abordar el estrés laboral.

Igualmente, hay otro método que funciona de forma sinérgica con las estrategias anteriores. Este método complementa nuestro cuerpo con compuestos que pueden ayudar a lograr el equilibrio más importante. Podemos introducir CBD, el cannabinoide totalmente natural procedente del cáñamo industrial, que interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide repartidos por todo nuestro cuerpo para ayudar a regular funciones como el estado de ánimo, el apetito y el sueño.

Cuando consideras que el estrés laboral puede afectar de forma negativa en todos estos aspectos (y más), merece la pena tener en cuenta introducir un suplemento como el CBD y tratar de apoyar el impulso de equilibrio de nuestro cuerpo. Al fin y al cabo, cuando nuestra mente y nuestro cuerpo trabajan juntos es cuando nos sentimos mejor. En caso de que los plazos de entrega del trabajo o tus superiores comiencen a desanimarte, te vendrá muy bien gozar de un estado de bienestar mental y físico para manejar el impacto del estrés laboral.

Podemos encontrar CBD en una gran variedad de productos, incluidos aceites, cápsulas o gominolas, entre otros, de manera que es muy fácil introducirlo en nuestra rutina de bienestar diaria. Elige el producto y método de administración que prefieras y empieza tomando la dosis más baja recomendada. Presta atención a tu cuerpo y aumenta la dosis en caso necesario, hasta alcanzar tu punto ideal de CBD.

Si te apetece probar CBD de alta calidad, ¿por qué no visitas la tienda de Cibdol para acceder a una selección completa de aceites, cápsulas, cremas y otros productos? Y si quieres más información sobre las consecuencias físicas y mentales del estrés, consulta nuestra Enciclopedia del CBD para descubrir todo lo que necesitas saber.

Author
Luke Sholl

Title/author.

Luke Sholl
Luke es un periodista consolidado, con más de una década de experiencia escribiendo sobre CBD y cannabinoides, y trabaja como redactor principal de Cibdol y otras publicaciones sobre cannabinoides. Muestra un gran compromiso para presentar contenido basado en datos y pruebas, y su fascinación por el CBD también se extiende al fitness, la nutrición y la prevención de enfermedades.
Luke Sholl

Title/author.

Luke Sholl
Luke es un periodista consolidado, con más de una década de experiencia escribiendo sobre CBD y cannabinoides, y trabaja como redactor principal de Cibdol y otras publicaciones sobre cannabinoides. Muestra un gran compromiso para presentar contenido basado en datos y pruebas, y su fascinación por el CBD también se extiende al fitness, la nutrición y la prevención de enfermedades.
Referencias

[1] Carlson L., Garland S. (2005). Impact of mindfulness-based stress reduction (MBSR) on sleep, mood, stress and fatigue symptoms in cancer outpatients. International Journal of Behavioral Medicine, 12(4):278-285. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16262547/. [Referencia]

¿Qué producto necesito?
As Seen On: