8 señales de un aceite de CBD de primera calidad

Publicado el:

A medida que el CBD va ganando popularidad, la tarea de asegurarnos de que el CBD que usamos es de primera calidad y que proviene de fuentes fiables, cobra vital importancia. Dado que últimamente está disponible prácticamente en todas partes, puede resultar difícil distinguir lo bueno de lo malo. Vamos a echar un vistazo a lo que constituye realmente una fuente de CBD buena y fiable.

Aquí tienes 8 señales de un aceite de CBD de primera calidad:

1. Extracción con CO₂ o alcohol

Los mejores aceites de CBD se extraen utilizando disolventes seguros como el CO₂ supercrítico. Nos garantiza que obtendremos un extracto seguro, sin aditivos ni productos químicos adicionales, como suele ocurrir con otros métodos de extracción.

Evita los aceites de CBD hechos con productos químicos como propano, butano, pentano o hexano. Pueden dejar restos de contaminantes peligrosos.

2. Cultivado en zonas sometidas a pruebas de suelo

El cáñamo es una planta "hiperacumuladora". Esta palabra tan sofisticada simplemente significa que el cáñamo absorbe fácilmente todo lo que contiene el suelo en el que crece. Lo que absorbe puede ser bueno, como vitaminas y minerales, o malo, como el plomo, el petróleo o productos químicos tóxicos.

El aceite de CBD más seguro será el que se haya cultivado en una zona donde el gobierno exige que los agricultores tengan los certificados pertinentes, y que sus campos sean controlados con frecuencia, para detectar posibles sustancias tóxicas. El aceite en sí debe ser valorado por un laboratorio acreditado con la norma ISO/IEC 17025:2017. Se comprobará que no contenga pesticidas, metales pesados, bacterias, hongos, residuos de disolventes ni cualquier otra materia extraña.

3. El precio no debería ser tan barato como para no parecer cierto

Los aceites de CBD de primera calidad no son baratos de elaborar, por lo que si el precio es demasiado bajo, es una señal evidente de que se fabricó a partir de materias primas de calidad inferior o contaminadas, disolventes de baja calidad, o que el contenido de CBD puro, si lo tiene, es muy bajo.

No hace falta que compres el producto más caro del mercado para estar seguro. Busca precios razonables y opiniones positivas de clientes.

4. La etiqueta del producto debe indicar la cantidad de CBD

Un buen aceite de CBD fabricado por una empresa de confianza te indicará en la etiqueta cuánto CBD vas a consumir. Comprueba la concentración o la cantidad total de miligramos en el envase. Cuanto más altas sean las cifras, más potente será el producto. Para que se considere efectivo, la botella debe contener entre 250 y 1000mg por frasco de 30ml. Si contiene menos, estarás malgastando el dinero.

5. Transparencia en los resultados de pruebas de aceite de CBD

Antes de comprar aceite de CBD, comprueba que los productos de la marca hayan pasado las pruebas oportunas. Si una empresa es de confianza, publicará sus resultados. La información puede estar en el envase, la caja de envío, en una inserción o publicada en la página web. Si no los encuentras, es hora de empezar a dudar. La mayoría de las empresas con resultados positivos están tan orgullosas de ello que harán que puedas encontrarlos con facilidad.

Los informes de pruebas que puedes ver y verificar son importantes porque indican los niveles de CBD y THC, además de detectar cualquier aditivo perjudicial. Si no consigues encontrar esta información, ten mucho cuidado.

6. Hecho a partir de extractos de “toda la planta”, no de aislados de CBD

Los aceites de CBD elaborados con extractos de toda la planta, también llamados aceites de espectro completo, suelen considerarse de mayor calidad que los que están hechos a partir de aislados de CBD. La idea de un aislamiento suena bien; es CBD puro, pero muchas veces están hechos con materias primas baratas y carecen de otros cannabinoides, flavonoides y terpenos que funcionan en equipo con el CBD para hacer que los aceites de espectro completo sean más efectivos.

7. Contenido de THC inferior a 0,03%

Los aceites de CBD hechos a partir del cáñamo pueden contener trazas de THC, del 0,03% o menos, pero no es una cantidad suficientemente grande como para que te coloques. Sin embargo, un procesamiento de calidad inferior puede aumentar los niveles de THC y crear un efecto psicoactivo, nada agradable para algunas personas. Esto no solamente es un signo de que el producto es de baja calidad, sino que incluso podría hacer que el aceite de CBD sea ilegal en tu lugar de residencia. Comprueba las etiquetas y los informes de laboratorio para ver las cifras exactas antes de elegir un aceite.

8. Sin promesas milagrosas a nivel médico

La investigación, al igual que las experiencias personales, dejan claro que el CBD es un compuesto químico excepcional, pero no está aprobado como un tratamiento médico por ningún organismo gubernamental. Esto significa que está en la misma categoría que las vitaminas y otros suplementos, y ninguna compañía puede afirmar a nivel legal que trata o cura enfermedades. Si el aceite de CBD que estás mirando hace una afirmación como esa, descártalo. Probablemente sean falsas esperanzas.

Cibdol cumple todos los requisitos para un aceite de CBD de primera calidad

Si estás buscando un productor de aceite de CBD fiable, Cibdol cumple todas las características de un proveedor de CBD de confianza, incluyendo un control de calidad estricto desde el campo de cultivo hasta el envase. Obtenido mediante métodos de extracción con CO₂ de última generación, a partir de cáñamo ecológico de máxima calidad, sin organismos modificados genéticamente, fertilizantes químicos, pesticidas, herbicidas ni otros contaminantes tóxicos. Solo vendemos productos de aceite de CBD 100% naturales, con resultados de pruebas de todos los lotes publicados para respaldar cada producto y cada una de nuestros compromisos.

Mantente al día. Inscríbete para recibir nuestro boletín.

¿Qué producto necesito?