About the author
Sources
Referencias

[1] Melchart D;Linde K;Worku F;Bauer R;Wagner H; Immunomodulation with Echinacea - A systematic review of controlled clinical trials. Phytomedicine : international journal of phytotherapy and phytopharmacology. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23195946/. Publicado en 1994. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[2] Zhai Z;Liu Y;Wu L;Senchina DS;Wurtele ES;Murphy PA;Kohut ML;Cunnick JE; Z. Enhancement of innate and adaptive immune functions by multiple echinacea species. Journal of medicinal food. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17887935/. Publicado en 2007. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[3] Kim HR;Oh SK;Lim W;Lee HK;Moon BI;Seoh JY; H-R. Immune enhancing effects of echinacea purpurea root extract by reducing regulatory T cell number and function. Natural product communications. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24868871/. Publicado en 2014. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[4] Karsch-Völk M;Barrett B;Kiefer D;Bauer R;Ardjomand-Woelkart K;Linde K; M. Echinacea for preventing and treating the common cold. The Cochrane database of systematic reviews. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24554461/. Publicado en 2014. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[5] Liu Q;Chen Y;Shen C;Xiao Y;Wang Y;Liu Z;Liu X; Q. Chicoric acid supplementation prevents systemic inflammation-induced memory impairment and amyloidogenesis via inhibition of NF-ΚB. FASEB journal : official publication of the Federation of American Societies for Experimental Biology. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28003341/. Publicado en 2017. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[6] JB; SMSRSAH. The potential use of Echinacea in acne: Control of Propionibacterium acnes growth and inflammation. Phytotherapy research : PTR. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20830697/. Publicado en 2011. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[7] S; YSRJRPO. Skin improvement and stability of echinacea purpurea dermatological formulations. International journal of cosmetic science. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20384903/. Publicado en 2010. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[8] S; MAVMS. Echinacea purpurea: Pharmacology, phytochemistry and Analysis Methods. Pharmacognosy reviews. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26009695/. Publicado en 2015. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

Back

¿Qué es la equinácea?

Echinacea, o equinácea, es un grupo de plantas con flores, conocidas en todo el mundo y repletas de compuestos activos, de la familia de la margarita, que esconden muchos secretos en sus pétalos de colores vivos. Sigue leyendo para saber por qué la equinácea es tan popular y cómo puede fortalecer el bienestar.

¿Qué es la equinácea?

Echinacea es un género de plantas perennes naturales de ciertas partes de Norteamérica, pero la mayoría de la gente las conoce como un suplemento herbal de venta libre (a menudo en forma de Echinacea purpurea). La popularidad de esta planta se debe a su gran abundancia de compuestos activos y supuesta influencia positiva sobre el bienestar.

• Existen pruebas que indican que este prominente miembro de la familia de la margarita podría influir de forma positiva en la inflamación, los síntomas de la gripe, la cicatrización de heridas, etc.

Pero antes de profundizar en su investigación científica, vamos a conocer mejor esta bonita planta con flores. También llamada flor cónica de la pradera (por la forma de su cabezuela central), la equinácea suele presentar decenas de pétalos de colores intensos alrededor de una cabeza grande en el centro. Esta planta puede alcanzar alturas de hasta 140cm en condiciones adecuadas, pero su tamaño no es la característica que más impresiona.

¿Cómo funciona la echinacea?

Lo más fascinante de la equinácea es su gran colección de antioxidantes. Si observas las flores, hojas y raíces de la echinacea con un microscopio, verás flavonoides, ácido chicórico y ácido rosmarínico. Estos compuestos activos se extraen con mucho cuidado y se venden como suplementos de equinácea.

Aunque el género Echinacea está compuesto de varias especies, las mejores candidatas para estos suplementos herbales son tres: Echinacea purpurea, Echinacea angustifolia y Echinacea pallida. Se cree que este trío de plantas herbáceas con flores son las que contienen las cantidades más abundantes de los compuestos mencionados arriba.

¿Para qué es buena la equinácea?

¿Qué se puede esperar exactamente de estas tres especies y su sofisticada mezcla de antioxidantes? Pues bastantes cosas.

