What Are The Options For Extracting CBD?

Publicado el:

¿Cuáles son las opciones para extraer CBD?

Para producir productos de CBD, como el aceite de CBD o los cosméticos de CBD, primero se debe extraer el CBD de la materia vegetal que lo contiene. La fuente más abundante de CBD en la actualidad son las flores de cáñamo que se han criado selectivamente para contener cantidades elevadas de este cannabinoide.

Hay muchas formas de extraer CBD del cáñamo, y algunos métodos son más eficientes y seguros que otros. A continuación encontrarás un desglose de algunos de los métodos que se utilizan más habitualmente.

Extracción de CBD con disolvente básico

La extracción con disolventes es una práctica rudimentaria que consiste en coger la materia vegetal descarboxilada y pasar un líquido disolvente a través de ella para eliminar y transportar el contenido de cannabinoides y terpenos del cáñamo. Entre los disolventes habituales se incluyen butano, etanol o hexano. Una vez extraído, el líquido debe evaporarse de manera segura, separando el aceite de CBD.

La ventaja de extraer CBD de esta manera es que es barata y requiere poco material de trabajo. Sin embargo, tiene muchos inconvenientes.

En primer lugar, este método de extracción de CBD puede ser peligroso. Trabajar con estos productos químicos puede causar lesiones si no se utilizan correctamente y son altamente inflamables. Nunca debes llevar a cabo la extracción con disolventes si no lo haces a nivel profesional en un laboratorio apropiado. También existe el riesgo de que, si no se hace correctamente, el aceite pueda contaminarse con el disolvente, lo que es peligroso para el consumidor final.

El segundo gran inconveniente es que este método también elimina de la planta de cosas como ceras, clorofila y otras materias vegetales. Esto da como resultado un aceite de CBD espeso, oscuro, amargo y de baja calidad donde el productor no tiene control sobre el contenido.

Estas razones, en conjunto, hacen que la extracción con disolventes sea inviable para cualquier compañía de CBD que trabaje seriamente y es demasiado peligrosa para realizarla a nivel doméstico.

Extracción de CBD con aceite de oliva

La extracción de CBD con aceite de oliva da la posibilidad de crear tu propio aceite en casa de forma viable. Es seguro siempre y cuando tengas conocimientos básicos de cocina y es bastante fácil de hacer.

En primer lugar, hay que descarboxilar la materia vegetal que vamos a utilizar. Este es el proceso para activar los compuestos a través del calor. Una vez descarboxilada, la materia vegetal se mete en aceite y se calienta durante unas horas. El CBD y el resto de cannabinoides de la planta se unen a las grasas del aceite, creando una infusión. El aceite se puede dejar enfriar y la materia vegetal se puede filtrar, dejando un aceite infusionado de CBD.

Al igual que el método del disolvente, hay muy poco control sobre lo que se extrae. El método de extracción con aceite de oliva también produce un contenido de CBD débil y poco estable en comparación con los métodos más profesionales, lo que lo hace comercialmente inviable, pero es una buena opción doméstica.

Extracción de CBD sin disolventes (a mano)

¿Cómo se hacen los extractos de CBD sin usar disolventes? La respuesta es aplicando calor, presión o fricción. El método para hacer kief de CBD, por ejemplo, emplea la fricción y el agua. Este proceso consiste simplemente en congelar y agitar las pequeñas glándulas de la flor de cáñamo que contienen CBD y condensarlas en un concentrado. Otros métodos, como el de hacer rosin de CBD, implican aplicar calor y presión directamente a la flor de cáñamo para extraer un aceite natural.

Los resultados con estos métodos suelen dar cantidades pequeñas y no son prácticos ni para consumidores ni para productores de CBD.

Extracción de CBD con CO₂ supercrítico

Posiblemente el mejor método para la extracción de CBD, el CO₂ supercrítico, es una forma avanzada y altamente personalizable para obtener lo mejor de la planta de cáñamo. Este es el método que usamos en Cibdol.

En este método, el CO₂ se manipula de tal manera que entra en un estado supercrítico, donde posee cualidades tanto de líquido como de gas. Luego se bombea a través de la flor de cannabis a temperaturas y ángulos múltiples para disolver los terpenos y los cannabinoides en sus varias solubilidades, en un proceso llamado fraccionamiento.

Esto permite la extracción de concentrados limpios y seguros, sin el uso de aditivos suplementarios ni posibles contaminantes. También permite obtener cantidades más elevadas, aprovechando al máximo la planta de cáñamo.

Pero, es un proceso industrial, así que es realmente caro y poco práctico para los productores especializados en CBD.

La extracción con CO₂ permite un mayor nivel de control

La extracción con CO₂ tiene una gran ventaja sobre otros métodos para producir aceite de CBD: a diferencia de otros métodos, el CO₂ supercrítico se puede bombear a través del cáñamo de tal manera que recoge los cannabinoides y otros compuestos que se requieren de forma selectiva, dejando todo lo demás atrás. Gracias a este mayor nivel de control, la extracción con CO₂ se ha convertido en un método líder para producir CBD. Dado que utiliza CO₂ como disolvente, produce un producto final libre de productos químicos y contaminantes.

Cibdol aporta análisis oficiales e independientes

En nuestro esfuerzo de superación en favor de nuestros clientes, Cibdol publica un análisis detallado de cada lote de CBD que producimos, llevado a cabo por una tercera parte independiente. Estos análisis indican los niveles de todos los cannabinoides comunes, lo que te permite poder tomar la mejor decisión con la mayor información posible.

Mantente al día. Inscríbete para recibir nuestro boletín.

¿Qué producto necesito?