¿Combate el CBD el síndrome premenstrual (SPM)?

Publicado el:

El SPM puede ser implacable y despiadado

Cambios de humor, calambres, fatiga, irritabilidad y, en algunos casos, depresión; estos síntomas son solo algunos de los que padecen las mujeres durante el ciclo menstrual. El mayor reto que presenta el síndrome premenstrual (SPM) es que no hay dos casos iguales. Aunque existen síntomas generalizados, muchas mujeres experimentan algunos, ninguno, o todos los síntomas mencionados.

La variedad de los posibles síntomas no solo hace que las vidas de millones de mujeres sean una lucha mensual, los médicos también tienen dificultades para proporcionar el tratamiento más adecuado. En lo que respecta a combatir una gran variedad de síntomas, podría ayudar contar con una estrategia más amplia, en lugar de intentar resolver cada caso de forma individual.

Con este fin, muchos cuerpos médicos recomiendan realizar pequeños cambios en la dieta, hacer ejercicio, dormir bien, y terapias de relajación como medios para gestionar o reducir los síntomas del síndrome premenstrual. Pero, ¿qué hay del CBD? Antes de analizar el potencial de este cannabinoide para las mujeres con síndrome premenstrual, es aconsejable entender qué ocurre exactamente en sus cuerpos.

¿Qué es el síndrome premenstrual (SPM)?

El síndrome premenstrual (también conocido como tensión premenstrual, TPM) se produce unos días antes de que la mujer tenga el período. Aunque la causa exacta del síndrome premenstrual sigue siendo desconocida, se cree que se produce por un aumento de los niveles de la hormona progesterona. Los síntomas físicos se pueden manifestar en forma de cansancio, hinchazón, aumento de peso, sensibilidad en los senos, brotes de acné, insomnio y cambios en el apetito.

A nivel psicológico, el SPM es igual de problemático. Es normal experimentar irritabilidad, ansiedad, cambios de humor y depresión, aunque de forma temporal. La mayoría de los síntomas desaparecen completamente al final de la menstruación. Sin embargo, es posible que varíen de un ciclo a otro, y que cambien con la edad. Aunque la variedad de los síntomas describe un panorama muy negro, afortunadamente los síntomas de muchas mujeres son leves y apenas afectan a su vida cotidiana.

En algunos casos aislados, los síntomas del síndrome premenstrual pueden intensificarse, causando molestias debilitantes. Aproximadamente entre un 20% y un 40% de todas las mujeres experimentan síntomas graves, mientras que del 3% al 8% han sido diagnosticadas con graves problemas de salud mental (trastorno disfórico premenstrual, TDPM).

Si sufres de síndrome premenstrual severo, no hace falta que te recordemos lo frustrante que es. Muchas mujeres sienten que pierden el control sobre su cuerpo y sus emociones, agravando aún más lo que ya de por sí es una época difícil. La ausencia de una causa conocida y la falta de investigación científica hacen que el tratamiento del síndrome premenstrual sea todo un reto.

¿Podría ayudar el CBD con el SPM?

Ahora que ya hemos visto los posibles síntomas, es el momento de descubrir qué papel podría desempeñar el CBD según una serie de estudios preliminares. Pero es importante señalar que no se cree que el CBD influya de forma específica en el síndrome premenstrual. En cambio, este cannabinoide podría concentrar sus esfuerzos en los síntomas físicos y emocionales del trastorno. Además, la investigación en este campo sigue siendo muy limitada.

Lamentablemente, tanto la depresión como la ansiedad son dos síntomas psicológicos frecuentemente asociados con el síndrome premenstrual. Los resultados preliminares de ensayos con humanos sobre el trastorno de ansiedad social, indican que el CBD podría tener cierto potencial en este campo, mientras que los estudios con modelos animales indican una acción antidepresiva por parte de este cannabinoide.

Dormir es fundamental para conservar la salud, tanto física como mental. El insomnio que se experimenta durante el SPM pone a la mujer bajo una enorme presión. En un estudio realizado por la Universidad de São Paulo, se administró CBD a ratas para analizar el efecto de este cannabinoide sobre el ciclo sueño-vigilia. Se comprobó que las dosis leves de CBD (10-40mg) aumentaron de forma significativa el porcentaje total de sueño, además de incrementar la agudeza mental durante el día.

Uno de los síntomas más comunes del síndrome premenstrual son los cólicos dolorosos. Según los Pain Research and Management Centers de la Universidad de Utah, el sistema endocannabinoide ha demostrado tener una “importante interrelación con la homeostasis del dolor”. El CBD y el mantenimiento del SEC parecen ir de la mano. Una reseña publicada en Trends In Pharmacological Sciences descubrió que este compuesto podría mejorar la activación de los receptores cannabinoides y favorecer la producción de endocannabinoides beneficiosos.

El tratamiento del SPM sigue siendo muy específico para cada caso

El mero volumen y variedad de los síntomas del SPM significa que no hay un remedio universal. Junto con las prescripciones de antidepresivos, AINES y anticonceptivos hormonales, las mujeres podrían comprobar que unos cambios sencillos en la dieta o el estilo de vida son suficientes para hacer los síntomas del síndrome premenstrual más manejables.

Los estudios preliminares mencionados más arriba parecen indicar que el CBD podría ayudar a la gestión de varios de los síntomas psicológicos y físicos del SPM. Sin embargo, la investigación está en sus comienzos, no solo en relación con el CBD, sino con el SPM en general. Todo tratamiento debe examinarse caso por caso, y como tal, tu médico deberá ser siempre tu primer recurso, tanto si quieres tomar CBD como si no. Dada la relativa seguridad del CBD, una característica corroborada por la OMS, esperamos que en el futuro obtengamos una respuesta definitiva.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?