La equinácea y el sistema inmunológico

A pesar de su fama como remedio para combatir los síntomas del resfriado y la gripe, no hay muchos estudios que respalden la influencia de la echinacea sobre el sistema inmunológico. Pero eso no quiere decir que no tenga ninguna, ya que existen varios documentos que describen los supuestos mecanismos de esta planta.

Entre ellos, una revisión sistemática de 1994 de ensayos clínicos controlados, un estudio de 2007 sobre el sistema inmunitario innato y adaptativo, y un análisis de 2014 de los efectos de la hierba sobre la función de las células T [1],[2],[3]. Estos tres estudios sugieren que la equinácea (y en concreto, la E. angustifolia) podría ayudar a modular el sistema inmunológico para mejorar su respuesta.

Pero lo cierto es que estas investigaciones no están exentas de fallos. Muchas de ellas no tienen en cuenta variables como “materiales vegetales, métodos de extracción y adición de otros compuestos”[4].

La equinácea y la inflamación

Ya hemos mencionado que uno de los compuestos activos de la echinacea es el ácido chicórico, un ácido fenólico natural que, según el Laboratorio de Química Alimentaria y Nutrición de China, posee “fuertes propiedades antioxidantes y antiobesidad”[5].

Los investigadores comprobaron que el ácido chicórico extraído de la Echinacea purpurea influyó en los “mediadores inflamatorios y citocinas” en un modelo animal de neuroinflamación inducida. Por desgracia, la neuroinflamación es un síntoma habitual del Alzheimer, que afecta de forma significativa a la función cognitiva.

La equinácea y la piel

Las tinturas y cápsulas de echinacea no son las únicas formas de beneficiarse de sus supuestos efectos potenciadores del bienestar. Una investigación de 2011 destaca una posible ventaja del uso tópico de esta hierba. Según unas pruebas realizadas por la Universidad de British Columbia, la Echinacea purpurea podría reducir la "secreción de cantidades sustanciales de varias citocinas proinflamatorias" prevalentes en casos de acné graves[6].

Un estudio anterior sentó las bases para esta investigación al indicar que las preparaciones "no mostraron signos de irritación en la piel" entre diez voluntarios sanos de 25 a 40 años[7].

¿Qué efectos secundarios tiene la echinacea?

En general, esta hierba se tolera bien[8]. Los efectos negativos más comunes son erupciones cutáneas, congestión nasal, secreción nasal e irritación de la garganta, es decir, los síntomas de una reacción alérgica. Dado que la equinácea es una planta con flores, las personas alérgicas a la ambrosía, las caléndulas y las margaritas también deberán evitar la equinácea.

Y, por supuesto, si tienes dudas sobre el consumo del extracto de echinacea, tanto por vía oral como de forma tópica, deberías consultar con tu médico. Es importante señalar que los posibles efectos secundarios a largo plazo de la equinácea todavía se están investigando.

Cómo consumir equinácea

Teniendo en cuenta la relativa seguridad de los suplementos de calidad, el mejor enfoque para tomar equinácea es seguir las recomendaciones del fabricante. También deberás considerar el método de administración, ya que la influencia de esta hierba variará en consecuencia.

• El extracto de equinácea en polvo seco y las tinturas líquidas se consumen por vía oral, generalmente varias veces al día. Estos suplementos se centran principalmente en el bienestar interno.

• Las cremas de equinácea utilizan la mezcla de antioxidantes de la hierba para influir en la piel. Una vez más, se suelen aplicar varias veces al día, extendiendo la loción con cuidado sobre las zonas afectadas.

¿Qué cantidad de equinácea debo tomar?

Lamentablemente, no existen recomendaciones exactas para dosificar la echinacea, pero eso no significa que no sea buena idea investigar por tu cuenta en función de tus objetivos y de cómo vas a consumirla. Por ejemplo, los extractos administrados por vía oral tendrán unas recomendaciones de dosificación distintas que las cremas.

