¿Está permitido viajar con aceite de CBD?

Publicado el:

El mundo está más conectado que nunca, y no solo a través de las redes sociales. Tanto si viajas a nivel internacional como nacional, volar nunca ha sido tan accesible como en la actualidad. La dificultad, sin embargo, es que no todos disfrutan de la experiencia del vuelo. La ansiedad, el dolor de estómago y el estrés son síntomas habituales que experimenta la gente que viaja en avión, y que pueden bastar para que algunas personas eviten viajar en avión por completo.

Afortunadamente, el CBD podría ayudar; pero pone a los viajeros en una situación difícil: las regulaciones en torno al CBD y los viajes aéreos no son claras.

CBD y volar, ¿de qué lado estás?

Si el aceite de CBD se ha convertido en una parte natural de tu vida cotidiana, probablemente te estés planteando llevártelo contigo si vas a hacer un viaje largo. Dado que comprar, vender y consumir es legal (en la mayoría de los países), ¿seguro que transportarlo en avión no será un problema? Bueno, como todas las cosas relacionadas con el CBD, la respuesta es sí y no.

La mayoría de los países todavía no han decidido cómo regular el CBD, y por ello, ha caído en un zona gris que a menudo se mezcla con la marihuana, la "versión psicoactiva" del cáñamo. La mayoría de los aceites de CBD que se producen en Europa se hacen utilizando cáñamo industrial, ya que tiene un contenido de THC inferior al 0,3%, que hace que sean legales y no psicotrópicos. Por desgracia, el estigma injusto relacionado con el CBD y su asociación al cannabis, es lo que confunde a los viajeros frecuentes, y al gobierno. En los Estados Unidos, por ejemplo, el aceite de CBD puede derivarse tanto de la marihuana como del cáñamo, con ciertas excepciones posibles para ambos tipos de productos: complicado, ¿verdad?

Entender la ley federal y las regulaciones de la TSA

Aunque la ley federal en los EE. UU. es, con diferencia, una de las más complejas, al menos en lo que respecta al CBD, Estados Unidos es uno de los pocos lugares en el mundo donde estamos empezando a tener una información clara sobre cómo volar con CBD. La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) es responsable de supervisar toda la seguridad cuando se viaja públicamente en los Estados Unidos. Hasta hace poco, su postura frente al CBD era la de tratar al compuesto de la misma manera que a la marihuana medicinal, a pesar de que ambas sustancias fuesen claramente diferentes. En 2018, la TSA actualizó sus directrices sobre el CBD y declaró lo siguiente:

"Los productos/medicamentos que contienen CBD derivado del cáñamo o que están aprobados por la FDA son legales siempre y cuando se produzcan dentro de las regulaciones definidas por la ley en virtud de la Ley de Mejora de la Agricultura de 2018".

La parte "derivada del cáñamo" de su declaración es crucial. Los productores de renombre también deben analizar sus productos en laboratorios de terceros, lo que te brinda la oportunidad de verificar con precisión lo que contiene el aceite. Mientras el THC permanezca por debajo del 0,3%, se te debe permitir llevar CBD en un vuelo doméstico dentro de los EE.UU.

Las directrices poco claras hacen que los viajes internacionales sean una zona de exclusión aérea para el CBD

El problema con los viajes internacionales es que debes tener en cuenta las leyes del país desde el que vuelas y el país de destino. A pesar de que el CBD derivado del cáñamo está muy aceptado en gran parte de Europa, los EE.UU. y Canadá, cada nación tiene una visión ligeramente diferente del compuesto. Por ello, todos los productos de CBD se encuentran en un crisol de jurisdicciones diferentes, y sin una investigación amplia o un permiso por escrito, los riesgos asociados al llevar CBD en un vuelo superan a los beneficios, al menos por el momento.

Llevar CBD en tu equipaje de mano

Si vas a realizar un vuelo doméstico, tanto en tu país como en los Estados Unidos, hay varios pasos que puedes tomar para que volar con CBD no sea una tarea tan estresante. Al fin y al cabo, en la mayoría de los casos, el compuesto está destinado a aliviar la ansiedad, ¡no a aumentarla!

• Lleva pruebas de que tu CBD procede del cáñamo

Dada la distinción en las pautas entre el CBD derivado del cáñamo y el derivado de la marihuana, es muy recomendable presentar pruebas de que el que llevas en el vuelo es el primero. Los productores de CBD con buena reputación deben asegurarse de que sus productos sean analizados por terceros para garantizar que la proporción de cannabinoides sea correcta. Siempre que te sea posible, lleva contigo una copia de los resultados de las pruebas relacionadas como una forma de probar que tu aceite de CBD es legal, si alguien lo pone en duda. Si no puedes conseguir los resultados de las pruebas, al menos intenta llevar el envase del aceite, ya que ahí también debe estar indicada la cantidad de THC que contiene.

• Entender las regulaciones locales

Si no es un vuelo doméstico dentro de los EE.UU., asegúrate de verificar la postura de tu país frente al CBD. Como hemos señalado, aunque el aceite de CBD puede ser legal para comprar y consumir, puede que no sea adecuado para transportar en un vuelo. Si estás volando dentro de los EE.UU., asegúrate de consultar las regulaciones en los estados entre los que vas a volar. El hecho de que el lugar desde el que vuelas permita llevar aceite de CBD en un vuelo no significa que el estado en el que vas a aterrizar también lo permita: la investigación sobre las regulaciones es crucial.

• El aceite de CBD debe cumplir con las mismas reglas que otros líquidos

Suponiendo que el aceite de CBD esté permitido en tu vuelo, no olvides que debe cumplir con las normas estándar relacionadas con los líquidos. Estas normas varían de un país a otro, pero en la mayoría de los casos, los líquidos deben estar en un recipiente transparente y declarados en la aduana. No intentes ocultar tu aceite de CBD; en lugar de eso, trátalo como cualquier otro líquido que transportarías en un vuelo.

Un apunte final sobre volar con CBD

En la mayoría de las situaciones, la dificultad de llevar CBD en un vuelo probablemente superará cualquier posible beneficio que obtendrás al llevar la sustancia contigo. Las regulaciones en los Estados Unidos son un poco más claras, pero incluso viajar con CBD entre estados puede ser un desafío. Si no puedes estar sin CBD, asegúrate de investigar a fondo las regulaciones aplicables. Siempre puedes ponerte en contacto directamente con la aerolínea o agencia de seguridad para preguntar cuál es su postura respecto a viajar con aceite de CBD, especialmente si no hay información en internet.

Regístrate a nuestro boletín y disfruta y consiga un 10% de descuento en un pedido

¿Qué producto necesito?