También es importante mencionar que los extractos de equinácea podrían interferir con otros medicamentos; algo fundamental si padeces un trastorno de la salud subyacente. Como hemos dicho, lo mejor es seguir las instrucciones de los productos y consultar las recomendaciones de su dosificación con un médico.

Equinácea: un suplemento herbal muy versátil

No hay duda de que la equinácea ofrece un gran potencial. Sin duda, su gran atractivo generalizado resulta muy convincente, pero no debemos ignorar la necesidad de realizar ensayos clínicos controlados. Aun así, los resultados provisionales indican que ofrece interacciones prometedoras, que, junto al perfil de efectos secundarios leves de la hierba, la convierten en una excelente aliada para mejorar el bienestar.

Siempre que la consumas de forma lenta y constante, no hay razón para que no experimentes el potencial de bienestar de la equinácea por ti mismo/a. Y, como siempre, compra productos de calidad para asegurarte de que contengan una gran abundancia de los potentes antioxidantes de la planta.

¿Quieres experimentar la gran influencia de la equinácea? Prueba nuestro suplemento CBD Immune Booster, que ofrece una fórmula exclusiva con echinacea. O para saber más sobre los compuestos de la equinácea, consulta nuestra Enciclopedia del CBD.

Author
Luke Sholl

Title/author.

Luke Sholl
Luke es un periodista consolidado, con más de una década de experiencia escribiendo sobre CBD y cannabinoides, y trabaja como redactor principal de Cibdol y otras publicaciones sobre cannabinoides. Muestra un gran compromiso para presentar contenido basado en datos y pruebas, y su fascinación por el CBD también se extiende al fitness, la nutrición y la prevención de enfermedades.
Luke Sholl

Title/author.

Luke Sholl
Luke es un periodista consolidado, con más de una década de experiencia escribiendo sobre CBD y cannabinoides, y trabaja como redactor principal de Cibdol y otras publicaciones sobre cannabinoides. Muestra un gran compromiso para presentar contenido basado en datos y pruebas, y su fascinación por el CBD también se extiende al fitness, la nutrición y la prevención de enfermedades.
Referencias

[1] Melchart D;Linde K;Worku F;Bauer R;Wagner H; Immunomodulation with Echinacea - A systematic review of controlled clinical trials. Phytomedicine : international journal of phytotherapy and phytopharmacology. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23195946/. Publicado en 1994. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[2] Zhai Z;Liu Y;Wu L;Senchina DS;Wurtele ES;Murphy PA;Kohut ML;Cunnick JE; Z. Enhancement of innate and adaptive immune functions by multiple echinacea species. Journal of medicinal food. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17887935/. Publicado en 2007. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[3] Kim HR;Oh SK;Lim W;Lee HK;Moon BI;Seoh JY; H-R. Immune enhancing effects of echinacea purpurea root extract by reducing regulatory T cell number and function. Natural product communications. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24868871/. Publicado en 2014. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[4] Karsch-Völk M;Barrett B;Kiefer D;Bauer R;Ardjomand-Woelkart K;Linde K; M. Echinacea for preventing and treating the common cold. The Cochrane database of systematic reviews. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24554461/. Publicado en 2014. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[5] Liu Q;Chen Y;Shen C;Xiao Y;Wang Y;Liu Z;Liu X; Q. Chicoric acid supplementation prevents systemic inflammation-induced memory impairment and amyloidogenesis via inhibition of NF-ΚB. FASEB journal : official publication of the Federation of American Societies for Experimental Biology. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28003341/. Publicado en 2017. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[6] JB; SMSRSAH. The potential use of Echinacea in acne: Control of Propionibacterium acnes growth and inflammation. Phytotherapy research : PTR. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20830697/. Publicado en 2011. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[7] S; YSRJRPO. Skin improvement and stability of echinacea purpurea dermatological formulations. International journal of cosmetic science. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20384903/. Publicado en 2010. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

[8] S; MAVMS. Echinacea purpurea: Pharmacology, phytochemistry and Analysis Methods. Pharmacognosy reviews. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26009695/. Publicado en 2015. Consultado el 16 de marzo de 2022. [Referencia]

¿Qué producto necesito?
As Seen On: